Check the new version here

Popular channels

Me desahogué y te lo muestro troesma!



Seré breve, son las 3 y media en Buenos Aires, 24 grados centígrados, un clima veraniego muy agradable me acompaña en esta madrugada de insomnio, infusiones y desperdicio vital en este Monstruo llamado "Internet".
Estoy escribiendo estas palabras para desahogarme, les juro, esto es mi mejor Psicólogo, siento que mi vida, la que alguna vez planeé de pequeño con ínfulas de gran señor y ser humano, se me está escurriendo entre los dedos cual arena de playa se escurre por los bellos pies de una mujer en verano, no es que sienta que mi vida o estilo de vida no tenga retorno, es el punto, mi vida nunca comenzó, no al menos como yo lo deseé, todo este tiempo estuve vivo, tan solo respirando, tan solo siguiendo pasos impuestos por la sociedad, como si fuera un puto robot controlado por algún circuito emocional, tan solo improvisando, como si gritara algo dentro de mí “yo no quiero las mismas mierdas que tú”, tan solo siendo atropellado sobre la marcha... tan solo... tan solo como me encuentro ahora, en mi habitación, con los ojos vidriosos que están a punto de estallar como mil cristales al caer de un décimo piso.



Apenas puedo seguir escribiendo, siento como un escalofrío me recorre el cuerpo, me siento amedrentado por la vida, la vida real, esa que un día creía que estaba en mis manos y podía manipular a placer, hoy me doy cuenta que no solo esto no ocurre, si no que estoy siendo arrastrado por ella, siento que me consume sin siquiera dejarme disfrutarla un momento, la vida es un partido de desarrollo incierto pero de final seguro, y yo no quiero llegar a ese final sin ni siquiera haber intentado un cambio de ecuación sobre la marcha, pero que difícil hacerlo y que fácil decirlo, es que hay algo sobre mi propia humanidad que todavía mi más profunda consciencia no logra descifrar; ¿dónde está la motivación? ¿Adónde se fueron esos sueños de pequeño? ¿Por qué ayer soñaba con darle mi servicio a la humanidad y hoy la miro de costado y le doy la espalda? ¿ por qué me refugio en mis problemas buscando ser la puta perra que da lástima? no necesito lástima, créanme, no es algo que me desvele demasiado, no suelo dormir por las noches suplicando una ayuda divina, sé que el único que puede ayudarme soy yo mismo, pero hay algo en mí que me odia, que atenta contra mi propia humanidad, es como un demonio del desgano y la intolerancia, de prejuicios, que me está consumiendo, de miedos, miedos que siempre están ahí, en el momento exacto para hacerme tambalear, dudar y caer, sucumbir ante las presiones de mi existencia, miedos que en casos, no me dejan ni levantar la puta cabeza del suelo para intentar mi escapatoria de este infierno, me siento atado por mí mismo, por fuera luzco como la mayoría de los soldaditos del sistema, pero por dentro soy más dudas y miedos que persona, es que, quizás por tratar de ser duro ante la mirada prejuiciosa y poco tolerante de la sociedad me voy ablandando por dentro como un caramelo al entrar en la boca, me voy fundiendo entre mis pensamientos oscuros, no logro hallar luz nunca en mi mente, todo es tétrico, creo personalidades con un solo perfil: el de un mártir.


A veces solo pienso en otra posibilidad, otra vida, otra chance, chance inexistente, me convenzo de que después de esta mierda habrá más mierda esperándome, dándome otra chance de iniciar de nuevo, dándome otra chance de terminar la mierda llamada "vida" de una forma decorosa, con aplausos y rosas, y no de esta forma, con este acto patético que solo terminara en silencio y pena ajena.


Espero que hayan llegado a este punto y no hayan omitido el relato de mi penosa y poco fructífera existencia, no tengo mucho para decir en realidad, solo compartir mis sinceras emociones, como nunca he hecho, sincerarme conmigo mismo, dejar de pintar con acuarelas sobre el barro, poner negro sobre blanco, el cerebro ya no responde bien a esta hora, pero créanme que es el momento indicado para escribir estas palabras, puesto que a estas alturas de la noche me invaden mis más profundos temores y pensamientos atormentadores, me siento capacitado de explayarlos y se los comparto de todo corazón, al menos con una parte del que todavía me queda sano y puro… necesitaba esto, escupir mis mierdas y segregar mis conflictos.. Que continúe la función y espero la mía, termine en aplausos, Adeu.




0
0
0
0No comments yet