Check the new version here

Popular channels

La Ironía de Ser Asesinado Por Tu Propio Invento




En la vida existen las más crueles e irónicas situaciones que nos hacen preguntar si somos parte de un juego macabro que alguien ha diseñado. En un futuro incierto, muchas veces no imaginamos que aquello que nos dio tanto placer en un momento determinado también puede ser parte de las más terribles y atroces consecuencias. Mismas que podrían significar nuestra muerte o simplemente merecer un terrible futuro.

Pensar lo que pasaron los inventores de nuestra realidad contemporánea es extraño, porque no consideramos relevante lo que sufrieron o experimentaron para que ahora disfrutemos algunos de los más cotidianos placeres. Gracias a su sacrificio, disfrutamos de electricidad, automóviles o avances médicos o científicos, pero el proceso para llegar a ese resultado, muchas veces es olvidado.

A algunos de ellos, en un inesperado giro del destino, el invento que les dio gran fama en realidad acabó con sus vidas y nunca disfrutaron de los placeres de la vida después de su gran reconocimiento.

Te presento aquellos descubrimientos o inventos mortales para sus creadores.




Franz Reichelt



Inventor que utilizó su tiempo libre para la creación de un paracaídas que permitiera volar a los pilotos de las aeronaves. Los aviones eran un invento reciente cuando Reichelt trabajaba en su diseño. Su primer experimento lo realizó con maniquíes y todo salió bien, por lo que, para el segundo intento, decidió hacerlo él mismo. Saltó desde la torre Eiffel, con una caída de casi 60 metros. Nunca pudo abrir el paracaídas y cayó en seco sobre el pavimento.




Horace Lawson Hunley



Ayudó en el diseño y construcción de tres submarinos durante la Guerra Civil. Murió cuando el tercero de sus diseños se hundió. Su primer submarino fue hundido a propósito en Nueva Orleans, el segundo en la bahía Mobile en Alabama y cuando inauguró la construcción de su tercer submarino el 15 de octubre de 1863, éste se perdió en las aguas de Charleston con 8 personas. Su submarino fue el primer barco sumergible y desapareció en su primera misión.



Henry Smolinski



Era un ingeniero entrenado que comenzó su proyecto de un auto volador que llevaría al mercado. La compañía Advanced Vehicle Engineers comenzó a construir sus primeros dos prototipos, en los que la cola estaba diseñada para ser removida del carro. Smolinski comenzó la producción del coche pero el 11 de septiembre, cuando iba a probar su vehículo con el piloto Harold Blake, ambos murieron cuando un ala se zafó del auto.



Valerian Abakovsky



El inventor ruso Abakovsky murió cuando su invento, el "Aerowagon", se estrelló. Se trataba de un vagón de ferrocarril de alta velocidad impulsado por un motor de avión y una hélice realizado para transportar a oficiales soviéticos. En una prueba para saber cómo funcionaba, el vagón se descarriló y Abakovsky murió con otras cinco personas.



Perillos de Atenas




Perillos era un forjador de bronce que diseñó el toro de Falaris, un instrumento de ejecución en el que los prisioneros eran encerrados y quemados vivos. Perillos fue el encargado de cumplir la petición del rey Agrakas Falaris, quien era considerado uno de los más crueles y tiranos. Cuando Perillos le enseñó su creación, el tirano lo puso dentro y le prendió fuego.



William Bullock



Inventó la primera imprenta capaz de alimentarse con un rollo de papel a través de un dispositivo rotatorio. Cuando la probó, su pie se enredó en la máquina, dio vuelta en el dispositivo y lo destrozó. Su pie se gangrenó y murió debido a la infección.



0No comments yet