Check the new version here

Popular channels

Los Tres Chiflados (La Película) Críticas

Título original
The Three Stooges
Año:
2012
Duración:
92 min.
País:
Estados Unidos Estados Unidos
Director:
Peter Farrelly, Robert Farrelly (AKA Bobby Farrelly)
Guión:
Peter Farrelly, Robert Farrelly (AKA Bobby Farrelly)




Música:
John Debney
Fotografía:
Matthew F. Leonetti
Reparto:
Sean Hayes, Will Sasso, Chris Diamantopoulos, Sofia Vergara, Craig Bierko, Larry David, Jane Lynch, Jennifer Hudson, Stephen Collins, Carly Craig, Kate Upton
Productora:
20th Century Fox / C3 Entertainment Inc. / Conundrum Entertainment
Género:
Comedia | Película de episodios
Web oficial:
http://www.threestooges.com/
Sinopsis:
Tras ser abandonados en la puerta de un orfanato dirigido por monjas, Moe, Larry y Curly crecen hasta alcanzar un nivel increíble de estupidez. Empeñados en salvar el hogar de su infancia, se ven implicados en una descabellada trama criminal. Al mismo tiempo, por pura casualidad, consiguen papeles estelares en un reality show de gran éxito. Inspirada en la famosa serie de cortos de la Columbia Pictures. (FILMAFFINITY)

Críticas:

"Para los Farrelly, 'The Three Stooges' es un trabajo de amor. Para los no-creyentes, es simplemente un trabajo (...) Puntuación: ★★ (sobre 4)" 
Peter Travers: Rolling Stone 
"Se pensaría que después de un cuarto de siglo en desarrollo en cuatro estudios diferentes, alguien habría averiguado como hacer una película divertida sobre Los Tres Chiflados (...) Puntuación: ★½ (sobre 4)" 
Lou Lumenick: New York Post 
"Las referencias a la cultura pop se entremezclan con la icónica estupidez del trío chiflado y el resultado es una película con algunas grandes carcajadas, llena de corazón y horribles peinados (...) Puntuación: ★★★ (sobre 4)" 
Claudia Puig: USA Today 
"Me complace informar de que la película está lejos del desastre - en una docena o más de ocasiones, es incluso divertida (...) Puntuación: ★★½ (sobre 4)" 
Wesley Morris: Boston Globe 
"No me reí demasiado (...) Puntuación: ★★½ (sobre 4)" 
Roger Ebert: Chicago Sun-Times 
"Irregular además de anómala, pero nunca despreciable, se desmonta por sí misma" 
Javier Ocaña: Diario El País 
"Hora y media de incesante, genuino slapstick (...) Muy recomendable. (...) Puntuación: ★★★★ (sobre 4)" 
Jordi Batlle Caminal: Diario La Vanguardia 
"La mejor película de los hermanos Farrelly en bastantes años (...) han recuperado el instinto que los hizo grandes (...) Puntuación: ★★★½ (sobre 5)" 

Me hizo rememorar los viejos tiempos



Cuando era pequeño no me perdía ninguna mañana-mediodía el show de este histórico trío del humor, y gracias a los hermanos Farrelly he revivido mis momentos de infancia, pues la recreación de los originales está muy bien hecha, con un casting excelente y todos los detalles reproducidos con gran similitud y maestría. Parece que los tres chiflados hubiesen revivido para contemplar el siglo XXI con los ojos de antaño. Notable trabajo de los actores para emular a sus predecesores, se nota que se estudiaron bien los papeles, y se agradece el haber contratado personas tan parecidas física y gestualmente, aunque no sean caras conocidas, en detrimento de gente más famosa pero quizá no tan acertada. Creo que la nota tan baja de esta película se debe a la ignorancia, gente que no sabe quién demonios eran los tres chiflados, y que por lo tanto critica la cinta desde el punto de vista de las comedias actuales, sin darse cuenta de lo bien que están hechas las caracterizaciones y situaciones, para deleitar a los que recordamos con nostalgia a los buenos Moe, Larry y Curly. Hasta la melodía original suena de vez en cuando, en esta versión a color de esos genios del humor. Conozco gente que no ha parado de reírse a carcajadas viendo la película, pero luego dicen que era una mierda, ¡vaya contradicción! ¿Entonces por qué se reían tanto? Pues por las burradas que hacían y los mamporros que se daban, contestan. Y digo yo, ¿no era esa la finalidad de la película? Entonces de mierda nada; sería mala si solo provocaría bostezos, porque las comedias son para reír y punto, por muy tonto y simple que sea el humor.



Imposibilidades, homenajes y reformulaciones (II)



Cuando se anunció el remake de la mítica e inolvidable serie de cortometrajes (y algo desconocida en nuestro país) de “Los tres chiflados” con la presencia de Jim Carrey, Sean Penn y Benicio Del Toro, la curiosidad invadió al gran público. Finalmente se cayeron del proyecto de los Farrelly como piezas de dominó y el resultado final ha sido una cinta que ha cumplido mínimamente en taquilla pero que ha sido descuartizada por crítica y público: demasiado infantil para unos, demasiado idiota e irritante para otros… 

