Check the new version here

Popular channels

Los emprendedores 2.0

Cuando yo era chica, el negocio del momento era poner una remisería. Todos querían hacerse millonarios con un fiat duna blanco y una corbata berreta color bordó.

Un año después, el hit eran los parripollos y los tenedores libres que ofrecían cordilleras de camarones y helado sintético por ocho pesos el cubierto. Después fueron los maxikioscos o polirubros, más adelante los negocios “Todo x $2″, los desayunos delivery (que todavía la siguen remando con esas pastafrolas ratonas y duras a las que llaman “delicatessen”) y hasta hace poco los restaurantes de sushi de medio pelo.

Hoy, paralelamente al ocaso del sushi hay otro negocio que amenaza con transformarse en el nuevo boom del verano. La última receta para ser millonario es ser “emprendedor 2.0″



Por desgracia, el término “emprendedor” es tan amplio que cobija, sin querer, un montón de acepciones. No es extraño, entonces, que gran cantidad de payasos y oportunistas se aprovechen de esta vaguedad semántica para colarse por las hendijas de este maltratado y novedoso rubro virtual.

¿Con esto qué quiero decir? Que hay mucha gente trabajadora, creativa, respetable que puede definirse, si quiere, como “emprendedor”, pero que por cada uno de ellos, hay 115 parásitos monocordes y charlatanes tratando de pegarse al boom 2.0 de la web sin hacer otra cosa que chuparle las medias a otros emprendedores, copiar artículos de microsiervos y sacarse un avatar en Second Life.

A pesar de que muchos superaron los treinta años, es muy común encontrar a estos mamarrachos en bar de moda, jugando a Hewlett Packard con un amiguito, diciendo mucho mucho “viral”, mucho “branding”, mucho “share”, mucho “podcast”, mucho “mashup” mientras hablan de redes sociales y manosean un blackberry hasta borrarle los numeritos.

Se abren un blog sobre -supongamos- medios digitales, seguridad informática, nuevas tendencias de diseño, y se autoproclaman CEO (Chief executive officer). Si son menos desvergonzados, (porque decir que sos CEO de un blog es como decir que sos vicepresidente de un kiosco) hacen un clon de Flickr, de Menéame, de bloglines, de Alianzo, y lo cuentan como si fueran los creadores originales de los misiles teledirigidos o la penicilina:

“Es un concepto muy novedoso. El usuario sube sus fotos, las organiza, las separa por álbums, y a su vez puede buscar en una comunidad de fotos otros usuarios o imágenes definidas por títulos o tags. Se llama Plickr y es un emprendimiento 100% argentino”.

No importa que tengan siete visitas o usuarios y que todos lo sepamos. Los mamarrachos 2.0 igual van a todos los eventos de blogs a garronear biromes de alguna promoción, mandan mensajitos a twitter, se sacan una cuenta en haiku, facebook, linkedin, google analytics, wordpress, flickr, delicious, menéame, google webmaster tools y en blogger y listo. Ya son “emprendedores 2.0″. Entrepeneurs. Empresarios.

No se presentan más como “Daniel, empleado municipal”, “Jorge, abogado laboral”, “Graciela, secretaria administrativa”, “Romina, estudiante de periodismo deportivo”.Ya no. Ahora son emprendedores, o sea, empezadores. Aunque no sepan lo que es el monotributo, piensen que el IVA es algo que paga la soja y que esos negocios/alianzas/proyectos de los que hablan todo el tiempo no existan más que en el tablero del Monopoly o en tu afectada imaginación. ¡Son como los invitados de Mirtha Legrand: “Daniel. Abogado. Emprendedor. Periodista. Blogger”!

Estos mamarrachos con delirio de Emperador de las redes sociales, son a internet lo que los eventeros son a la farándula argentina. No hacen nada concreto más que mostrar su notebook (si es mac, mejor), escribirse idioteces en el funwall de facebook, opinar gansadas sobre la muerte del papel y la blogósfera, o las tendencias de los nuevos medios digitales, la ética del marketing online y otras temáticas onanistas que circulan como un perro que se muerde la cola por internet.

Pero no producen contenidos de ningún tipo. Como mucho dan tu opinión (inexperta, no calificada, cansina, de rebaño) sobre el tema del momento (el canon, second life, el marketing viral), pero sin aportar nada nuevo al medio. No encuentran en las redes o en un blog una herramienta para publicar su trabajo. Sino que encuentran en las redes o en los blogs, la excusa para jugar a que tienen una empresa o una opinión.

Previsiblemente, yo –que no tengo paciencia, ni tolerancia, ni paz- los detesto. ¡Estoy harta de esta proliferación descomunal, micótica, peligrosa y desopilante de CEOs de blogs de ocho visitas! ¡El término “emprendedor” me tiene las pelotas llenas! ¡Si escucho otro vago presentarse como emprendedor soy capaz de seguirlo por la autopista a 200 km por hora hasta hacerlo volcar en la banquina! ¡No voy a poder evitarlo! ¡Estoy harta de soportar a estos delirantes hablando de sus consultoras, empresas, proyectos! ¡Me hacen acordar al chiflado de los simpsons que decía que era Michael Jackson, sentado en un loquero, atadito con una camisa de fuerza!

Es hora de que paremos con toda esta locura. Alguien tiene que restablecer los límites de la “profesión” de emprendedor, que se está muriendo antes de nacer por culpa de estos rateros ignotos y analfabetos que quieren hacerse ricos con un clon de del.icio.us. Es hora de que cuando nos digan que son CEO y FOUNDER de un blog de cinco lectores nos caigamos de la silla a carcajadas hasta que venga una ambulancia a inyectarnos un calmante. Es hora de que se vayan a laburar.

Ya basta. Serán bloggers, aficionados a la tecnología, admiradores de las redes sociales, usuarios de Linkedin pero no son CEO, ni empresarios, ni emprendedores, ni nada. Tienen cinco lectores y lo único que hacen es mirar fijo Technorati a ver si alguien los linkeo. Google Analytics no es la bolsa de valores. No van a entrar dos millones de visitas. Ya terminenla.

¡EMPRENDEDOR NO ES UN TRABAJO NI UNA CARRERA NI NADA! ¡ES UN INVENTO DE VAGOS PARA PODER SATISFACER SUS SUEÑOS FRUSTRADOS DE HACKER DE LOS 80! ¡Son como el hermano de Susana Giménez de la blogósfera (Usar la palabra “blogósfera” ya es, a mi entender, algo horrible)! ¡Lo que los participantes de Gran Hermano al mundo del entretenimiento! ¡Ustedes van a los eventos de gente que produce cosas pero no hacen nada! ¡Nadie sabe de qué trabajan, ni sus propias familias!

Les aviso que estoy dispuesta a todo. Que voy a perseguirlos con su ranking Alexa para denunciar que son CEO de sitios con ranking 2,900,000, que voy a concientizar a todos los bloggers para que los acusen de farsantes y delirantes, que los voy a hacer internar junto con otros locos que aseguran ser Franco Macri, el Sultán de Brunei y Donald Trump. Y van a ver, van a ver como dentro de unos meses se acaba todo este delirio, vuelven las remiserías y los parripollos, y por fin yo me puedo relajar. Porque pelear es humano, pero odiar, odiar es divino.

Publicado por Carolina Aguirre
Fuente
0
0
0
0
0No comments yet