Check the new version here

Popular channels

Papá Noel, duendes y juguetes: un ménage á trois que no e

La mitología popular nos enseñó que Papá Noel cuenta, en su mega iglú del Polo Norte, con un grupo de duendes que durante todo el año fabrican los juguetes que luego él regala para Navidad. De esto surgen algunas preguntas sobre los derechos de autor. Por ejemplo, si al viejo le piden una Barbie, y los duendes fabrican una, ¿no están robando un modelo patentado y hacen uso de una marca que no les pertenece, además de provocar bajas en las ventas de las jugueterías y las compañías fabricantes? Pero no es eso lo que vinimos a investigar, y ni siquiera es ese el planteamiento de nuestro problema, qué en una línea podría resumirse así: ¿Por qué Papá Noel explota a los duendes para hacer sus juguetes?

"Se trata de duendes indocumentados."
En primer lugar, debemos suponer que se trata de duendes indocumentados que llegaron al Polo Norte desde la tierra de Nunca Jamás, de contrabando adentro del barco del Capitán Garfio. Creemos firmemente en la lógica, y es por eso que garantizamos, además, que ellos contarían con la ayuda en la aduana de un grupo de pitufos corruptos, liderados por un pitufo argentino. Y Papá Noel, claro, lo aprovecha.
Existe la posibilidad de que los duendes que trabajan para él no sean tales. Los obreros papanoelinos serían todos los gurrumines que se portaron mal, y que, en vez de recibir un trozo de carbón, son reclutados obligatoriamente como gnomos fabricantes, en algo que podríamos llamar fordismo en miniatura, mezclado con milicia obligatoria.
Papá Noel cuenta también con ciertas facilidades. En caso de que un duende se accidente o se haga viejo, la jubilación consecuente es sencilla, por la simple cuestión de que puede alojarlo en cualquier jardín, como gnomo de cemento. No obstante, el sindicato de duendes navideños ha reclamado reiteradas veces ante el ingreso irrestricto a los jardines de perros y gatos que los mean y cagan por todos lados. Inclusive, en los pasillos del Centro de Estudios Duendefílicos se ha llegado a oír de violaciones por parte de ancianos decrépitos como los Reyes Magos y, por supuesto, el mismísimo Papá Noel.
“El sindicato de duendes navideños ha reclamado en reiteradas ocasiones
La última ventaja que se nos ocurre es que, a la hora de pagarles, nada más hay que mandarlos a que busquen la olla de oro al final del arco iris, que algunos de sus parientes manejan. La mayoría pasa años caminando en busca del tesoro, mientras que otros se resignan y dedican sus vidas a ser explotados en circos, programas de televisión y Mac hamburgueserías.

fuente: http://pmdq.com.ar/humor.html
0No comments yet