About Taringa!

Popular channels

Los 10 juegos mas desastrosos de la PC MASTER RACE



Para echarse a llorar es lo que acaba de ocurrir en PC con el esperadísimo Batman Arkham Knight, precisamente el motor de toda esta galería y uno de los casos más sangrantes que se recuerdan, hasta el punto de haber sido retirado de Steam, no disponible a la venta mientras en PS4 se ve de lujo. Framerate capado a 30 cuando el benchmark lo colocaba a 60 estables, peores efectos de lluvia o texturizado, configuraciones de rendimiento que se quedan en bajo y medio, tarjetas de alta gama que no lo mueven bien... Un verdadero desastre que no hace honor al juego ni al personaje, y que ha puesto la cara colorada a Rocksteady y Warner Bros Games con su acabado y mal planteamiento para el port a la Master Race. Éste ha estado en manos del mismo equipo que llevó Borderlands 2 a PlayStation Vita, lo que parece ser un reducido grupo de 12 programadores desganados picando código.




Uno de los grandes exponentes de ports a PC realmente penosos. Grand Theft Auto IV era un gran juego originalmente en consolas y que en su versión de ordenador llegó con más errores, bugs y fallos de arranque de lo que cualquier pecero podía tolerar. Steam inició una campaña de devolución del dinero a miles de usuarios indignados y que se sentían totalmente estafados, campaña que duró bastante hasta que empezaron a aterrizar diversos parches de urgencia para hacerlo funcionar, que tampoco lo hicieron del todo estable y pleno. Y es que el mítico error RMN40 que te cerraba todo del tirón o los problemas de texturas corruptas hacían inaguantables las partidas, con muy mal rendimiento tuviéramos el equipo que tuviéramos. Entre este port y el dichoso primo Roman... vaya regalito.





Otro gran título que se une a la lista de desastres peceros. From Software brilló a todas las luces en consolas con su RPG de acción y mucho sufrimiento por su característica dificultad endiablada. Sin embargo, en la versión de ordenador de Dark Souls, el sufrimiento del jugador no solo venía por el impresionante reto y desafío al que nos enfrentábamos, sino porque el juego estaba francamente mal llevado a esta plataforma, con una resolución por debajo de los estándares que tuvo que acabar arreglando un modder a los pocos días, bugs por doquier, y otra serie se baratijas que demostraban que Bandai Namco no había invertido mucho dinero en esta edición segundona. Producto de las prisas y falta de recursos en hacer un port a la altura del juego.




El desparrame pectoral y de bajos instintos de Dead or Alive no supo llegar a PC como se esperaba. El port técnicamente tenía algunas carencias y prácticamente ningún aliciente sobre la edición original de consolas. Pero la principal vergüenza del producto de Team Ninja en ordenadores, más allá del trato ridiculizado y de polémico puntito machista que se da a las luchadoras, venía con la eliminación total de las modalidades online. Es decir, caparon uno de las principales formatos de juego multijugador y se quedaron tan anchos. Resident Evil Revelations 2 y otros también se las han visto con eliminaciones de este calibre, pero se han acabado arreglando.




Y viajamos al mundo exterior de Mortal Kombat X, sin duda el port de ordenador ejecutó un buen Fatality a todos los usuarios que ansiaban el título más gore y sangriento de Ed Boon. Desde el consumo desorbitado de la CPU, un lag digno de estudio, crasheaba en los momentos más inoportunos, caídas de frames importantes, la conexión en línea fallaba... un elenco de bugs que crucificó a Hight Voltage Studios y coronó a MKX PC como la peor de sus conversiones. Si Shao Kahn levantara la cabeza iba a poner orden aquí...




Vivimos una era especialmente interesante en esto de los videojuegos. Las revisiones y los refritos HD de títulos del pasado están a la orden del día. Incluso vemos ediciones remasterizadas de juegos de hace un par de temporadas. Lo poco lógico, por no decir contradictorio, es que un juego llegue de consolas a PC y lo haga con una versión deficiente incluso en los equipos más altos. Que se lo digan a Capcom con Resident Evil 4. Hablamos de la primera versión, no de la edición que remasteriza la remasterización. El juego se lanzó en origen tomando como base la versión de PS2, algo peor que la versión principal de Gamecube, y no se potenció nada visualmente pese a la gran diferencia de hardware. Otros problemas afearon esta adaptación de uno de los más grandes títulos de acción.




El cachondeo con los innumerables bugs y rarezas técnicas de Assassin's Creed Unity fueron una de las comidillas en la industria del videojuego el pasado otoño. Pero el verdadero problema vino en que la versión de PC salió todavía peor parada que la de consolas, con un framerate igual de inestable, con trucos gráficos en tarjetas NVIDIA que acabaron exagerando la vida y formas de la París revolucionaria, y con todavía más glitches y destrozos que los que vimos en PS4 y Xbox One. Jamás nos olvidaremos de aquel Arno dado la vuelta, con los ojos y la boca incrustados en un vacío que hacía de cabeza o con el pelo enmarañado y faldas deshechas de su compañera y amiga Elise. Todo eso visto solo en PC, donde a veces la partida se desconectaba y nos tiraba fuera del juego, o se caían constantemente los servidores del online. Una delicia francesa.




Desde CoD 4, el primer Modern Warfare, hasta el Advanced Warfare del año pasado, la trayectoria de Call of Duty en sus versiones de ordenador ha sido realmente bochornosa. Los peceros han tenido que sufrir capítulo tras capítulo de Infinity Ward y Treyarch ports que para nada estaban al nivel de las ediciones de consolas, técnicamente muy potables y desde luego totalmente estables. Y como mejor ejemplo de cutre-port recordado, Modern Warfare 2. Errores de desconexión, servidores parpadeantes, detalles visuales de los juegos de hace más de una década... Los usuarios de compatible no merecían este trato, por mucho que odien Call of Duty y prefieran otros FPS. Pero, conscientes de todo esto, ya el año pasado Sledgehammer hizo un mejor trabajo de optimización y rendimiento, mérito que se repetirá en Black Ops III este otoño, muy atento a ganarse de nuevo a la comunidad pecera que una vez tanto lo respaldó.




No son muchos los casos de ports a PC que consideramos desastrosos por descuidar el control. Es lo que pasó con el primer Borderlands, que llegó a compatibles sin posibilidad de jugar con teclado y ratón, obligatoriamente con mando. Toma ya, no conocemos caso igual, y desde luego fue un auténtico torbellino de críticas que Gearbox, sus creadores, tuvieron que paliar con un parche temprano que arreglara aquel despiste. Además de esto, el juego no funcionaba del todo bien en su primera versión y había zonas con tiempos de carga incluso superiores a los de consola, moviéndose en general en máquinas más potentes.




En la liga de los sandboxes en PC hemos visto muchas rarezas, pero ninguna como la de Saints Row 2, que se une a GTA IV en cuanto a juegos del género mal adaptados. Para empezar, estaba el control, desastroso con teclado y ratón ya que el mapeado de teclas y la respuesta en ocasiones ni funcionaba. A esto se unía un apartado gráfico en muchos términos por debajo de la versión de consola, conformista siendo benévolos en la calificación. Problemas con el sonido, desconexiones del juego, bugs... Una joya, vamos.
6Comments
      GIF