Check the new version here

Popular channels

Legalizacion en Colombia

Apoyar la legalización de la droga en Colombia es apoyar la paz y el futuro de Colombia.

Según un estudio de la Universidad de Princeton realizado en el 2010, la legalización unilateral de las drogas en Colombia implicaría 5.000 homicidios menos por año en el país. También ahorraríamos aproximadamente 7 mil millones dólares al año, suma que dilapidamos anualmente en el fallido intento de erradicar la producción, comercialización y consumo de drogas. Tal como lo explico en una entrevista, esto no es una cifra despreciable para el gobierno colombiano, que gasta una mayor proporción del PIB en sus fuerzas armadas que el Reino Unido — a pesar de que nosotros no hemos desplegado tropas en Irak, Afganistán o Libia (en el 2009, fue del 3,9 por ciento versus 2,6 por ciento).

Cualquier intento por prohibir el consumo de ciertas sustancias no es solamente arbitrario- ¿por qué prohibir el consumo de la marihuana y no el del alcohol?- sino que usualmente trae terribles consecuencias imprevistas.

En Colombia hemos vivido una larga serie de batallas contra distintos carteles de droga y grupos armados financiados con el narcotráfico. El país ha sufrido la muerte de 450.000 ciudadanos y el desplazamiento de 4 millones más. La guerra ha condenado a millones más a la pobreza durante décadas. El éxito en la lucha contra el narcotráfico, sin embargo, es precario en el mejor de los casos: en Colombia, los cultivos de cocaína disminuyen un año sólo para aumentar al siguiente. En Estados Unidos y Europa, el precio de la cocaína ha disminuido y la pureza de la droga ha incrementado. Los 14 mil millones de pesos de nuestros impuestos que se gastan anualmente en combatir la producción (ver cifras del PIB) parecen evaporarse en una nube de glifosato y no son gastados en lo que más necesitamos: infraestructura, educación y el fomento del emprendimiento con una carga tributaria menor.

Nosotros podemos superar el problema de la droga con una solución tan simple como obvia: legalizándola. La legalización, al eliminar el elemento criminal del negocio, bajaría los índices de homicidios y de desplazamiento de manera abrumadora. Los beneficios de la legalización serían mayores que los costos, así aumente el consumo de la droga, lo cual no es inevitable: más dinero de nuestros impuestos estaría disponible para financiar la educación y la infraestructura del país; habría más oportunidades para los jóvenes y sería más fácil para ellos optar por un camino que no sea el del bajo mundo de la ilegalidad y las mafias; la contrarreforma agraria llevada a cabo por los grupos financiados por el narcotráfico cesaría; y la cifra de 450.000 colombianos muertos por el narcotráfico se quedaría, por fin, congelada.

Apoyar la legalización es apoyar la paz y el futuro de Colombia.

0
0
0
0No comments yet