Check the new version here

Popular channels

Matrimonio, una experiencia de vida...

Lo que estás a punto de leer no es de mi autoría, lo escribió un muy querido amigo pero me pareció un buen tema para un post, espero que disfruten leyendo tanto como lo disfruté yo.

Hola amigos, les mando un saludo.

Quiero mandarles un reconocimiento a todos aquellos hombres y mujeres, mujeres y hombres que viven como pareja o matrimonio desde hace mucho tiempo. No es fácil llevar una relación durante largo tiempo. Al principio la relación es como una fragancia que nos exalta y embriaga, que nos fascina y nos sentimos "enamorados" hacia la otra persona, mas que nada es una atracción. Esto según he leído y escuchado y sin intención de parecer petulante tiene sus bases médicas y químicas, ya que en el cuerpo humano en esa fase comienza a producir una serie de sustancias que afectan al cerebro y nos hacen sentir placer, es decir, el enamoramiento. Vemos a esa persona como la más perfecta del mundo, nos sentimos bien a su lado. Sin embargo esa fase se acaba, el cuerpo deja de producir dichas sustancias y llega la segunda etapa.

En esta segunda etapa es cuando empezamos a ver como es realmente la persona, es cuando ya nos percatamos de los defectos que tiene, y de las virtudes que posee, y es cuando debemos meditar si soportaremos sus defectos a cambio de querer compartir con esa persona cada día de nuestra vida.

Muchos de nosotros hemos aprendido esto a base de golpes y fracasos, ya sea solos o en pareja. Esas parejas se merecen un aplauso de mi parte porque ambos han tenido el amor y la fuerza para decidir continuar juntos, porque hay momentos en que el amor también es cuestión de decisión. De decidir seguir a lado de esa persona aún con sus defectos, con sus malos días, con sus malos olores quizás, en resumen con todas sus imperfecciones; pero decidimos seguir adelante porque descubrimos que además de dichas imperfecciones posee cualidades, valores, atributos que bien valen la pena para seguir adelante.

Hay veces que nuestra inmadurez no nos deja tomar buenas decisiones, y es cuando debemos pedir ayuda, un consejo. Peor hay que saber a quien pedírsela. No le vamos de preguntar de medicina a un carpintero, o de como hacer una cama a un químico.

Las cosas de pareja no se las preguntare a una persona inmadura que solo conoce de enamoramiento y no sabe del verdadero amor. Se le deben de preguntar a quienes han vivido como pareja largo tiempo juntos, a aquellos que han sufrido la pérdida de amor quizás también, porque son los que valoran más cuando llega otro amor. Aun así uno debe sacar sus propias conclusiones. Son ellos quienes pueden decir como son las relaciones largas. Yo no conozco ni una pareja que haya vivido un cuento de princesas como Disney nos ha hecho creer, donde se casaron y vivieron muy felices toda la vida. Ya sea de novios, matrimonio joven, maduro o añejo, todas tienen altibajos. El ciclo superior no tiene ningún problema pero en la parte baja es donde se debe sacar el carácter y el amor se vuelve decisión.

Personalmente reconozco haber cometido errores en mi vida. He sufrido y he hecho sufrir. Pero llega el momento en que uno toma conciencia de que es lo que quiere en su vida y quiere hacer las cosas bien, Entregarse a la otra persona y darle su amor. Quizás se tenga que hacer más de una vez.

A aquellos hombres y mujeres que pasen por dudas en sus relaciones, mediten bien las cosas, piensen en lo valioso que es su pareja, en los atributos que posee, en sus defectos y virtudes.

Recuerden que el amor también es tolerancia, porque todos somos imperfectos. Lo que va cambiando en nosotros en cada nueva relación que queramos emprender es que nos volvemos más tolerantes. No queremos cometer las mismas fallas del pasado. Es por eso que los invito a todos a que si tienen dificultades en su relación, se tomen el tiempo necesario para sentarse a hablar de ello con su pareja, que aquellos errores que hoy cometamos los corrijan y les brinden como un regalo el cambio y las mejoras que deban hacer para mejorar su convivencia.

La vida en pareja no es fácil, nunca lo ha sido y no creo que lo sea en mucho tiempo en esta sociedad. Tiende a volverse rutinaria, y a veces caer en crisis, pero es en esos momentos cuando se vuelve a refrescar. Es como un cielo donde poco a poco se vuelve nublado y a veces llega la tormenta, pero después de ello el cielo es más azul, y el aire más limpio. Es como después de una inundación la tierra es más fértil y reverdece.

Si alguien lee completo esto ... gracias!!! Se que parece la nota un niño en un periódico escolar, pero quise escribirlo.

Autor: Luis Ramón Santiago Pérez, Villahermosa, Tabasco, México, 9 de noviembre de 2014.
0
0
0
0No comments yet