Popular channels

Las heroínas del cine




El cine de acción era un territorio completamente para los hombres hasta entrados los años noventa. Salvo excepciones como la de Sigourney Weaver en los dos primeros Alien, cuesta encontrar películas de género interpretadas por mujeres antes de esa época. Hoy rendimos homenaje a las chicas que cambiaron esta tendencia y demostraron que la acción podía y debía ser también un espacio femenino.





Zhang Ziyi



En el cine de China y Hong Kong, un actor o una actriz tienen que controlar de artes marciales para ascender al estrellato. Y, como demostró en El Tigre y el Dragón, Ziyi tiene lo que hay que tener para poner en apuros a Michelle Yeoh y Chow Yun Fat, dos pesos pesados del género. Y, además, posee una sensibilidad que le permite combinar las joyas con el drama de altura (La Casa de los Cuchillos) o tirarse directamente a la piscina de lo 'autoral' (2046, de Wong Kar Wai) Sin embargo, en Memorias de una Geisha nos dejó a medio camino, como protagonista hollywoodiense.




Michelle Rodriguez



Dejando aparte los estereotipos de Hollywood sobre las mujeres latinas, hay que reconocer que Michelle no sólo tiene buena cintura para las escenas violentas. Si no fuese por su carisma y su simpatía algo andrógina, pese a las curvas, la texana nos resultaría mucho menos convincente como compañera de armas de Milla Jovovich en Resident Evil, como piloto deslenguada (una figura muy cameroniana) en Avatar, como soldado de Batalla Los Ángeles, o como cómplice de Vin Diesel en su saga de Rápidos y Furiosos. En la vida real, además, hace skateboard y es una pianista muy competente. ¿Qué más queremos?



Jamie Lee Curtis



A primera vista, la inclusión de Jamie Lee en esta lista puede parecer fuera de lugar. No anda sobrada de musculatura, raras veces empuña un arma en la pantalla, y tampoco se prodiga en escenas de acción espectaculares. Pero examinemos su carrera y veremos que en ella ha salido victoriosa frente a un psicópata (la saga Halloween), a las actividades ocultas de su marido Schwarzenegger (Mentiras Verdaderas) y a las demencias de Los Enredos de Wanda, filme en el cual repartía más golpes que todo el reparto masculino junto. Si las cualidades de una action girl se miden por su capacidad de supervivencia, ella es de las mejores.



Cynthia Rothrock



Elaborando este informe, me las ví negras para encontrar actrices que, como Gina Carano, puedan mostrar un curriculum solvente como artistas marciales fuera de la pantalla. Pero mis plegarias fueron atendidas: Puede que la carrera dramática de Cynthia se halla limitado a filmes directos a vídeo, telefilmes y clásicos de videoclub, pero esta actriz puede competir con todo un Van Damme en currículum como luchadora. Campeona de karate, taekwondo y kickboxing durante los 80, la Rothrock ha conseguido mantener una carrera estable en el cine de artes marciales asiático, midiéndose con figuras como Yuen Biao y Michelle Yeoh. Si eso no son méritos para aparecer aquí...



Angelina Jolie



Heroina de acción de la nueva generación, Angelina es una de las actrices con más aptitudes para protagonizar filmes de acción: Empuña un arma con soltura, dentro y fuera de la pantalla, y tiene un punto de descaro con el que sólo puede competir la Jovovich. Si bien ha pasado por varios papeles que la han exigido fisicamente y que su sola presencia vale el filme, como en el caso de Salt o Wanted, pero estoy segura qué será más recordada como la inmortal millonaria aventurera arqueóloga, Lara Croft.



Milla Jovovich



Las cosas, como son: Cuando esta ucraniana se pone dramática (échale un vistazo a Stone, si te atreves), no hay por dónde agarrar sus papeles. Pero basta con que la genial Milla se tiña el pelo de naranja, púrpura o rosa y demuestre que puede repartir tanta patada como Bruce Willis, o que empuñe las pistolas de Alice y masacre a las criaturas de la Umbrella Corporation, para recordar que es una de las actrices que mejor maneja las cosas de la acción y las acrobacias, como en la reciente The Musketeers. Para colmo, es una friki confesa, y amante del lanzamiento de cuchillos en la vida real.



Uma Thurman



Damas y caballeros, apártense porque aquí llega La Novia. Una leyenda sobre la carrera de Thurman (no diremos si cierta o no) afirma que esta actriz se luce más, cuando es Quentin Tarantino quien la dirige: La verdad es que, tras hacerle pasar por el mal trago del chutazo de adrenalina en Pulp Fiction con Mia Wallace, el hombre de la gran mandíbula compensó con creces a su musa, regalándole un conjunto amarillo y una katana de Hattori Hanzo para que protagonizase algunas de las escenas de acción mejor filmadas del cine contemporáneo, léase ella sola, contra todo un ejército de brutales asesinos.



Carrie-Anne Moss



La Kate Beckinsale de Underworld, esa Charlize Theron de Aeon Flux y tantas, le deben mucho a la influencia de Carrie-Anne Moss (y de Trinity, su personaje) en las heroínas de acción de los dosmiles fue tan importante como la de Sigourney Weaver y su Ripley en las décadas anteriores. Da igual que su carrera posterior no haya estado a la altura, aunque ahora alterne con Linda Hamilton en la serie Chuck: Nunca olvidaremos el momento en el que ella nos enseñó, patada voladora de grulla, mediante, ¿qué novedad era aquella del tiempo-bala?



Linda Hamilton



Durante los 80 y los 90, sólo una actriz podía disputarle a Sigourney Weaver el título de mujer más aguerrida de Hollywood. Y esa era la (por entonces) esposa de James Cameron: El megalómano canadiense abandonó a toda una Kathryn Bigelow, por la heroína de su saga cyborg. Pero reconozcamos que Sarah Connor era la madre que muchos cinéfilos adolescentes hubiésemos querido tener. Lástima que, tras dos años de relación, Hamilton abandonase a 'Jim' por un técnico de luces de Titanic, precipitándose tras ello al mundo de los telefilmes: Seguramente todavía le quedaba mucho golpe por repartir.



Sigourney Weaver



Toda una señora por porte y crianza, actriz versátil (aunque Hollywood no se acuerde), la gran Sigourney redefinió ella solita el rol de las mujeres en el cine de aventuras con Alien, el Octavo Pasajero (1979), una película que no sólo hizo historia, sino que fue la primera en pasar el test de Bechdel sobre el machismo en el cine. Para colmo, Aliens: El Regreso le granjeó una nominación al Oscar inesperada, por su condición de heroína de acción y por la índole fantástica del filme. Sobre Alien 3 y Alien: Resurrección procurare hablar poco, porque para gustos los colores, pero digamos que, con xenomorfos o sin ellos, sus papeles en filmes como Gorilas en la Niebla o Avatar, nos dan ganas de tenerla a nuestro lado cuando las cosas se ponen feas.

0
0
0
0No comments yet