Mi hija de 3 años dice que ve fantasmas ¿qué hago?





¿SU NIÑO LE DICE QUE VE FANTASMAS?
Este nuevo episodio trata sobre una pequeña de nombre Sofía, quien a su corta edad ha iniciado su camino entre videncias y sustos.

En esta época se están registrando muchos casos de niños con habilidades extrasensoriales despiertas que erróneamente son juzgados de mentirosos o locos y preocupada por eso, es mi deseo dar a conocer este tipo de casos para que este usted alerta y ayude a su hijo. A fin de realizar la entrevista nos dimos cita en un restaurante con Sofi, su hermanita y su mamá Laura con quien inicia la charla:

Vicky.-¿Qué es lo primero que recuerdas acerca de sus vivencias extrañas de Sofía y a qué edad?
Laura.-Tenía uno año y medio. Se quedaba quieta mirando hacia un lado fijo a veces con miedo y otras sonreía. Lo que siempre nos llamó la atención a toda la familia es que Sofi era una niña muy seria. Tenía muy penetrante su mirada. Había gente que la miraba mucho e incluso una vez una señora me pidió permiso de abrazarla porque con su mirada me acaba de abrir el mundo –me dijo. Y añadió ¡cuídela mucho. Es un ángel1. Para eso yo no creía en esas cosas.

Vicky.-De seguro era una señora sensible a estas cuestiones, pero tampoco hay que permitir que cualquiera los abrace o los toque y más si te dicen algo peculiar ya que a veces les quieren robar su luz, porque son niños con mucha luz.
Laura.-Yo no creía en nada, de energías o fantasmas.
Vicky.-¿La niña te fue convenciendo?




Laura.-Sí incluso le comenté a mi mamá la actitud de Sofi y ella me dijo que los niños son más sensibles..Recuerdo que vivíamos en un departamento y cuando ella tenía que ir al baño no le gustaba, primero se asomaba y se escondía y hacía lo mismo dos o tres veces hasta que me pedía que le prendiera la luz aunque fuera de día. Y solo así entraba en el baño pero aún así me llegó a decir que veía un monstruo.

Vicky.-Es que si es cierto ven seres del bajo astral y para los niños son monstruos.
Laura.-¿Cuál monstruo Sofi? Ella me insistía “ahí está un monstruo sentado mami. Y como ya le andaba se metía a la regadera y hacía pipi en la regadera.

Cuando estaba embarazada de Sara mencionaba más seres y yo creía que deseaba llamar la atención, aunque ahora me decía verlos en otros lugares. Para entonces nos cambiamos de casa por Santa Teresita a una casa más amplia y ahí la asustaban más. Hasta mi marido y yo sentíamos la casa con un ambiente muy pesado y a pesar de que todo el día le daba el sol la casa era muy fría.

Había un corredor, un espacio entre el comedor y la cocina muy oscuro, ahí Sofí nos decía que había un señor enojado y que no la dejaba dormir. Le pregunté cómo era y me dijo que gordo y pelón. Tenía alrededor de los 2 años y medio. Se me adelantó el parto de Sarita y Sofi se fue a casa de mi mamá. Un día llego mi hermana con su novio Luis y el escuchó que Sofi platicaba y se reía con alguien pero cuando entró a la cocina donde ella estaba, no ve a nadie y le pregunta ¿con quien platicas? Sofi le contestó “con la viejita” ¿Cual viejita? Y Sofía le dijo “con la viejita que me está contando unos cuentos”. Luis se salió asustado. Total que mi mami se dio cuenta y le preguntó cómo era la viejita y al describirla, mi mamá sospechó que era mi abuelita. Cuando la llevaron de visita al hospital le pregunté y me dijo que le había contado un cuento de una niña que se llamaba Sofía que había tenido una hermanita, que Sofía se sentía triste porque quería irse con su mamá….