Realmente “Los tres chiflados” de Peter Farrelly y Robert Farrelly tiene un interés como experimento sociológico (Mercedes Milá dixit) y cinematográfico. Lo viejos patrones de la comedia clásica y sobre todo el slapstick que formularon los originarios Moe, Larry y Curly ya no funciona en cánones actuales. Lo curioso es que han sido los autores de una de las películas que cambió el rumbo de la comedia mainstream norteamericana en revelarlo. “Algo pasa con Mary” recicló las comedias y groseras de adolescentes de los 80 y se recreó en su R-Rated para sacar los colores a un público adulto general. Vivimos en un mundo cómico-cinematográfico actual dominado por la filosofía de “Torrente”, “Jackass”, resacones de Todd Phillips, spoof movie que se mueve en la onda “Scary Movie” o Razzie de Aaron Seltzer y Jason Friedberg y la comedia ‘Apatow’ se confirman tanto por público y crítica. “Los tres chiflados” y sus sketches formulados sobre golpes, caídas, piquetes de ojos y efectos de sonido desde luego no encajan en los márgenes actuales de la comedia para adultos. 

Este año hemos visto que “Infiltrados en clase” reenfocaba correctamente la nostalgia y el remake reconstruyendo sus clichés y que los personajes de “American Pie” han ‘crecido’. “Ted” de Seth MacFarlane planteaba la imposibilidad del homenaje utilizando los patrones de la animación en un mundo real bajo el trazo del humor zafio. Todo cambia… incluido el humor, parecía decirnos… Pero el filme de los hermanos Farrelly se niega a cambiar y es fiel a su estilo original cartoon y a las sobredosis de pantomimas y payasadas que antaño funcionaban. Ya no. Tal vez sea el motivo por el que los directores de “Yo, yo mismo e Irene” integran a uno de sus personajes dentro un popular reality de la MTV, utilizan una secuencia dramática como casting para el mismo show y se permiten finalizar con un genial epílogo donde ‘los propios directores’ se dirigen a ese idiotizado público infantil para mostrarles el truco del invento. La verdad y truco es que “Los tres chiflados” no es tan estúpida como el público general y la crítica norteamericana piensan.



Es para Niños



Al principio me dio como vergüenza ajena. Luego empezaron los slapsticks y me reí un poco. La historia es un tópico repetido un millón de veces, aunque puede que haya sido intencional. La historia sigue luego y de pronto me recordaba a las peores películas de Leslie Nielsen, como Mr. Magoo. Me reí otra vez con los slapsticks, pero en general esperaba reírme más. Al final, me reí otra vez con el "cameo" de los Hnos. Farrelly, y ellos mismos dan a entender que es una película para niños, y eso como que me cambió la perspectiva, porque precisamente yo los vi de niño y siempre a esa edad te hace gracia ver a tres tipos dándose golpes entre sí, de igual forma como ver un teatro de títeres. Supongo que los Farrely querían presentarlos a la nueva generación de enanos.



Podrán imitarlos...nunca igualarlos



Si le pongo ese título a la crítica es porque es verdad. Tengo 23 años y he crecido con los slapsticks de estos tres grandes de la comedia (aun hoy me rio con ellos en las mañanas). Cuando me entere que iba a salir la película pense "solo espero y no tiren por la borda el gran legado cómico que nos dejaron".

Bueno, recién llego de verla en el cine, y mi veredicto es...buena, pero hasta ahí.

Si algo que realmente aprecio de los Hermanos Farrelly es que no trajeron actores conocidos para encarnar a Moe Larry y Curly (fue casi un hecho que los actores iban a ser Jim Carrey, Sean Penn y Benicio Del Toro), sino que agarron actores desconocidos para el publico, pero similares fisicamente para dar vida al trio cómico.

En cuanto a la trama es bastante infantil, y es mas de un momento roza la exageración, pero gracias a los ya legendarios slapsticks que tanto recordamos, y que suenan igualito en el film, nos olvidamos de eso, y nos dedidcamos a reirnos mucho aunque sea el tiempo suficiente para olvidar el argumento y a los demás actores.

En resumen...si creciste con los cortos de poco menos de 20 minutos en blanco y negro, a lo mejor vas a quedar con un sabor un poco agridulce de boca, pero no tanto, porque te aseguro que vas a soltar mas de una buena carcajada, aun cuando es bien sabido que el original siempre es el mejor.



Los tres idiotas



La carrera de los hermanos Farrelly llevaba un tiempo bastante muerta, pero la cinta que aquí nos ocupa es ya el remate final a una carrera irregular que ha tenido más momentos bajos (Amor en juego, Amor Ciego, Pegado a tu...), que altos (Algo pasa con Mary, Vaya par de idiotas...). Los otrora taquilleros hermanos han adaptado al cine los sketches de 'Los tres chiflados' que tanto hicieron reír a los americanos hace unas décadas, pero lo han hecho sin ninguna gracia, dirigiendo una cinta irritante que ha sacado lo peor de mí.

Si creían que ver a tres idiotas darse golpes haría gracia es que no entienden como funciona la comedia americana reciente, y añadiéndole la vomitiva trama infantil del orfanato me hace creer que han estado escondidos bajo el suelo durante mucho tiempo. Como tampoco se les puede perdonar que le hayan ofrecido a Larry David (Dios) un papel tan lamentable como el que lleva a cabo.

En definitiva, una cinta casposa, infumable y vomitiva a la que sería mejor ni acercarse. La única beneficiada de la cinta será la rata que se ha paseado por los senos de Sofia Vergara, por lo menos podrá contárselo a sus amigas.
0
0
0
0
0No comments yet