Canales populares

Marqués de Sade, un gran filósofo




Bienvenido a las cimas del pensamiento, visitante casual o admirador.

Voy a tocar un tema que a muchos les puede gustar y a otros no creo que les guste. Se trata de la obra de Donatien Alphonse François, más conocido como el Marqués de Sade.

Cuando uno habla de esta persona, inmediatamente suelen venir a la mente ideas de tortura y sexo desenfrenado, pero se ha tenido cuidado de no hablar de la filosofia de este hombre, que es tan o más importante que el erotismo del cual se rodean sus obras. El caso más triste es "Eugenia de Franval", que ha sido tan censurada que ya ni guarda relación con el pensamiento auténtico de Sade.

No leí una sola obra del Marqués en la que no haya una buena cuota de filosofía, alternada y mezclada entre las escenas de sexo. Esto quiere decir que Donatien era algo más que un escritor erótico, era un filósofo y de ninguna manera pasaría por alto esto sino un detractor y desinformador, que los hay a montones; por ejemplo, gente de la Iglesia, muy interesados en acallar a cualquier mortal que revele sus fraudes.

Sin embargo, diganme hoy si cuando se habla de "sadismo" no se refiere simplemente a una parafilia sexual relacionada a sentir placer de ver sufrir a la persona que nos acompaña en nuestras horas sexuales. ¿Por qué "sadismo" no abarca justamente a la filosofía de este hombre? Quizás se impresionaron más por las costumbres amatorias, puede pensarse. Pero lo extraño es que no se haya hablado de su filosofía, cuando de hecho este autor era un pensador muy perspicaz y dijo bastante sobre muchos temas.





En cierto sentido, todos admiramos la osadía. El valor para decir lo que pensamos, a pesar de las consecuencias, es una virtud que mantiene su brillo centuria tras centuria.

Me declaro una persona no grata para todos aquellos que quieren mantener en el engaño y la superstición al mundo entero, me declaro un hombre que ha luchado con todas sus palabras para partir el yugo mental que aprisiona los intelectos de la gente. Es por eso que una persona como Sade, que luchó por lo mismo, no puede sino agradarme. No importa hasta qué extremo lo lleve. A mí me resultan más extremas estas organizaciones supuestamente de los derechos humanos que luchan por encadenarnos aún por decir lo que pensamos y con la excusa de defender a un grupo vulnerable, crear favoritismos y esclavizar a las personas fuertes, esas que no necesitan organizaciones.

Este filósofo fue un visionario. Aunque gente interesada en el poder político y, por consiguiente, en el engaño necesario para mantenerlo, haya insistido en la ética cristiana, que es un sistema que usurpa los logros del humanitarismo secular y se dedica a confundir con ideas extrañas de otros mundos futuros, aún a pesar de eso, el Marqués tuvo la valentía de arremeter contra esa ética cubierta de hongos y musgos, para dar paso al fin de todas las éticas basadas en la imaginación, a la realización de la libertad más plena y completa.

Por supuesto que todo tiene un precio y este filósofo, al no ser aceptado por el pueblo, que se dejó engatusar otra vez con los engaños de falsa fraternidad, excusa normal para apoderarse de todo y empezar a oprimir a la gente, robarles, imponerles una sociedad que no eligieron y obligarlos a sonreír mientras se les despoja a cambio de nada... En resumen, el contrato social de Rousseau, escrito por una sola de las partes involucradas, aquella que hasta hoy sigue robando y lucrando con ese contrato que obliga a firmar a la fuerza a los pobres, los defensores de ese contrato pueril se encargaron de nuestro buen Marqués, encerrándolo ya sea como a un criminal o como a un loco, siempre que pudieran ponerlo a resguardo de la libertad, para que los demás no llegaran a enterarse de sus ideas y cuestionar la farsa que se estaba manteniendo. O por lo menos, para que tomaran de ejemplo a este filósofo cautivo y por miedo no hablasen más del tema. ¡Vaya defensores de la libertad y la fraternidad, que ni hablar te dejan!





En fin, no voy a hacer un resumen de la filosofía de Sade, porque creo que las filosofías se entienden mejor cuando ahondamos más en ellas y no cuando pretendemos tener un vistazo superficial de ellas. Pero he de decir que el Marqués me ha dejado mucho en qué pensar.

Saludos a todos, que tengan un buen día.

0No hay comentarios