Check the new version here

Popular channels

Perturbador post paranormal [Entra lince]

@Nicolaccio relata como despues de tener sexo con algun familiar cercano (madre o hermana) siente que ha cometio "un error" y logicamente ha cometido incesto razon suficiente para dar cuenta q lo cogerse a un familiar directo es logicamente un error pero bueno jusguen uds. mismos este relato PERTURBADOR.

El error cometido una semana atrás no me había permitido resolver una situación que hace bastante se me había escapado de las manos. Una situación en la que me encontraba fruto de mi debilidad, al igual que el problema.


El Error


Su canto y su violín ya no eran las fuentes de bellas melodías de amor que me cautivaron aquel otoño. Poco a poco la amargura las convirtió en disonancias. Sus mensajes no eran dignos de ser leídos y escuchar sus canciones favoritas en la radio me producía rechazo. En el abismo oscuro y asfixiante que se había transformado nuestra relación habían empezado a filtrarse leves y efímeros ajenos rayos de luz que me daban el calor y el aire que necesita cualquier persona para sobrevivir, más que nada en estas situaciones límites. Yo sabía que no estaba bien, no por un sentimiento de traición hacia ella, necesitaba libertad.

Impulsivamente, siempre fui una persona volátil, la llamé por teléfono y le dije lo que sentía. Me respondió que tomara las cosas con calma, que pensara en frio. Yo no le vi el sentido, es imposible no estar más seguro de un pensamiento que estuvo latente en los últimos dos meses. Le dije que era necesario hablar, que debíamos hablar. Ella asintió con la única condición que la elección del lugar de encuentro iba a estar a su disposición. Al cabo de unos minutos me dio tres opciones, opciones que me causaron una aguda sensación de incomodidad. Dichos lugares habían sido protagonistas de aventuras eróticas en el apogeo de nuestra relación, era obvio que ella no se iba a rendir sin dar pelea.
Esperé 2 cigarrillos y medios observando el claro agua contaminado por la urbanidad hasta que se hizo presente. Abstraído en mis pensamientos no reconocí el zumbido del auto. Ambos nos reímos un poco cuando se acercó por atrás y tocó mi hombro sin que me diera cuenta generando en mi el reflejo del susto, fueron las únicas risas de las noche. Me sorprendió la vivacidad de su saludo y oraciones posteriores, como si no supiera lo que iba a pasar. Bastaba solo con ver mi rostro y los antecedentes, supongo.



La interrumpí al momento que apagaba el cigarrillo. Le dije todo, nada quedó nada por decir. Pasaron un par de segundos hasta que una reacción de ella se hizo visible, lamentablemente no era la que deseaba. Unas lágrimas empezaron a correr por sus mejillas al tiempo que se sentó de golpe. Me miró de una forma que transmitía un “¿Por qué?” agonizante. Sus respuestas fueron todo lo que una persona no quiere escuchar en un momento así. Era inútil discutir, di media vuelta y me alejé de la escena. Pero su voz acertó en ese momento, un momento de debilidad.
Me pidió que volviera y que le diera el ultimo abrazo, así hice. También sugirió que permitiera que me llevara a mi casa, esperanzado que esto fuera el fin acepté. El ambiente en el viaje de vuelta, por fortuna, era frio. Casi ni hablamos. Cuando faltaban unas cuadras preguntó si no quería llevarme la ropa que había dejado el último fin de semana en su departamento. Entre las prendas se encontraban una remera y un bóxer que me gustaban mucho. Si ahora no lo hacia ella se iba a quedar con un nexo físico hacia mí, lo que dificultaría el despego sentimental o desembocaría en un reencuentro incomodo.

Estacionó en el garage y subimos juntos por las escaleras. Traté de mantener una distancia casi imposible. Mientras ojeaba unas partituras entregó en una bolsa mis cosas. Dispuesto a irme me atajó antes de que pudiera salir por la puerta. Me pidió un último beso, no los había negado antes. La tozudez de los suyos opaco por completo la resignación de los míos. Otra vez mi debilidad hizo de las suyas. Cuando finalmente me liberé de esta observé acostado en su cama mis zapatos al lado de los suyos mientras sentía un calor a lo largo de mi espalda. En ese momento comprendí que había vuelto a cometer el error.



Y no solo eso tb afirma en los tags q es "UN PAJERO"
0
0
0
0No comments yet