Check the new version here

Popular channels

Lágrimas de mujer? No les creas nada lince!



Lloran. Ellas lloran.

Y cuando ellas lloran nosotros aflojamos. Y las abrazamos y en ese momento somos capaces de hacer cualquier cosa.

Pero nosotros los hombres en realidad no entendemos ese llanto. Ese llanto no es igual al nuestro. 



Ejemplo....

Marcos había tenido un desengaño amoroso muy grande y había sufrido mucho, razón por la cual, cuando luego de un tiempo bastante prolongado comenzó otra relación que para él era importante, intentó tomar ciertos recaudos para no volver a sufrir.

¿Qué hizo? Puso, a pesar de que estaba muy enamorado, cierta distancia entre ellos como para no comprometerse extremadamente y sufrir nuevamente con un desengaño.

Esa distancia consistía en no reconocer el noviazgo como tal, sino como una relación sin mayores compromisos.

Miriam, que así se llamaba su nueva pareja, estaba tan enamorada de él que esta situación ya había comenzado a hacerle daño. Marcos había decidido dar por finalizada su estrategia de poner esa distancia, darle el título oficial de “novia” y decirle que quería compartir con ella el resto de su vida. Lo que no tenía claro era cuando hacerlo, dado que quería que ese momento fuera muy especial.

Un buen día Miriam le dice a Marcos que quiere hablar con él y se encuentran a tomar un café a eso de las siete de la tarde.

-Ya no puedo seguir con esta situación- dice ella mientras rompe en llanto. –Te amo con toda mi alma y no puedo seguir sintiendo esta inseguridad, esta incertidumbre con respecto a vos- Su llanto se hace más intenso.

En resumidas cuentas, Miriam le plantea que no quiere seguir adelante con la relación, aunque se destroce por dentro, porque ella lo ama demasiado y él no le demuestra el mismo sentimiento. Miriam entre llantos y sollozos le hizo saber que no continuaría si él realmente no la amaba ni quería seriamente que fuese su novia “legal”. 




Marcos en ese momento estuvo a punto de abrazarla y decirle todo lo que realmente sentía por ella, pero creyó que luego de tanto tiempo de hacerse el duro no era oportuno blanquear toda la situación a la primera lágrima, motivo por el cual decidió fingir aceptar la decisión de Miriam de separarse. De todas maneras, en breve la llamaría por teléfono para volver a encontrarse y darle a conocer sus verdaderos sentimientos.

A eso de las ocho de la noche, se despidieron y Miriam, sin dejar de llorar, se fue para su casa, mientras Marcos se fue a encontrar con un amigo.

A las diez de la noche Marcos no aguantó más. No tenía sentido prolongar esa agonía. Le dijo a su amigo: -Llevame a la casa de Miriam.

No había motivo para que ella siguiera sufriendo de esa forma. El la amaba e iba a decírselo ya mismo.

Al llegar en el auto con su amigo a la casa de su novia, Marcos ve un muchacho esperando en la puerta del edificio. En ese momento algo, sin saber por qué, le da mala espina.

-Esperemos acá un ratito- le dice a su amigo y se quedan los dos mirando desde la esquina.
-Ese tipo le está esperando a Miriam- agrega Marcos.
-No digas boludeces… ¿Qué te hace pensar eso?
-No sé… no sé… lo presiento.
Pasan como veinte minutos y nada.
-¿Qué carajo estamos esperando? –le pregunta su amigo.
-Ese tipo le está esperando a Miriam –insiste Marcos- Ella tiene la puta costumbre de hacerme esperar como veinte minutos cada vez que la paso a buscar para salir. 

En ese momento se abre la puerta del edificio y aparece Miriam, super producida y muy sonriente. Ella abraza al muchacho y se besan en la boca durante como un minuto que para Marcos fueron como dos o tres horas. Luego, abrazados y sin dejar de sonreír, se dirigen hacia una 4x4 que estaba estacionada a unos metros, se suben y luego de quedarse un ratito besándose y abrazándose, arrancan y se van.

Marcos a esta altura ya era un dibujo. No podía ser cierto lo que acababa de ver. Ella hacía dos horas estaba llorando desconsoladamente por él. No podía ser todo una farsa para dejarlo porque tenía otro tipo.

Evidentemente, sí podía. 







¿Y cómo hizo para llorar de esa forma? No sé, para saber eso hay que ser una mujer. Pero lo peor es que ese llanto no había sido fingido. Lloraba en serio la muy sorete.

Las lágrimas de las mujeres, es como si vinieran de otro lado. No sé de cuál, pero de otro.
Una mujer puede llorar porque la estamos dejando, y al otro día nos deja ella.

¿Pero si ayer estaba llorando porque la dejaba yo? Y… sí… es así.

Una mujer puede estar llorando y mientras todavía le corren las lágrimas por las mejillas, vos le hacés un chiste y se ríen. Se ríen al mismo tiempo que se limpian las lágrimas del llanto, ¿lo podés creer?

Si un hombre tiene un motivo realmente valedero para llorar, no lo haces reír ni en tres días.

Por eso hay que tratar de evitar conmoverse por sus lágrimas.

No viremos totalmente nuestra conducta en determinado momento sólo porque se pusieron a llorar, porque ese llanto no te da la seguridad de nada.

Uno piensa “está llorando por mí… está muerta conmigo”, y a los cinco minutos te dejan. Y vos no entendés nada. La explicación es sencilla: sus lágrimas son diferentes a las nuestras. El mecanismo que les provoca el llanto es diferente al nuestro. En realidad, “ellas” son diferentes a nosotros. Por eso no entendemos muchas cosas. 




Las mujeres no conducen autos en estado “alfa” como los hombres,los hombres en su mayoría (porque también están los que manejan muy mal) conducen mejor que las mujeres porque lo hacen en estado “alfa”. ¿Qué significa esto? Que no están concentrados en la pisada del embrague, los cambios que están haciendo ni la colocación de la luz de giro,los hombres mientras conducen pueden ir hablando con el acompañante o pensando en cualquier otra cosa que no sea el manejo y de todas maneras lo hacen bien, las mujeres no,si van charlando no miran el espejo. Si van pensando en otra cosa, no hacen los cambios y son capaces de ir en segunda veinte cuadras ,,si van hablando por el celular son directamente un arma asesina sobre ruedas.....Así como el mecanismo mental que usan para conducir autos es distinto al de los hombre, también es distinto el mecanismo que utilizan para llorar.

Hoy tal vez te enterás por un amigo que tu ex novia estuvo llorando por vos, entonces la llamás por teléfono y lo más probable es que te sorprenda con una frialdad insuperable, y vos te quedes con el tubo en la mano como un boludo habiendo quemado una ficha y restado puntos si buscas reconciliarte



CONCLUSIÓN





Si llora que llore. Que se deshidrate.

Vas a ver que cuando ve que sus lágrimas no causan el efecto deseado no llora más.

Vos te vas a sentir un hijo de puta.
No te preocupes. Les gustan los hijos de puta



0
0
0
2
0No comments yet