About Taringa!

Popular channels

MASSA: Les propongo un sueño: Un Kirchnerismo sin kas…

Haciendo zapping, ayer por la noche, me encuentro con el candidato Sergio Massa en ese programa bizarro de América en el cual el sonidista le sube a los opositores el volumen de los micrófonos, mientras que a los oficialistas se los baja más allá de que estos son interrumpidos casi desdorosamente.

Por fuera de esto y centralizándose en su discurso quiero hacer notar un punto que me pareció interesante: Su vuelco repentino a favor de que los fondos de pensión sigan estando en manos del Estado criticando a aquellos que desean volver a un sistema de capitalización.

Esta manifestación va a contracara de las declaraciones efectuadas en el Hotel Alvear antes de los comicios 2013 en un cónclave organizado por el establishment financiero y económico. Durante toda la noche el candidato procuró incluirse dentro del colectivo peronista en donde se podía leer entrelíneas sus intenciones de proponer una suerte de kirchnerismo blando tomando aquello que la sociedad observa como positivo de estos 12 años.

Tuvo palabras elogiosas para con Néstor Kirchner, sospecho que mucho más laudatorias de las que le dedicara en sus tiempos de ministro en la misma embajada de EE.UU. Reafirmó que su alfil económico/político sería Lavagna y su equipo, hombre que fue clave en el diseño exitoso que el primer kirchnerismo le propuso a la sociedad, dejando claro que está tan alejado del neoliberalismo como el actual gobierno.

Convengamos que nadie en su sano juicio puede acusar a Lavagna de neoliberal, el ex ministro de economía kirchnerista es un auténtico heterodoxo del capitalismo que observa con buenos ojos las tesis keynesianas. Evidentemente y por obra de las encuestas Massa ha cambiado de rumbo dialéctico entendiendo que la derecha ya se ha jugado por Macri. Sospecha que es ridículo seguir hablándole a un horizonte que ya se definió y que de alguna manera no le aportará gran número de electores. Por eso pasó de ser derogador serial a transitar por una sospechosa avenida del medio tratando de dejar en claro que su proyecto no es de cambio sino de perfeccionamiento y prolijidad.



¿Qué busca Massa en este momento? Captar el voto del adherente al oficialismo que se vio afectado por la coyuntura Nisman. El resto de su alocución estuvo plagada de eufemismos, banalidades, sofismas y pleonasmos. Su interlocutor estuvo a la altura del grupo mediático que lo tiene contratado de manera que la repregunta estuvo ausente con previo aviso. Cuando tocó el tema de los “servicios” hubiera sido interesante que aclare su relación con el ex número 2 de la SI, Paco Lercher, viejo amigo de Néstor Kirchner y su hombre de máxima confianza dentro de tan complejo estamento estatal.



La idea de un kirchnerismo sin kirchneristas nos recuerda al viejo sueño vandorista de los sesenta. Un peronismo sin Perón excluyendo a sus históricos dirigentes. Vale decir, tomar esas políticas electoralmente exitosas entre los segmentos populares y al mismo tiempo complacer, con fotos, encuentros, poses y tonteras mediáticas, como su asistencia a la marcha organizada por los fiscales impresentables, a los sectores acomodados con un discurso neoconservador en donde la seguridad y la inflación son expuestos sin que medien, en su relato, soluciones políticas visibles. Incluso su formato de construcción política no difiere demasiado de lo que desarrolló Néstor. Se apoya en el peronismo tradicional y trata de acordar con algunos caudillos del interior de manera transversal que tienen buen caudal electoral.

En ese sentido, junto con Scioli se exhiben como los menos dogmáticos del menú. No es exigente en cuanto a definiciones ideológicas, políticas, ni a sectores de pertenencia. Lejos estuvo del discurso honestista de Carrió, la UCR o el FAP. Sabe perfectamente que la imagen de muchos compañeros de ruta no lo ayuda demasiado y sería ridiculizado al instante por sus adversarios.
0No comments yet
      GIF