No debemos amar tanto un animal

Dios no hizo los animales para que nos enamoráramos de ellos
el propósito de la vida no es amar un animal esto se da a entender muchas veces en la vida
hay que respetarlos
pero ellos no tienen alma