Check the new version here

Popular channels

Muy raro:demanda de dinero mayor que la actividad económica.

¿Cómo es posible que aumente la demanda de dinero cuando, con inflación de casi 40%, lo natural sería que la gente se saque de encima lo más rápido posible su dinero, reduciendo la demanda de dinero en lugar de aumentarla?


Contrario a todo razonamiento monetario elemental.


Pero como esta administración ha decidido - a pesar de la inflación - no emitir billetes de alta denominación (billetes de $ 200 y $ 500), localmente hace años que no se da abasto para imprimir billetes (emitir $ 1.000 con billetes de $ 500 requiere imprimir 2 billetes; emitir $ 1.000 con billetes de S 100 requiere imprimir 10 billetes) y ni hablar de Ciccone para no desviarnos...



Esta administración tuvo que contratar en el exterior la impresión de cientos de toneladas de billetes, y a pesar de todo hay problemas para conseguir efectivo, si quieren comprobarlo vayan un domingo a las 20hs. a cualquier ATM.


Es tanta la necesidad de billetes que la emisión se concentró casi por completo en billetes grandes (emitiendo billetes chicos se necesitan miles de toneladas de billetes para una misma cantidad de dinero).


Por eso ahora hay 75% del total de circulante en billetes de S 100, cuando hace 4 años apenas superaban el 30% de los billetes en circulación.


Son tantos los billetes de $I00, y tan pocos los otros billetes que, si queremos tener $ 120 en el bolsillo hay que llevar $ 200.


Eso naturalmente implica más demanda de dinero.


Una extravagancia: la impericia para gestionar la emisión de dinero llevó a emitir demasiados billetes de $ 100, lo que requiere llevar más dinero del que necesitamos, y esto permite emitir mucho sin generar inflación equivalente, porque al estar obligaos a conservar más de lo necesario en el bolsillo (o tenerlo en casa) se reduce enormemente la velocidad de la circulación del dinero, que es uno de los elementos claves de la inflación monetaria.


Una inesperada y muy costosa circunstancia que reduce la parte monetaria de la inflación alocada con la que convivimos sin chistar porque estamos anestesiados.
0No comments yet