Check the new version here

Popular channels

La historia más triste de un perro jamas contada


Yo siempre quise tener un perro como la gente





Al fin el tiempo y la esperanza me dieron uno





Pero bien mirado es hombre de pocas pulgas





Cimarrón, medio atigrado lo halle perdido en las sierras





temblando de agusanado malo como manga é piedra





Tuve que echarlo enlazado para curarle las bicheras





Y ahí se quedo aquerenciado, compañero de horas lerdas





Trotando bajo el estribo ni calculaba las leguas





Y donde aflojaba cincha, mire... se echaba a cuidar mis prendas.





Que animal capacitado para el trabajo en campo abierto

Había que verlo al Malevo trajinando en un rodeo

¿Yo echar tropilla al corral? Le silbaba entre los dedos





Y embretado en el silbido me los traía sobre el viento





Y era un abrojo prendido a los garrones del trueno





Bueno, la cosa pasó. Yo entre para el casamiento





Hice el horno, la cocina, mi rancho estiró un alero
y en su chucara crinera charqueó el arroró y el beso





Andaba por el guardapatio prendido a la cruz del perro





Le soportaba imprudencias se prestaba a sus juegos

y donde amenazaba caerse se le echaba bajo el cuerpo.





La cosa fue tan de golpe que hasta me parece cuento.
Fue después de un mediodía como para fines de enero





Yo me había echado en el catre para descabezar un sueño





Y derepente aquel grito como de terror ¡ROSENDOOO!





Y ya me pele para el patio manoteando el caronero





Ella estaba contra el horno Tartamudeando en silencio
Tenía el guricito alzado apretado entre su pecho





Y avanzando agazapado como una fiera.......... mi perro





Asomaba unos colmillos como puñales





Y en la brasa de sus ojos se habían quemado los recuerdos





De un salto me le puse en frente le pegue el grito ¡MALEVO!





Le vi saltar una baba ¡Esta rabioso ROSENDO!





No te me acerques hermano. Echa pa tras... echa pa tras ¡¡¡ Fuera perro !!!





De repente me saltó





Sentí como la daga le topaba contra el pecho





Cayó casi sin ruido como una jerga en el suelo





Se arrastró .... lamió mis pies





Movió la cola una vez, dos veces .... y quedó muerto.





No tenía para elegir hermano, estabas enfermo





Fue por el cachorro ¿sabes? que no, no lo hubiera hecho !!





Por eso es que desde entonces no me gusta tener perro





Y cuando voy de a caballo





Me parece que lo veo seguir abajo el estribo





Trote y trote por el tiempo.







El malevo; Poema de O. Rodriguez Castillo



Versión de Argentino Luna


link: https://www.youtube.com/watch?v=BUCUxS6hs2I
0
0
0
0
0No comments yet