Popular channels

Para los dias de sol y lluvia

Hoy amanecio lloviendo por mis rumbos y observando la gente con sus paraguas me decidi a investigar un poco sobre este dispositivo my util en sol y lluvia.
Un paraguas es un objeto para guarecerse de la lluvia. Está formado por una superficie cóncava desplegable de plástico u otro material semejante, sujeta a una estructura de varillas dispuestas alrededor de un eje central terminado en un mango adecuado para llevarlo con una mano. Las varillas permiten que cuando no llueve o en un lugar protegido sea posible cerrarlo para andar con comodidad. Un paraguas clásico cerrado puede servir de bastón, aunque no por su corto tamaño la versión "de bolsillo", que tiene varillas que se pliegan por dos (ó más) sitios.
El uso de este instrumento, antiquísimo en China y la India, no fue introducido en Europa hasta el siglo XVII. En un principio sólo les era permitido llevarlo a las mujeres, pasando después a ser atributo de la burguesía.

En la antigua China, Egipto, y las culturas griegas y romanas, asirias, y en África, usaban el quitasol, la sombrilla, pero no el paraguas. Aunque en inglés se use la misma palabra, son dos utensilios distintos, con dos usos distintos; es decir: son conceptos distintos. El paraguas ha de ser ineludiblemente impermeable y sin agujeros, y suficientemente amplio. Se creó el paraguas en la lluviosa Europa. La sombrilla (utensilio desaprovechado, usado para evitar que el sol moreneara a la nobleza asemejándola a los menospreciados campesinos), ahora cambiaba de uso, siendo el benévolo utensilio para el lógico y útil uso de protegerse contra la lluvia.

En 1730 se incorporaron los tejidos impermeables; fue un gran avance en la historia del paraguas. Pero en aquella fecha aún faltaban las características varillas plegables, que se crearían en el siglo siguiente, también en Europa.

Alrededor de 1800, los paraguas pesaban 10 libras (unos 4 kilos y medio), ya que su estructura era de madera y hueso de ballena. Pero un inglés, Samuel Fox de Sheffield, inventó en 1852 la estructura de acero, poniendo fin así al pesado paraguas de casi 5 kilos, que era tan difícil de manejar.

La primera tienda de paraguas inglesa fue “James Smith e Hijos” y fue inaugurada en 1830 en la famosa calle Oxford de Londres.

Los primeros paraguas europeos estaban hechos de madera o huesos de ballena, cubiertos con alpaca o lona engrasada. Los mangos eran fabricados con maderas como el ébano, de manera artesanal.
El uso de la seda ayudó a hacerlos más ligeros. En 1852, Samuel Fox inventó el diseño de paraguas con costillas de acero, utilizando las mismas varillas que se usaban en los corsés y fundó la Compañía de Aceros Inglesa para fabricarlos.

El inventor afroamericano William Carter patentó un paragüero en 1885. En el Siglo XX, nuevos materiales como el algodón, el nylon y el plástico reemplazaron a la seda. Los paraguas colapsables fueron la mayor innovación técnica en la fabricación de estos útiles artefactos.

Actualmente existen novedosos paraguas que no se doblan e invierten con el viento, otros transparentes que permiten ver mientras el usuario está completamente cubierto, modelos que no escurren agua al ser cerrados y hasta paraguas con un pequeño dispositivo electrónico, similar a un localizador, que proporciona el estado del clima.

Los parasoles actuales se colocan fijos en un punto y son utilizados en mesas de jardín o de restaurantes al aire libre. En la playa se utilizan diversos tipos de sombrillas para protegerse del Sol. Los paraguas, en cambio, son artefactos portátiles y generalmente de uso personal.

Las sombrillas también son una herramienta indispensable para fotógrafos y camarógrafos de cine, que las utilizan tanto para protegerse de un clima inclemente como para ajustar la iluminación cundo utilizan luz artificial.

Por último, si usted se ha preguntado si usar un paraguas durante una tormenta eléctrica incrementa la posibilidad de ser golpeado por un rayo, la respuesta es sí, aunque según los expertos es mínima. Por si las dudas, es mejor no hacerlo.












En Gignese (en el Lago Maggiore, en Italia) se puede visitar el Museo dell'Ombrello, el único museo del paraguas del mundo.

saludos desde México cab...nes!!!!!


0
0
0
0No comments yet