Check the new version here

Popular channels

Para terminar con la explotación democracia económica

Los requisitos previos para el éxito de la democracia son: moralidad, educación, y conciencia social, económica y política. En especial, los líderes deben ser personas de carácter altamente moral, de otro modo el bienestar de la sociedad estará en peligro. Pero actualmente, en casi todas las democracias se eligen para el poder, personas de carácter dudoso y con intereses creados. Aun bandidos y asesinos se postulan para elecciones e integran el gobierno.

En casi todos los países del mundo las masas carecen de conciencia política. Políticos astutos y eruditos toman ventaja de esta falencia para confundir a la población y alcanzar el poder. Recurren a prácticas inmorales, como soborno, fraude electoral, manipulación de urnas y venta de votos, para quedar sin oposición en las elecciones. En consecuencia, el estándar de moralidad de la sociedad está disminuyendo, y la gente honesta y competente queda relegada al olvido. Los líderes morales tienen menos oportunidad de ganar las elecciones, porque los resultados electorales son arreglados mediante inducción financiera, intimidación y fuerza bruta. En el sistema democrático actual, todo tipo de prácticas inmorales y corruptas tienen oportunidad de pervertir a la sociedad. La esencia verdadera del sistema actual es que favorece a los capitalistas y expone la administración a fuerzas corruptas e inmorales.

La farsa de la democracia se parece a una función de títeres, en la que un grupo de políticos poderosos y ávidos mueven las cuerdas desde atrás del escenario. En las democracias liberales, los capitalistas manipulan los medios masivos como radio, televisión y prensa, mientras que en las democracias socialistas los burócratas llevan al país al borde de la destrucción. En ambas formas de democracia, existe muy poca oportunidad para que surjan en la sociedad líderes honestos y competentes, y virtualmente no hay ninguna posibilidad para la liberación económica del pueblo.

La democracia política se ha transformado en un gran mito para la población mundial. Promete el advenimiento de una era de paz, prosperidad e igualdad, pero en realidad crea criminales, alienta la explotación y arroja al pueblo hacia un abismo de dolor y sufrimiento.

Los días de la democracia política están contados. PROUT exige democracia económica y no democracia política. Para que la democracia sea exitosa, el poder económico debe estar en manos del pueblo, y debe garantizarse a todos la satisfacción de las necesidades mínimas de la vida. Esta es la única manera de asegurar la liberación económica de la gente. El lema de PROUT es: “Para terminar con la explotación exigimos democracia económica, no democracia política”.



Del Libro Economía Proutista capitulo Democracia Económica

Prabhat Rainjan Sarkar



Visita la pagina de Alternativa Proutista http://www.prout.org.ar


https://proutalternativasocial.wordpress.com/
0
0
0
0No comments yet