Oooooh si, obsesivo compulsivo?

Hay algo en nosotros que se siente muy satisfecho por dentro cuando logramos hacer una tarea bien hecha, así sea alinear nuestros zapatos en colores o estilos, o la comida en nuestra alacena. Hasta los más desordenados pueden sentir esa pequeña satisfacción al ordenar. Creo que esto no tiene que ver tanto con la acción de ordenar, sino con que nuestro cerebro siempre va a encontrar satisfacción en imágenes fáciles de procesar. Lo que les mostraremos a continuación será exclusivamente para el placer de sus cerebros!