Popular channels

La gente es estúpida y dice cosas así

“No soy quién para darte consejos, pero…”



¿Pero me lo vas a dar igual, no? Idiota. La gente que se descalifica de antemano es la que más pretende quela oigas. En el arte de hacer reside la costumbre al comentario del espectador, que observa con una mano dentro del slip, tocándose las bolas y criticándonos como si supiera de lo que habla. El concepto de “crítica constructiva” es una ironía en sí mismo. Nadie que te esté criticando salvajemente puede estar pretendiendo más que verte tirado en el suelo revolcándote en tu propia mierda y lo único que se pretende es demoler.



“¿Ya te vas?”

Si, ya me voy, por eso me paré y me puse el saco. Con tu pregunta me estás obligando a mentir más.

“-Pero, ¿por qué tan temprano?”


Mirá, la realidad es que vine de compromiso, es un día de semana y no tenía ni ganas de verte pero la verdad es que se me habían acabado las excusas como para seguir pateando esta estúpida cena. Pero, como me preguntas esto, me estás forzando a mentirte y a decirte que “sí, nos vamos porque los chicos mañana se tienen que levantar temprano y ya se hizo medio tarde”. Pero en realidad no es por eso.



“¿No comes más?”


No, no como más. Y lo único que te pido es que no me hagas el chiste de: “¿Estaba feo, no? ¿O estaba frío? Jajaja”. Sí estaba frío y feo, por eso no quiero más y te pido que dejes el espectáculo que estás haciendo en frente de toda la mesa y me dejes de molestar con tu comida de mierda. Si quisiera más, me serviría y me ahorraría todo tu show humorístico- gastronómico.



“Nos tenemos que juntar, no puede ser que haya pasado tanto tiempo”


Sí, sí puede ser que haya pasado tanto tiempo, porque fue intencional. No quiero volver a verte, y si de verdad existiera algo entre nosotros no deberíamos estar diciéndonos “Que no se corte” cada vez que tenemos la mala suerte de vernos.







“…Mirá vos”


¿No me estás escuchando, no? No hay frase que devele una dispersión del foco de atención tal como el clásico y estúpido “mirá vos”. Es un mero relleno del silencio que únicamente pretende dar la pauta de que el otro, el receptor de nuestra interesantísima historia, está pensando en que no se depilo las pelotas. Ante un comentario así, uno debe, súbitamente, meter algún suceso random para comprobar que el otro realmente no está prestando atención.

-Bueno y la cuestión es que cuando se estaba haciendo de noche cayó tu mamá y me ofreció un té de vampiro con un tampón usado suyo-.

-Ajá, mirá vos-.



“Yo te avisé”

No, no es que vos me hayas avisado. Lo que pasa es que siempre que te cuento algo, me lo tiras abajo, porque sos un gran trozo de mierda resentida y lo mejor que podés hacer es decirme que nada de lo que propongo va a funcionar. Entonces, claro, si lo único que haces es desarticular desde un comienzo cualquier proposición que hago, es evidente que ALGUNA de todas tus premoniciones apocalípticas y fatalistas se va a cumplir, la concha de tu madre.
0
0
0
0No comments yet