Check the new version here

Popular channels

Octubre ilumina el camino

Después de haber sido utilizado por la burguesía para poder ascender al poder durante la revolución francesa, de haber sido masacrado en la Comuna de París; perseguido, encarcelado y torturado en toda Europa; vuelto a derrotar en el Moscú insurrecto de 1905; por fin el 7 de noviembre de 1917, el proletariado escribe junto a campesinos y soldados la página más gloriosa en el desarrollo de la sociedad humana, al encabezar el triunfo de la Revolución de Octubre.

El asalto al cielo, de hombres y mujeres que tenían todo por ganar, se dio bajó la certera dirección del Partido Bolchevique, encabezado por Vladimir Ulianov, más conocido como Lenin.



El triunfo de la revolución de obreros y campesinos estremeció el mundo entero. Muchos creyeron que se estaba frente a un mero accidente social y que pronto las aguas recobrarían el nivel.

La historia se repetía axiomáticamente. Cada que los desposeídos se unían y lograban un triunfo importante, las clases reaccionarias organizaban el contra-ataque, violentamente desbarataban el intento y se venían años o décadas de durísima represión.

Carlos Marx y Federico Engels junto a otros intelectuales, no solo teorizaban sobre las justas luchas obreras, sino que participaron activamente en ellas siendo los precursores y guías intelectuales más notorios en la contienda de clases.



Pero correspondió a Lenin, en otro momento del desarrollo del capitalismo y por ende del proletariado; crear el partido que haría de vanguardia del pueblo ruso para derrotar el zarismo y la aristocracia en la primera etapa de la revolución democrático-burguesa y culminar con la revolución socialista de noviembre de 1917.

Ésta fue una revolución en profundidad. Todo el orden vigente fue destruido. Desapareció el viejo Estado con todas sus instituciones, siendo reemplazado por la dictadura democrática del proletariado, en alianza con los campesinos y soldados, que impusieron la democracia para las mayorías y mano fuerte contra las cases ricas desalojadas del poder, que comenzaron a conspirar contra el nuevo Estado.

La expropiación y confiscación de las grandes haciendas de terratenientes y latifundistas y su entrega al campesino para trabajarla y ponerla a producir, estuvo entre las primeras medidas del nuevo gobierno, igual ocurrió con el control obrero de las fabricas, la banca, el comercio, los servicios públicos, las relaciones internacionales, los recursos naturales.



Para la defensa del país fue creado un nuevo ejército, el Ejército Rojo, que hubo de enfrentar la agresión de 17 países y la contrarrevolución interna en la etapa inicial del proceso y luego, en la década de los 40s del siglo pasado, llevar el peso fundamental de la Segunda Guerra Mundial contra la maquinaria de muerte del fascismo hitleriano y sus aliados.

Lo anterior no impidió el ejercicio de la revolución cultural que sacó al país de la ignorancia y lo proyectó como potencia mundial, hasta lograr adelantos científico técnicos que lo colocaron como pionero en la conquista del cosmos.

Pero los más grandes adelantos se presentaron en el campo social: la salud, empleo, vivienda, educación, trabajo, primacía de lo colectivo sobre lo individua; en la búsqueda de la paz mundial; en el espacio que abrió y el sitial en que ubicó a la mujer después de siglos de vejación y discriminación; en las relaciones con otras nacionalidades y pueblos que llevaron a la construcción de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, ineludible punto de referencia en las uniones nacionales del futuro.



Como en todo proceso nuevo; cuando se avanza hacia lo desconocido, cuando se quiere construir algo para lo cual no existen manuales que indiquen cómo hacerlo; en la construcción de la nueva sociedad en la Unión Soviética, se cometieron garrafales errores que debilitaron el modelo. Este se frenó y retrocedió. La dirigencia no estaba a la altura de los enormes reto y la implosión fatalmente se produjo.

A 97 años del triunfo de la Revolución de Octubre y 16 del reversazo, la situación del mundo en general, no ha mejorado. El dominio imperialista, las guerras de agresión, el hambre, las pestes, la desnutrición, la desigualdad; crecen sin cesar. Nada de esto sería tan fácil y sencillo para los capitalistas si las fuerzas, que luchamos por los cambios y creemos en el socialismo, nos uniéramos y con el puño cerrado golpeáramos a los enemigos de la humanidad.

La Revolución de Octubre fue el primer asalto ganado por el proletariado, el segundo lo ganaron los imperialistas. La pelea aun no termina y octubre ilumina con sus destellos el camino hacia un mundo mejor.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New