Vicky.-Lo que estaba sucediendo a su alrededor.
Laura.- Sí y así era mi abuelita Consuelo. Contaba cuentos acomodándolos a nuestra vida y por eso no me quedó duda de que mi niña veía a mi abuelita y platicaba con ella. Después le mostramos una fotografía y nos dijo que era la viejita de los cuentos. Aún cuando estaba chica distinguía las energías cuando eran buenos o malos. Mi esposo indagó con el dueño sobre el espíritu malo que molestaba a Sofía pero le negaron que alguien muriera ahí en la casa. Nosotros le mandamos decir una misa y se calmaba un poco pero luego volvía a molestar. Mi hijo Diego, nunca quiso dormir en su cuarto y Sofí decía que veía un muchacho que estaba triste en ese cuarto.
Vicky.-A veces no es la casa sino la persona y así se vayan a Roma allá va a seguir viendo porque son sus dones.
En ésta época de cambios, las cualidades de los niños también han cambiado, tienen premoniciones, tienen clarividencia o clariaudiencia, es decir ven o escuchan seres de otras dimensiones y no necesariamente a eso se le llama “esquizofrenia” sino que son dones o habilidades extraordinarias. Continuemos la entrevista:
Laura.-Cuando Sofía tenía 4 años la llevé con un señor para bloquearla y que ya no la molestaran. Al terminar la sesión me dijo: le tengo dos noticias: La primera me dijeron que usted no cree en estas cosas y le mandan decir que se tiene que poner a estudiar para ayudar a Sofi y la segunda es que la niña trae un don de sanación y no la podemos bloquear porque ella trae una misión. Ella tiene clarividencia, clariaudiencia y no me acuerdo qué otra cosa.
Vicky.-Tal vez sea la dermovisión, ver a través de piel los órganos y sus enfermedades.
Laura.-Y añadió….”y lo va a ir desarrollando poco apoco, por lo general cada siete años es un período para que usted se prepare y busque alguien que la guíe. Su esposo tampoco cree ¿su esposo la trajo verdad? Pero él las trae pensando “las voy a llevar para que no me den lata”



Vicky.-Ja.ja.ja me haces reír porque así era mi esposo al principio.
Laura.- y usted como la ve la quiere ayudar pero duda de lo que le dice.
Vicky.-¿Ves Sofi lo que te dije al principio? que a veces ni tus papis te creen, mucho menos los amigos –voltee a ver a Sofia que no perdía detalle de la entrevista.
Laura.-“Vaya a su casa y no se preocupe la niña la van a proteger. Es muy buena niña. Debe rezarle mucho al arcángel Miguel y usted póngase a estudiar”. Fue muy acertado el ingeniero en todo lo que me dijo. ¿Y ahora donde busco? –pensé.
Llegué con una señora que me conectó con Alex Mulder quien lee las auras y me dijo que Sofía tiene su aura cristal y de Sara que tiene su aura magenta. Me comentó que me las mandaron para despertar y acercar a su papá a lo espiritual. Alex me dijo que era mejor que yo no viera para poderla ayudar ya que así yo iba a ser como un escudo. Y si porque cuando Sofi percibe algo me indica donde los ve y yo los tengo que correr.

