Canales populares

Orgullo es poco. Boca y nada más.

Primero Lunati, después Pitana, ahora Vigliano.


Hoy el país entero vio una vez más las cosas claras.
Boca entró a jugar con uno menos.

River con un Vigliano, que fue la figura de la cancha regalandole de todo, los líneas también estuvieron a la "altura" del árbitro.

Boca con 2 menos todo el partido... así todo en la primera parte del segundo tiempo fuimos superiores en desventaja de jugadores, y los jugadores pusieron todo lo que hay que poner para defender la camiseta de Boca.

Una lástima la cagada que se manda Orión, pero imposible reprocharle algo porque estuvo a la altura del partido.

11 leones que después pasaron a ser 10, por el árbitro nada más.

Párrafo a parte para la hinchada local que empezó a alentar justo después del gol.


Otra vez Boca señores, y no festejo el empate.
Festejo el sacrificio de los jugadores que remaron contra todos.
Contra la cancha visitante, contra los jugadores contrarios, contra el árbitro, contra la hinchada (solo en los últimos 15 minutos).

Hoy el país se dio cuenta quien es grande.

MUCHAS GRACIAS BOCA... Sabor amargo por la injusticia... Pero nos vamos, una vez más, con la frente en alto.

SOMOS MUY GRANDES.


0No hay comentarios