Check the new version here

Popular channels

Les gusta el CoD.Los lleva a una guerra



Sus hijos estaban obsesionados con 'Call of Duty'. Los lleva a una guerra de verdad .____.
Con 10 y 11 años han estado en Siria y en campos de refugiados para ver que lo que es realmente una guerra

Los videojuegos forman parte de la rutina de cualquier chaval. A Frank y Leo, dos hermanos, les apasionaba la idea de poder jugar al Call of Duty. A su padre, Carl-Magnus Helgegren, no le hacía tanta ilusión. Ante la obsesión que mostraban sus hijos por este nuevo juego lleno de armas, sangre y muerte decidió llevarlos a un lugar donde la realidad fuera así.
Durante 10 días estuvieron en Israel y Siria y en un campo de refugiados para que se dieran cuenta de qué es realmente una guerra.

Los dos hermanos con soldados israelíes –@cmhelg


Lo que no se ve en los videojuegos –@cmhelg

Carl-Magnus es profesor de universidad y periodista freelance durante 12 años y ha cubierto conflictos en Oriente Medio. Conocía la realidad de una guerra y quería que sus hijos también lo hicieran. El viaje lo hizo con el consentimiento de su ex mujer que, según explica Carl-Magnus en Daily Mail, preguntó si el viaje sería seguro.
Lo llevaron a cabo en abril y los chavales pudieron ver de primera mano qué ocurre. Conocieron a niños palestinos más o menos de su edad que por culpa de una bala habían quedado discapacitados. O vieron qué era vivir sin agua.

Frank en el campo de refugiados de Shuafat, cerca del muro. A 10 metros hay un colegio –@cmhelg

Pasearon por un campo de refugiados en Shuafat viendo que la guerra afecta a madres, padres, hermanas o hermanos
Lo que pretendía con este viaje era que vieran las consecuencias de una guerra, unas consecuencias que en los videojuegos no explican. 

Hicieron una apuesta, si después del viaje seguían queriendo el juego él se lo compraría. Frank y Leo, de vuelta a casa, ya no lo quisieron
Habían visto qué era jugar a una "guerra de verdad" y no les gustó nada. 


Carl-Magnus con sus dos hijos –@cmhelg

Muchos han criticado la acción de Carl-Magnus que explica que fueron en abril, cuando las ofensivas no eran tan peligrosas como en las últimas semanas y queen ningún momento sus hijos corrieron peligro.
Unos hijos que pasaron de querer un juego a preguntarle a su padre todo lo que ha ido ocurriendo en las últimas ofensivas. Sabían que en juego estaba la vida de muchas personas.

Leo en Merkava, a 60 kilómetros de Damasco –@cmhelg

En relación a los juegos, dice, en The Local, que no son malos pero en Suecia y en Europa son unos privilegiados por los derechos que tienen y depende de los padres educar correctamente a sus hijos y que no sean unos zombies de los videojuegos.


¿Qué opinión se merece la actuación de este padre?


Si te gustó deja puntos y comenta para hacer posts mejores ._.




0
0
0
0No comments yet