En la casa de jardines del sol había un ser que la llegó a rasguñar y la jalaba de la cama. ¿te acuerdas Sofi?
Sofi.-No.
Vicky.-Tal vez no lo recuerda porque estaba entre dormida y despierta o porque era pequeña.
Laura.-Alex me ayudó en esa ocasión a alejar a ese ser con flores blancas, agua bendita sellando espejos, televisiones, ventanas, closet en el cuarto de Sofia. Ese día en la mañana me gritó porque la energía estaba en la puerta y no la dejaba cruzar.
Alex le explicó a Sofía que debía estar conmigo indicándome hacia donde se iba la energía para yo poderlo correr y me dijo a mi “como no ves es tu ventaja”.
Vicky.-Si es verdad porque si ves corres. Con tu relato me estás dando respuesta a mis vivencias con mi hija.
Laura.-Alex me explicó, con miedo no les haces nada. Procura rezarles con energía y decirle que se vaya. Así lo hice. Sofi mientras tanto me describía lo que hacía el ser, ¡no mami, ya no sigas, está muy enojado y dice que te va a matar y yo le decía ¡no me importa yo no te tengo miedo! Le llamé a Alex y él me explicó que era un demonio y yo sellé los cuartos de mis hijos pero me olvidé del mío. Estaba dormida y sentí el peso. No me podía mover, ni hablar y no podía acabar el rezo del padre nuestro y escuché como que algo bufaba y cada vez que empezaba oía eso. Se me vino a la mente decir lo siguiente.
-Señor, yo acepto el don que le diste a mi hija pero quítame esto que está aquí, ¡llévatelo! porque si yo tengo miedo, no la voy a poder ayudar y ella va a quedar desprotegida. O si lo tuve que sentir para creer, ya te creí, ahora ¡llévatelo por favor! También le hablé al arcángel Miguel y recordé la canción del pescador y la empecé a cantar en mi mente. En eso se despertó mi marido y me preguntó ¿qué tienes? y me tapó porque estaba temblando. Empecé a llorar y le conté lo sucedido, él me dijo: ¡me despertó tu canto! ¿Cómo? –le pregunté. Yo no canté porque no podía ni hablar. Solo estaba pensando en la canción. ¡Yo te escuché cantar! -me volvió a decir..
Vicky.-Eso fue para que te dieras cuenta que Dios te escuchó.
Laura.-El ambiente se sentía con mucha paz.
Vicky.-La luz le gana a la oscuridad.
Después de haber enfrentado aquel ser maligno Laura le platicó a su hija Sofía lo sucedido y ella le dijo: no te preocupes mami el malo ya se fue y ahora el que está es un ángel. Platiquemos ahora con la pequeña Sofía:
Vicky.-¿Sofi qué es lo primero que recuerdas haber visto fuera de lo normal?
Sofia.-Cuando estaba muy chiquita vivía en una casa muy grande. Un día estaba sentada en el centro de la casa cerca de una puerta y voltee a un lado y vi a una señora que estaba quemada de la cara y me veía, me asusté mucho pero no podía hacer nada, me quedé ahí un rato y cuando reaccioné corrí a contarle a mi mamá pero ella no me creía. Otro día me senté alejada pero alcanzaba a ver el mismo lugar donde vi a la señora y de nuevo se apareció y no dejaba de verme.
Vicky.-¿No te hablaba?
Sofía.- No solo me veía yo también la veía. Hubo un momento que me voltee a otro lado y al volver a mirarla vi que ya estaba bien y que su quemada había desaparecido. Un día que estaba dormida en mi cuarto, se paró junto a mi cama y me empezó acariciar como masaje.
Vicky.-¿Sentías feo o bonito?
Sofía.- Sentía como si ella tuviera agua en la mano.
Vicky.- ¿Y tenías miedo?
Sofía.-Sí tenía miedo.
Vicky.- ¿Después de eso la volviste a ver?
Sofía.- No.
Vicky.-Yo creo que tú la ayudaste, aunque no te hablaba, ni te pedía nada, el simple hecho de acercarse a ti y a tu luz la sanaba y por eso te acariciaba para tomar algo de tu luz. Esa es mi interpretación. ¿Después de ella llegó alguien más?
Sofía.-Antes de que nos cambiáramos a la casa de ahorita una noche, mi hermano y mi mamá estaban en la cama, mi hermanita dormida. Me levanté para ir al cuarto de mis papás y en las escaleras vi una niña con la cabeza en las rodillas llorando pero no se le veía la cara. Yo le conté a mi mamá y se la describí y ella me dijo: “Es la niña del aro, estás alucinando porque viste la película.
Vicky.- Ja,ja,,ja, ah que tu mami.
Sofía.-Me regresé a mi cuarto y ya no la escuché en las escaleras sino en mi cuarto. Entonces mi hermanita se despertó y dijo que había visto a santa Claus. Yo me quedé en el cuarto y de pronto empecé a escuchar risas. Me asusté y prendí la tele para olvidarme y quitarme el miedo. Luego abrí el clóset y ahí estaba la niña sentada pero no veía la ropa solo a la niña llorando en la misma posición. Tenía un vestido blanco y su cabello güero, güero.
Vicky.-¿De cuantos años?
Sofía.-Como yo más o menos. Le conté a mi hermana pero no me creyó. Otro día que estábamos jugando con una prima y pasó algo con una muñeca que cerraba los ojos sola, varias veces parpadeó y nos asustamos, bajamos corriendo y se la entregamos a mi mamá. Ella la tiró a la basura. Nos pusimos a escuchar música y volvimos a escuchar que alguien lloraba y buscamos por toda la casa y nada. Mi prima entró al baño y cuando salió me dijo que “en el baño hay una niña llorando”.
