Canales populares

Odio los animes shoujo



(Dejo un texto escrito por una chica, en algunas partes estoy de acuerdo: el género shojo es una reverenda mierda).

Oh shoujo, cómo odio odiarte



Soy una romántica empedernida pero no me gusta el shoujo, algunas veces incluso lo odio.
Seamos sinceros, el shoujo es muy repetitivo. Todos (bueno, casi todos) los mangas que están en este género demográfico tratan exactamente de lo mismo: chico conoce a chica, se enamoran y después de algunas dificultades son felices para siempre – lo único que cambia son los aspectos circunstanciales. Incluso los mecanismos de la trama que utilizan son los mismos de siempre. Si no lo hacen, para mi son excepciones, y muy contadas. No voy a negar que esto me fastidia pero la verdad es que mi verdadero problema no son las historias en sí, sino la ejecución.

Desde mi punto de vista, la mayoría de los mangakas de shoujo no parecen querer adentrarse más allá de la historia en general y se nota. De ninguna manera estoy diciendo que esto sólo ocurre en el shoujo, pero yo lo noto más que en cualquier otro gracias a la repetitividad, y aún así, creo que no es excusa. Digo, por más choteado que sea el mecanismo que utilicen o aunque usen la misma trama que otros cientos de mangas, lo único que debe hacer el autor es manejarlo bien y enfocarse en lo que realmente importa: los personajes. Eso es lo que hace que la mayoría sean mera cursilería y no una historia romántica de verdad.


Personaje detestable

Tomemos las novelas de Jane Austen como ejemplo, ¿que hace que sobresalgan sobre otras historias de amor? Por supuesto que esta el estilo y la narrativa, pero lo que a mí me gusta más que nada es enfoque a los personajes. Pride & Prejudice no trata sólo de la historia de amor entre Elizabeth y Darcy, sino sobre el crecimiento personal de cada uno de ellos. Lo mismo pasa en Emma, Persuasion, Sense & Sensibility — uno se identifica con los personajes y se involucra emocionalmente con sus vidas.

La mayoría del shoujo no logra provocar a eso en mí. Los personajes se quedan en los estereotipos, no tiene profundidad, ni evolución. En resumen, la protagonista queda en un segundo término y lo único que es realmente interesante es la historia de amor. O tal vez debería decir, que quede con el chico guapo. Para mí, es como decir que lo que importa es estar con el hombre perfecto — mientras que todos sabemos que en la vida real, el verdadero amor, para que realmente se dé, involucra madurez y crecimiento personal.

¿Estoy exagerando? Tal vez, después de todo el shoujo está dirigido a pubertas y adolescentes, pero no puedo evitar pensar que no por eso debe ser menos serio, menos profundo. Es triste que el material que esas chicas leen tenga tan poca calidad y les de una idea tan pobre del amor.


Vivan los animes shounen románticos donde el prota más feo, virgo de toda la escuela conquista a la chica más tetona de clase

0
0
0
0No hay comentarios