Check the new version here

Popular channels

Paul McCartney está muerto

(«Paul está muerto») es una leyenda urbana que asegura que Paul McCartney ―cantante y compositor de la banda The Beatles― resultó muerto1 en un accidente automovilístico el día 9 de noviembre de 19662 y que fue reemplazado por el ganador del concurso llamado "El Doble de Paul McCartney" llamado William Campbell.3 4 Oficialmente, Paul McCartney se encuentra vivo hasta la fecha.



La única «evidencia» de la muerte de McCartney consiste en indicios hallados entre muchas de las grabaciones de The Beatles, algunas de las cuales han sido interpretadas como si hubiesen sido deliberadamente colocadas por ellos mismos u otros, de tal suerte que fuesen un tipo de acertijo o rompecabezas para ser resuelto por el público mismo. Esto se ha visto reforzado con afirmaciones de personas que alegan que al escuchar ciertas canciones en sentido contrario se encuentran mensajes ocultos. Aunado a esto muchos han analizado los diseños gráficos de las portadas originales de todos sus discos para complementar el desciframiento de esta leyenda.

La leyenda dice que un miércoles 9 de noviembre de 1966, durante grabaciones previas al álbum Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, McCartney salió a altas horas de la noche, después de discutir con John Lennon. Paul McCartney, al salir del estudio, se encontró con una chica llamada Rita, a la que ofreció a llevarla a casa y ella accedió. Era una noche lluviosa y McCartney iba a alta velocidad, y se encontró de repente con un camión, frenando fuertemente, el carro dio vueltas de campana, causándole inmediatamente graves heridas que le hicieron perder la vida. Rita salió ilesa. Horas más tarde los otros 3 Beatles estaban exhaustos por las intensas grabaciones del álbum e iban a regresar a sus casas pero al salir los detuvo una furgoneta negra conducida por un agente de la MI5 llamado Maxwell, argumentando que Paul McCartney había sufrido un accidente, obligándolos a abordar la furgoneta. Al llegar a la escena del accidente, se les pidió que identificaran si ese era McCartney, desgraciadamente era el mismo Paul McCartney. Los Beatles fueron llevados a una casa secreta de la MI5 donde Maxwell hizo muchas llamadas informando la muerte de McCartney. Después, se dice que el imperio británico los obligó a quedarse en silencio conforme a la historia, ya que de hacerse público, hubiera habido una gran ola de suicidios al rededor del mundo por parte de sus fanáticas.

Aunque esto podría ser solo una hipótesis, puesto que en Londres no se encontraban ninguno de
los Beatles con excepción de John Lennon, además de que las sesiones de Sgt. Pepper comenzarían luego del 20 de noviembre de ese año.








0
0
0
0No comments yet