Check the new version here

Popular channels

Luchador de la vida..Seamos Solidarios

Pasó de vivir en un Torino a ni siquiera poder comer




Hola y buenas tardes amigos/as Taringueros/as.
Recien termino de leer esta nota que publico Cronica el 10 de noviembre y se que hay muchos taringueros solidarios y pensaba que no estaria mal poder entre todos darle una mano a este hombre y su hijo que no tienen nada como para poder vivir.
Me gusria que a travez de los Mod y los Desarrolladores de taringa pudieran organizar algo para que esta gente puedan tener una calidad de vida mejor.

Bueno aca mas abajo les dejo la nota que puso el Diario Cronica


¿Quién puede olvidar a Diego García Jamardo, aquel hombre que vivía en un desvencijado Torino, tapado con cartones y lonas en la ribera de Quilmes? Su historia se hizo conocida por Diario Crónica, medio al que el hombre le contó su pesar. Allá por el 2012, describió perfectamente cómo pasó de tener una vivienda, una familia y contar con un buen empleo a estar sin trabajo, sin esposa, sin casa y con un hijo a cargo, por el que debió luchar para sacarlo de un juzgado de menores.

Hoy Diego se encuentra nuevamente desesperado. Su situación aún es más crítica que por ese entonces. Es que luego de que le prometieran un trabajo y un lugar digno para vivir, jamás recibió esa ayuda y ahora está imposibilitado para ir en busca de comida para su hijo: hace un tiempo, lo balearon y los médicos le prohibieron trabajar por 8 meses.

"En el programa televisivo 'Desayuno Americano', la empresa 'Viviendas Aukans' me aseguró que me iba a hacer una casa de dos pisos y que, mientras se construía (tardarían 60 días para empezar), me daban una premoldeada. Cumplieron con la premoldeada, pero nunca recibí la otra. Y esto fue en el 2012. Yo nunca quise que me regalaran nada. Sólo pedía trabajo y que me dieran una vivienda para ir pagándola de a poco", le relata Diego a Crónica.com.ar.

Y agrega: "Además, esta casa tiene las paredes abiertas, está desnivelada en la parte de atrás y, cuando hay viento fuerte, debo irme a la casa de un amigo porque corre el riesgo de caerse. Yo vivo con mi hijo Dieguito, que ahora tiene 8 años, y no puedo dejar que le pase algo".

Consultado por este medio sobre si volvió a llamar a la empresa para reclamar, este hombre luchador de la vida contestó: "Sí, pero no me atendieron. Ni siquiera lo hicieron cuando quise comunicarme con ellos para que me dieran un papel en el que consta que la casa provisoria fue donada".

¿Y el trabajo con el que iba a contar? "También en el programa televisivo 'Desayuno Americano', un hombre que se llama Francisco me prometió que iba a darme un empleo de reparto de luces de neón. Al principio me ofreció 20.000 pesos por mes y después me dijo que el sueldo era por 4.000. Yo acepté aunque el trabajo es en zona norte y tenía 7 horas de viaje por día. Eso implicaba tenerle que pagar a alguien para que cuidara a mi hijo y que casi no me alcanzara la plata para nada. Pero debía hacerlo por Dieguito. Finalmente, el hombre nunca cumplió con nada y por eso fui a hablar con él. Me dio 2.000 pesos en dos oportunidadesy, al tercer mes, le dije que necesitaba trabajar, no limosna. Me aseguró que iba a tener el empleo y que me quedara tranquilo porque, con lo que iba a ganar, podría devolverle la plata. Todavía estoy esperando el llamado de su contador, tal cual me lo prometió", se indigna.

En enero de este año, a Diego le robaron una yegua con la que trabajaba. Una persona sacó un crédito y le prestó dinero para que compre un caballo. "Hace 4 meses atrás, me robaron el animal. De todas maneras, llegué a pagarle 5 de las 13 cuotas de 850 pesos. No pude seguir cumpliendo porque me pegaron un tiro para robarme lo poco que tenía y ahora casi no puedo hacer nada, tengo varios órganos perforados. Uno de ellos es el duodeno, por el que estuve al borde la muerte. Ahora, camino 10 cuadras y se me duerme la pierna izquierda", se lamenta.

¿Y cómo hace para darle de comer a su hijo y comprar los medicamentos para calmar los dolores que padece producto del robo? "La bala no la encontraron, no tiene orificio de salida. No saben si la tengo en la cadera o en la columna. Y hace 4 días que lo único que como es pan duro mojado en té. Los medicamentos no los compro porque sino a mi hijo le va a faltar la comida. Es terrible todo", le cuenta a Crónica.com.ar.

Casi sin fuerzas, pero con el amor por su hijo, Diego lucha para se que cumpla con todo lo que le prometieron y para que su vida deje de ser, algún día, un calvario. ¿Llegará esta vez ese momento?

Un luchador de la vida

Después del nacimiento de su hijo, Diego perdió su trabajo y su casa a raíz de la separación con quien por entonces era su esposa. "Dieguito tenía 4 días y su mamá lo abandonó en el Juzgado de Menores, donde lo dio en adopción. En lugar de dejarlo a mi cargo, se lo llevó a la Justicia”, recuerda.

Hasta ese momento, este hombre de ahora 44 años tenía una vida normal. Era encargado de una imprenta en La Plata y vivía con su esposa y su bebé en una casa alquilada en Quilmes hasta que se fueron a la vivienda de su por entonces suegra, quien tras la separación de la pareja, lo echó del lugar. Al mismo tiempo, Diego fue despedido de su empleo.

Por esos motivos, estuvo cuatro 4 meses en la calle hasta que un vecino se enteró de su caso y le prestó durante un tiempo una propiedad. Luego, otra persona le cedió el terreno que actualmente ocupa y donde dejaba su antiguo Torino, el auto donde vivía antes de tener la casa premoldiada.



Una nota del programa Animales sueltos hace 2 años, es largo pero da para verlo



link: https://www.youtube.com/watch?v=WJ0rwzkBdgA
0
0
0
0
0No comments yet