Massa baja por el peso de su Herminio Iglesias y Scioli Sub


Massa baja por el peso de su Herminio Iglesias y Scioli Sube





Cuando Luis Barrionuevo confesó que está armando para Sergio Massa, el ex intendente de Tigre perdió puntos en las encuestas, mientras su rival más próximo, Daniel Scioli lo empardó con su anuncio de emergencia de seguridad.



Massa baja por el peso de su Herminio Iglesias y Scioli Sube
Javier Lema - Redacción Enorsai // Domingo 13 de abril de 2014 | 21:38
Aunque los asesores de imagen le recomendaron al diputado Sergio Massa, que se despegue del titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, y haya cumplido a través de sus señales predilectas del grupo Clarín, las declaraciones del gastronómico sobre el apoyo que le brinda sumado al paro de la semana pasada, le restaron al ex intendente de Tigre, algunos puntos en las encuestas de opinión.



Por el contrario, Daniel Scioli logró repuntar su imagen positiva al punto de empatar virtualmente con Massa, tras haber anunciado la emergencia de seguridad en la Provincia de Buenos Aires. Las opiniones sobre su gestión y sobre su candidatura están en alza.



El efecto Herminio Iglesias que sufre Massa no pudo ser revertido por las declaraciones del propio candidato, ni por los inentendibles argumentos del gastronómico, y mucho menos por las distintas vinculaciones del Frente Renovador con ese sector del peronismo.



DA IGUAL CAJÓN O URNA





La quema del cajón de la Unión Cívica Radical por parte del dirigente de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), referente del ala dura y derecha del peronismo bonaerense, Herminio Iglesias, marcó, literalmente a fuego, las elecciones de 1983.



Herminio era una de las patas sindicales (y postulante a gobernador) de Italo Luder, candidato a presidente en esa contienda. Y se lo referencia con ser el responsable de que el peronismo haya perdido frente a Raúl Alfonsín, justamente, por aquel gesto de quemar el cajón y no interpretar el deseo popular de paz y democracia.



Su amigo íntimo y pareja de paddle, Luis Barrionuevo, comparte con Iglesias mucho más que el amor por Juan Perón, el sindicalismo, los guardaespaldas y la fama de duros. Mucho más incluso que la filiación a Independiente (aunque después fue de Racing y de Boca). Comparte el placer de quemar aquello que no les gusta.




Así lo hizo Luis Barrionuevo en Catamarca, cuando perdió la elección y su gente comenzó a incinerar urnas y no dejar entrar a las autoridades a los colegio, aunque, mas allá del registro en video, Barrionuevo lo niegue rotundamente.



Ese mismo Barrionuevo, el que protagonizó el paro de la semana pasada, dijo estar trabajando en la mesa sindical Massa 2015 y que, el ex intendente de Tigre, "indudablemente los va a matar en las elecciones" del año próximo al resto de los candidatos. Incluso comparó su situación con la de Carlos Menem en 1998: "Menem tenía en contra a todos los gobernadores e intendentes, pero le armamos la Mesa Sindical Menem Presidente y así pudo tener fuerte presencia en todo el país", confesó Barrionuevo.





En tanto, el referente del Frente Renovador quiso despegarse del gremialista, aunque olvidó que la diputada Graciela Camaño de Barrionuevo (la esposa de Luis, esa legisladora que le dio una piña a otro legislador), es parte de la bancada de su partido en la Cámara Baja.



Massa, para deslindarse del gastronómico dijo que si quiere que él "gane las elecciones presidenciales, lo mejor que puede hacer es dejar de hablar por dos años". El líder del Frente Renovador estaba parafraseando al propio Barrionuevo, autor de la frase de que para que a la Argentina le vaya bien “tenemos que dejar de robar por lo menos dos años”.




-En eso también se parece a Herminio, autor de frases como “ganaremos conmigo o sinmigo”, y “trabajaremos las 24 horas del día y de noche también”-.



No obstante, un día antes que el ex intendente de Tigre se intentara diferenciar, el jefe comunal de San Miguel, (de ese mismo espacio político), Joaquín De La Torre, contradijo a su líder al expresar que si el titular de la CGT Azul y Blanca "dice que quiere que Massa sea presidente, se necesitan 15 millones de votos, no le vamos a decir que se vaya".



Pero el diputado Massa insistió en declaraciones a Radio Mitre y aseguró que, "a Luis Barrionuevo no le debo ni un vaso de agua".



Mientras tanto, Barrionuevo no aportó claridad porque evitó referirse al tema de todos los modos posibles, hasta cortando el teléfono en una entrevista, también en Radio Mitre. No desmintió a Massa pero tampoco negó estar armando la mesa sindical de ese espacio.



En una semana, los dichos y diretes del Frente Renovador y la imagen del quemador de urnas le hizo perder a Massa más de cinco puntos en su imagen, según las encuestas.





SCIOLI A TODO MOTOR

Según un estudio que realizó la consultora Julio Aurelio, creció la evaluación positiva de la gestión de Daniel Scioli luego del lanzamiento a principio de mes del plan de emergencia de seguridad. Incluso, la imagen positiva del mandatario creció y, en la carrera presidencial para el 2015, lo ubicó cabeza a cabeza con Sergio Massa.



La encuesta se realizó entre el 9 y el 10 de abril, "se comenzó evaluando la valoración por parte de los bonaerenses de la gestión del gobernador, de las imágenes que tienen los principales dirigentes políticos, del posicionamiento electoral a presidente y posteriormente se indagó en la problemática del plan de emergencia", dijo Federico Aurelio, director de la consultora al diario Tiempo Argentino.



El estudio ratificó que la principal problemática de los bonaerenses es la inseguridad y que “nos encontramos con un nivel de valoración muy positiva a nivel provincial: un 76,7%", reveló Aurelio. A su vez, en la encuesta se registró una mejora en la evaluación positiva de la gestión de Scioli, que ascendió del 48,3% (medida el 31 de marzo) al 53,3 por ciento.



"Esa misma mejora se visualiza con mayor intensidad en la imagen positiva de Scioli como dirigente, que creció a 57,2%", destacó Aurelio. La última medición de marzo lo ubicaba con el 51,5 por ciento.



El mismo estudio midió que el diputado y principal candidato opositor, Sergio Massa, bajó su imagen positiva de 57,1 al 53,6 por ciento. No obstante, su imagen "es muy buena, tiene un alto nivel de conocimiento". Eso se evidencia cuando se miden a los posibles principales candidatos a presidentes de cara al 2015.