Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Me pasa últimamente que me siento decepcionado por como se maneja el mundo de hoy y el valor que le damos a la gente que de verdad hace algo para cambiar el mundo sin recibir nada a cambio, ni siquiera el reconocimiento del común de la gente. Me pone triste ver como hoy en día ponemos en pedestales y adoramos a gente que no hace nada por nosotros ni siquiera les importa nuestras vidas. ¿Cuales son los valores que buscamos en estos falsos héroes, por ejemplo futbolistas? ¿Porque nos cuesta tanto valorar a los que dejan todo por su vocación y se la juegan toda por los demás? Por eso desde este humilde lugar voy a tratar de reivindicar a los verdaderos héroes, a eso que salen todos los días e incluso arriesgan su vida, para hacer un poco mejor este mundo.


Bomberos voluntarios




Cuando se habla de héroes es lo primero que se me viene a la cabeza. No tienen capa, ni disfraz, ni identidad secreta, pero si una vocación enorme y la idea fija de ayudar al otro como pilar fundamental. No cobran un sueldo, ni obtienen ningún beneficio, pero arriesgan su vida todos los días para proteger la de todos. Su motor es el otro y su único superpoder es tener un corazón enorme. Quizás el mas claro ejemplo de darlo todo sin importar nada. Me enorgullece que en este mundo egoísta todavía haya gente que lo de todo por los demás.


Personas que tienen comedores comunitarios






La niñez es quizás la etapa más linda de la vida, pero a veces la situación lleva a que muchos niños no puedan disfrutarla. Un niño que pasa hambre pierde la capacidad de soñar y la inocencia que todos tenemos cuando somos chicos. Y aquí entran estos seres de corazón de oro, a intentar que esas ganas de soñar y de pensar en un futuro mejor no se apaguen. Muchas veces de su propio bolsillo y sin importar nada, y siempre a pulmón, apelando a la solidaridad de la gente buscan la forma de no desamparar a quienes más lo necesitan. Admirable lo que hacen todos los días.


Payamédicos




Mitad médicos, mitad payasos, pero con mucho de ángeles también. Contribuyen a sanar no con remedios, sino con la risa, que es casi tan importante como cualquier medicamento. Aparecen con su nariz y su sonrisa en los peores momentos de la vida, a reparar el ánimo y ayudar a que la recuperación sea más fácil. No son doctores ni estudiaron medicina, pero tienen la receta justa para alegrar el corazón de quien esta en situación hospitalaria. Me saco el sombrero con ellos.


Quienes rescatan animales de la calle y les dan hogar





Quizás para quienes no aman los animales esto sea intrascendente, pero la tarea diaria de rescatar y cuidar animales abandonados me parece realmente admirable. Estas personas dedican mucho de su tiempo a proteger a los animales que otros no cuidaron, y se comprometen a darles un hogar, y muchas veces utilizan dinero de su propio bolsillo para alimentarlos y darles atención veterinaria. Una tarea que pasa desapercibida muchas veces pero que es de gran importancia.

Este es un pequeño homenaje a la gente que admiro por su prestancia y por hacer sin esperar nada a cambio. Quizás haya más héroes anónimos, y si los hay me gustaría que se los reconociera un poco más. A ellos, gracias por lo que hacen.