Mi sueño.

Como no tengo ganas de hacer nada y como la mayoría siento culpa por virguear acá un sábado voy a hacer catarsis.
Desde chico tengo un sueño. O tenía.
Mi sueño era tener un negocio, no cualquiera. O en realidad son dos. No me importa la plata, se que nunca voy a ser millonario. Pero es la única cosa que me dejaría vivir en paz y lo unico para lo que me siento capacitado.
Mi sueño era tener una canchita de futbol.







Es perfecta para mí. Solo atendería para las reservas de forma cortante. Un poco de cara de orto Cobraría y vendería bebidas.
No pondría una escuelita de futbol eso es mucho quilombo.
Sería medianamente copado. Si no hay nadie te dejo seguir jugando 30 minutos más.
Me imagino con mis balones gastados y ennegrecidos por el uso, la cancha de cemento pintada de verde, los arcos con redes amarillas... un paraíso.

Tendría una maquina para taringuear a mi lado y estaría todo el día con el culo en el mostrador.
No necesitaría a nadie. Dormiría en un cuartito en el fondo. Comería en el mostrador. Quizás una pequeña habitación para cocinar con una heladera y un anafe. No sería feliz pero estaría en paz. Solo saldría a comprar víveres.


Talvez un ciber...


Sinceramente no se para que voy a la facultad, me tira la goma. Pero el sueño de la cancha requiere dinero.... oh dulces sueños.