Otro inconveniente con una chica diamond, karma 12,00



Esta vez se abre la puerta a otro debate en el sentido de la discrimacion hacia las diamond y que ya no son respetadas como en la epoca medieval en que eran modelos.







Se puede expandir hacia los hombres diamond como vemos siempre se habla de las discrimaciones hacia la pobre mujer con exceso de karma, ironicamente esas mujeres que en el mundo real piden respeto por sus amigas diamond , al verse en una situacion de cortejo o seduccion con un alto karma, lo discriminan provocandole una vida de injusticias en las que ellos solo se pueden refugiar acudiendo a la tecnologia para saciar sus instintos reproductivos 



 
Se da en todos los paises, esta situacion:


Solo quielo un homble que me respetle y me quiela,<-- frase clasica de mujer, pero despues aparece un tipo que las quiere y sin mas lo rechazan por el karma



Diamond de la vieja escuela, rechazado por ciento de mujeres busco refugio en la bebida.




Otros ejemplos de mujeres que piden igualdad por sus amigas:


















Acaso alguien se preocupa por el hombre diamond? <- no veo que ninguna mujer busque fagotizar con el, ni siquiera hablarle.
pero bueno como es hombre que se la banque y asi esta la sociedad.










offtopic:

Mujeres que bajaron de rango: ejemplos.. 
Son tachadas de superficiales??
Esta mal buscar una vida mejor?










Sin mas preambulos vayamos con el post y a lo que se refiere el respeto que se tendria que dar pero en ambos sexos. 




No es ella. Es su alrededor.
La fotógrafa Haley Morris-Cafiero ha sido consciente de lo cruel que puede llegar a ser la gente debido a su tamaño. Al vivir en una sociedad que está obsesionada con la delgadez, la vida puede ser difícil para las personas que son más grandes, especialmente si son mujeres. Morris-Cafiero, sin embargo, decidió convertir este hábito de mirar en menos, en arte, y con suerte hacer que la gente sea más consiente de sus actitudes de crítica.
El proyecto se basa en una serie de fotografías llamada “Wait Watchers”, donde Morris-Cafiero se fotografía a sí misma en lugares públicos, donde la gente que no se da cuenta que están en el foco de la cámara, se ríen ella o le dedican extrañas miradas. Y no, ella no está haciendo nada extraño, ni tampoco es obvio que se está tomando una foto. Las fotos son tomadas con una cámara de auto-sincronización, y Morris-Cafiero, una vez que el disparo se configura, hace normalmente algo que no llame mucho la atención como hablar por teléfono o hacer que espera a alguien.





La foto que lo empezó todo. Aquí, un hombre se burla de Morris-Cafiero cuando ella está sentada en las escaleras. Lo que él no sabía era que ella también pudo verlo.
Morris-Cafiero, que vive en Memphis, se dio cuenta de que estaba siendo evaluada por desconocidos cuando trabajaba en otro proyecto. Para una de las fotos, ella tomó un autorretrato sentándose a pasos del Times Square. Cuando volvió a mirar las imágenes que había tomado, se dio cuenta de que ella no era la única que estaba tomando fotografías. Un hombre detrás de ella estaba haciendo una mueca mientras su amigo capturaba una foto de él. Luego de esto, ella comenzó a notar el fenómeno en más de sus propias fotos. Así, en lugar de retirarse de la vista del público, ella decidió reunirse de frente a frente.
Morris-Cafiero comenzó poniendo cámaras en lugares públicos, y luego se ponía en escena para que se viera como ella acababa de pasar a estar en el área. En las fotografías no sólo aparece ella, sino que se captura las reacciones de los transeúntes. “Estoy muy interesado en cómo la sociedad utiliza la mirada para comunicar su emoción, entonces, ¿cómo nosotros, a su vez, interpretamos la forma de mirarnos a nosotros”, explica. El proyecto de “Wait Watcher” se espera que  vuelva la mirada de los extraños a Morris-Cafiero sobre ellos mismos, y, espera, hacer que la gente sea consciente de los problemas vinculados a la imagen corporal y la vergüenza que sienten las personas que son más grandes, como Morris-Cafiero.