Popular channels

Maduro




No hay nada como la piña para un alivio refrescante y tropical (además de una buena dosis de vitamina C y de bromelina que te ayuda en el proceso de digestión). Pero estas frutas también pueden ser un poco difíciles de manejar. Aquí te ayudo a solucionar los problemas más comunes que puedes enfrentar cuando te entre el antojo de piña:
El problema: No sabes cuan madura esta
La solución: Primero, mira la base de la piña. Si tiene un color amarillo/dorado, la piña está madura. Si esta verde, no lo está. Si el color es rojizo/bronceado, está demasiado madura. Mientras más alto suba el color a lo largo de la piña, más dulce será. La fruta debe estar firme (si esta blandita significa que está demasiado madura) y debe tener un dulce aroma. ¿No huele a nada? No está lista todavía.
El problema: Necesitas que esté madura… ahora
La solución: Voltea la piña y colócala encima de una mesa en la cocina. Al estar al revés, el azúcar va a fluir desde la base de la piña hacia el tope, donde se va a acumular. Espera a que la piña se torne un color dorado y tenga un dulce aroma antes de comértela. Otro truco es poner la piña en una bolsa de arroz crudo. El arroz atrapa el gas etileno de la fruta, ocasionando que madure más rápido (puedes poner la piña en una bolsa de papel o envolverla con periódico para el mismo efecto… solo asegúrate de no envolverla completa).
El problema: Demasiado ácida
La solución: Para empezar, cuando estés cortando la piña, corta alrededor del centro (la franja amarilla a lo largo de la fruta), que es la parte más ácida. Coloca los pedazos de piña en un recipiente con una cucharada de sal y déjalos reposando por 30 minutos. La sal contrarresta el pH de la piña, ocasionando que su acidez disminuya y  sin afectar su sabor.
El problema: No estás listo para usarla
La solución: Almacena la piña en la nevera a 45 grados aproximadamente. Si necesitas quitarle la corona, dale vueltas para arrancarla, en vez de cortarla. Las piñas absorben olores fácilmente, así que siempre mantenlas envueltas. Si vas a guardar la fruta completa, envuélvela en plástico. Pero si vas a almacenar pedacitos de piña, colócalos en un contenedor sellado, idealmente sumergidos en líquido.
¿Buscando nuevas maneras de cocinar tu piña? Intenta hacer este guacamole con piña, o haz unas piñas a la parrilla en tu próximo BBQ.


0
0
0
0No comments yet