Popular channels

Nadie se inmutó cuando acosaron a Kendall Jenner en reality


Hoy toda información con los apellidos Kardashian o Jenner en su titular es susceptible de romper Internet. Noticias, en su mayoría, triviales. Pero hace dos años, la hoy modelo de éxito Kendall Jenner sufrió acoso sexual, un suceso que se emitió en el reality familiar sin intención de denuncia. Nos preguntamos -seriamente- por qué la familia con más influencia de Estados Unidos miró hacia un lado.

Sucedió hace dos años. En un episodio de Keeping Up With The Kardashians, la familia más mediática de Estados Unidos disfrutaba de unas vacaciones en Tailandia. La escena se sitúa en un chiringuito, cuando Kendall Jenner se dispone a pedir en la barra. De repente, un hombre que estaba sentado cerca toca el culo de la joven. En ese momento, su hermano Brody Jenner entra en escena y reprende al acosador. Éste niega con la cabeza lo ocurrido. Kendall se echa a un lado asustada.


Una escena que vuelve a nuestra mente dos años después, y nos lleva a hacernos varias preguntas: ¿es sólo nuestra la sensación de que este suceso no recibió la atención que requería? ¿de que fue banalizado y emitido, sin más, únicamente por su morbo -por llamarlo de algún modo- y no con ánimo de denuncia por el programa de telerrealidad de los Kardashian Jenner? Pero la situación se agrava más si caemos en un dato: en ese momento, Kendall Jenner era menor de edad. Y lo sigue siendo para Estados Unidos, ya que hasta el 3 de noviembre de este año no cumple 21 años, la mayoría de edad del país.


Si realizamos una búsqueda en Google, los titulares que rodean esta polémica se limitan al enfoque sensacionalista y morboso descuidando el componente sexista -y alarmante- de la situación. La mayoría, de prensa norteamericana. "No creeréis cómo reaccionó Brody Jenner cuando un hombre tocó el culo de su hermana Kendall" o "Un hombre toca el culo de Kendall y su hermano Brody sale en su defensa". Que un hecho como este, emitido en un programa de telerrealidad con adeptos en todo el mundo -muchos de ellos niñas jóvenes como la protagonista de la cruda escena-, no conlleve una crítica y reflexión, ni siquiera un mensaje didáctico, es, cuanto menos, desolador.



Y es que quizás en dos años las cosas hayan cambiado más de lo que pensamos: Internet y las redes sociales se han convertido en el soporte de denuncias de acoso callejero, aunque sea a nivel social, y, sobre todo, en plataforma de concienciación. Porque las leyes todavía no están preparadas para proteger a las víctimas de esta lacra, pero tanto afectadas como testigos empiezan a entender que guardar silencio es sostener el problema.

Por ello, nos preguntamos: ¿no podría haber aprovechado Kendall Jenner su repercusión en Instagram -donde hoy suma más de 63.000.000 de seguidores- para lanzar un mensaje de denuncia? ¿no podría haber aprovechado su impacto y voz para concienciar de que hay que denunciar estos sucesos?


0
0
0
0No comments yet