Laura.-Todavía cuando me la llevaron iba parpadeando.
Vicky.- ¡Qué feo! Lo que pasa es que a veces se meten energías en los juguetes u objetos, no es en si el objeto sino la energía que se le mete. Por eso hay que tener cuidado con las cosas usadas.
Hay más sobre esta pequeña, usted amigo o amiga si tiene un niño así, póngale atención porque no está fantaseando, si no quiere dormir en su cuarto o tiene pesadillas, no lo lleve al psicólogo busque una persona sensitiva que le pueda orientar.
Hace alrededor de un mes, una amiga de Puebla me dijo que había visto en la televisión un reportaje de una casa psiquiátrica en donde entrevistaron a algunos de los internos y le llamó la atención una joven que comentó estar ahí a raíz de que veía aparecidos y escuchaba voces catalogada como “esquizofrénica” equivocadamente.
Esto me preocupó sobremanera ya que mucha gente ha sido diagnosticada de esa manera cuando lo que tienen es un don de videncia y clariaudiencia. Es por ello que decidí abordar este tema en mi sección para evitar que por lo menos algunos niños y jóvenes con estos dones sean comprendidos en sus vivencias.
He estado hablándoles de Sofía una niña de once años quien ya ha tenido este tipo de experiencias “extremas”. Continuamos la entrevista con Sofi:
Vicky.- ¿Tienes amiguitas que vean fantasmas como tú?
Sofía.-Si en la escuela y de repente han dicho ¿Quién ha visto espíritus? Yo me quedo callada porque los hombres se burlan, solo las niñas. Muchas de mi salón dicen que han visto familiares o conocidos que ya murieron. Tengo una amiga que nos ha dicho que ya no va al baño porque escucha cosas y si le creemos porque un día fui con dos amigas y una de ellas empezó a abrir las puertas para ver si estaba solo y nos estábamos lavando las manos cuando escuchamos que alguien cantaba y enseguida le jalaron al baño por lo que salimos espantadas a buscar a las demás. Entramos todas y una de ellas bien valiente se quedó adentro y dijo que no había nadie que “solo se escuchaba que cantaban”.
Para entrar al baño está muy oscuro y siempre tiene uno que prender las luces y al hacerlo vimos que la luz bajaba y subía.
Vicky.-¿Como cuando se van a fundir los focos?
Sofía.-Si y nos dio miedo y nos cambiamos al baño de abajo porque teníamos que cambiarnos para un Festival que iba a haber. Estábamos arreglándonos cuando salió una niña y dijo que en uno de los baños había visto muchas manos y sin embargo no había nadie ahí. Nos asustamos y salimos para el Festival. Mi mejor amiga olvidó su cepillo del pelo y regresó por él y al hacerlo una de las puertas se le abrió sola, pero ella como no cree no le dio miedo. Se le apagó la luz y si se asustó y cuando nos dijo no le creíamos porque pensamos que estaba vacilando ya que ella dice que no cree en esas cosas.
Al rato volví al baño y llegó una niña con un pedazo de pastel en un plato y me lo encargó mientras entraba al baño y bien extraño al salir del baño el pastel había desaparecido pero no había entrado nadie más.
Vicky.-En los baños siempre me han reportado este tipo de situaciones. En ellos habitan los seres del bajo y los chocarreros.
Sofía.-Un día quería ir a cenar y mi mamá no quería bajar a acompañarnos. Yo sentía miedo pero mi mami dijo que no había nada. Mi hermana terminó de cenar y luego yo me reí y ellas corrieron y no me esperaron. Yo continué cenando pero me dio más miedo y empecé a escuchar voces pero no se escuchan bien.
Vicky.-Si, se escuchan como si estuvieran en un tubo.
Sofía.-Sí y además tuve un sueño donde un niño me pedía que hiciera cosas malas y si no me iban a hacer algo. Por eso me llevaron con Alex, el que lee las auras.
Vicky.-¿Te ha sucedido algo en casa de algún amigo?
Sofía.-En casa de un amigo, hace poco, estábamos arriba y el cuarto de su abuelito estaba oscuro y una amiga tiró unas pelotas y una se fue debajo de la cama y al meter la mano para sacarla nos agarraban la mano y no nos dejaban sacarlas.
Vicky.-¿Como la de sexto sentido?
Sofía.- Si. Y luego había unos perros y se pusieron bien bravos y mi amiga se quedó encerrada con ellos y no podía salir.
Vicky.-Se les ha de haber metido una mala energía como a la muñeca que las asustó.
¿Y en la escuela no saben si hay algo inusual?
Sofía.-Si el papá de una amiga, tomó fotos de los salones y si salió un espíritu, un niño. La señora que hacía el aseo se fue porque la asustaban, decía que escuchaba risas. Además en los salones de computación las máquinas se prenden y se apagan solas.
Bien amigos ya se pudieron dar una idea de lo terrible que es para los niños índigo, cristal, vivir estas situaciones y tener dones. No es nada fácil. Poco a poco Sofía va ir desarrollando sus capacidades.