Check the new version here

Popular channels

Me inventé un cuento loco, y te lo muestro

Hola, linces taringueros. En esta ocasión, les vengo a contar una historia que se me ocurrió anoche, cuando estaba en la cúspide del aburrimiento. Y quiero aclarar, antes de que me digan ché pará con los porros o con la birra, no soy drogadicto, no me drogo, ni mucho menos tomo. Esto lo escribí estando normal, o sea sobrio.

Sin más preámbulo, les relato el cuento:


Hace mucho tiempo, en un oscuro barrio, vivían dos adolescentes virgos, distanciados entre sí. Los dos se querían, pero ninguno hacía nada por romper la barrera. Hasta que una noche, el joven decidió que iría a la casa de la muchacha, para decirle lo que sentía, sin temor a que ella lo rechace.

Pero, para sorpresa de él, ella aceptó; entonces este chico decidió invitarla a salir en la noche de Halloween, pese a la oposición de sus padres, Clarín, Canal 13, Lanata, etc.

Llega Halloween, y todos los pendejos taringueros pro yankees, trolls, otakus, camporistas, clarinetistas, turros y demás mierdas estaba celebrando la famosa Noche de Brujas, y para nuestros linces protagonistas no era la excepción. Basta decir que su chuparon hasta el agua del inodoro, luego de una fiesta en la que estuvo artistas estelares, como la Banda de Heavy Metal más importante del mundo: Tan Biónica, como también otras estrellas importantes como DJ Piloto, DJ Pata Corta, DJ Turro, y muchos más.

Como todos sabemos, un adolescente aún le queda una cuerda que lo ata a la infancia, y a nuestra pareja, vuelvo a repetir, no era la excepción, así que hasta el orto de alcohol, decidieron irse a una casa embrujada, al final del barrio, una de verdad, en la que nadie se había aventurado a entrar. A todo esto, eran las 4:00 de la madrugada.

Golpearon la puerta tres veces, y no hubo respuesta alguna del interior. Cuando nuestros linces desistieron, y estaban por irse, la puerta mágicamente se abre: Un espectro, de la penumbra, avanza lentamente hacia ellos, pero como estaban en pedo, no se asustaron. El fantasma, era de un soviético que había muerto en el espacio hace unas semanas, lo único que se le veían, eran los dientes de pica boleto, y los ojos brillantes, que brillaban más que un camión. Les dijo con vos ronca y estridente: Ustedes querer chicles explosivos. Los dos dijeron que sí, y se los mandaron, sintieron como una guerra espacial comunista dentro de la boca, y el fantasmático amigo añade. Me los regalaron los aliens reptiloides del planeta cuando vinieron el otro día. Y sigue: Ah, recuerdo cuando ellos pelearon en el holocausto reptiliano en la Segunda Guerra Espacial Mundial. Estos son unos loquillos de cuarta, pero me caen bien. En ese instante, desde el cielo, va descendiendo una nave espacial, la cual empezaron a tirar bosta radioactiva, inclusive más que de la Bombonera.

De repente, de la tierra sale un reptil gigante, que comienza a pelear contra los aliens, mientras que el Chapulín Colorado, estaba con su mazo matando las cucarachas camporistas de la calle. Pero no termina ahí, porque al instante sale Arnold Schwarzenegger con su súper metralleta, y pelea contra los aliens, junto con Rambo, que se estaba violando literalmente a los norcoreanos con su enorme poronga cabezona.

Para empeorar aún más la situación, empezaron a llover cuervos, ya que Tinelli los estaba lanzando desde el avión, seguido de una picada de jamón y queso, junto con una Manaos acompañadas de unas pitusas. Y para colmo, llegó el rey de la milanga y les empezó a hacer choripanes, muy similares a los que hacen en la Cámpora para el gobierno.

Nuestros protas estaban hasta la pija, hasta que llegó un helicóptero, pilotado por Patricio y Bob Esponja. Cuando despegaron, apareció un tanque de los Mods de Taringa!, junto con los bots de Germán, comandados por Herni. Les estaban dando leña, con todas sus maquinolas. Por suerte lograron escapar. Pero los jóvenes fueron encarcelados por la Policía, al descubrir, que irrumpieron en el lugar ilegalmente, y los metieron en la cárcel por 20 años. Ahí no se salvaron del trió Mc Kongo africano, integrado por Mandingo, que les rompió el orto, sin vaselina.

¡Fin!
0
0
0
1
0No comments yet