Check the new version here

Popular channels

Mi hijo no quiere dejar la mamadera, ¿qué hago?



Parece que ésta es una situación difícil para todos, y no puedo evitar preguntarme si retirarle el biberón ahora a tu pequeño vale la pena, en vista de todo lo que está costando. Muchos niños siguen tomando leche materna o un biberón a la hora de dormir mucho después de su primer cumpleaños y muchos continúan haciéndolo mucho después del segundo, así que no hay nada raro o fuera de lo común en el hecho de que tu hijo esté apegado a su biberón. Además, la mayoría de los niños que dejan el biberón entre el año y los tres años, siguen chupando algo.

Los niños que usan chupetes o que se chupan el dedo, a menudo lo hacen durante varios años y sobre todo antes de dormir. De una forma o de otra, "chupar para calmarse" es una parte esencial de irse a la cama tranquilos para la mayoría de los niños pequeños. El momento en el que un niño deje este hábito no tiene nada que ver con lo "avanzado" o lo "atrasado" que esté.

Las dos cosas importantes que hay que recordar respecto a los biberones a la hora de dormir son no poner en ellos bebidas dulces, como jugo, y no dejar que tu pequeño se lleve su biberón de leche a la cama, donde beberá de él lentamente. Cualquiera de estas dos cosas, y sobre todo su combinación, sería desastrosa para sus dientes, además de que lo condicionaría a esperar tener un biberón a la mano cuando se medio despierte en la noche. Pero tomar un biberón acurrucado en tu regazo es una forma reconfortante de acabar el día y no es necesariamente algo por lo que valga la pena pelear.

Si realmente estás ansiosa por retirarle el biberón a tu pequeño, sería mejor para todos que no cedas a sus peticiones y te apegues a tu decisión, sin importar cuánto llore y grite. Si decides que no es tan importante retirarle el biberón nocturno todavía, dáselo gustosamente sin entrar en las batallas que están teniendo ahora, y pospón su retirada hasta más adelante.
0
0
0
0
0No comments yet