Check the new version here

Popular channels

Piercings y tatuajes estilo que aún incomoda a empresas

Piercings y tatuajes, un estilo que aún incomoda a algunas empresas locales



Expertos recomiendan a trabajadores que, en caso de hacerse uno, elijan zonas no visibles. Esto puede incomodar sobre todo en puestos de atención al cliente.

Todo está listo.El mejor traje, la corbata nueva, el discurso estudiado. La entrevista de trabajo no puede fallar. Pero aunque todo indique que es el candidato perfecto, fue rechazado. La razón: un tatuaje en cuello.

Es que si bien en el mercado laboral de hoy día es casi imposible evitar este tipo de arte corporal en las personas, en ciertos sectores empresariales el tatuaje o los piercings aún no son bien vistos, sobre todo en áreas visibles del cuerpo. Esto se potencia si el puesto en cuestión es de atención al cliente.

"Un tatuaje no interfiere en las capacidades de los trabajadores. Pero si está a la vista, es parte de la imagen de la persona, que en ocasiones, como en la atención a clientes, representa a la empresa, su imagen o perfil. Y ahí pueden existir conflictos", indicó Federico Muttoni, gerente de Advice.

Lo cierto es que si bien en Uruguay se aprecia una tendencia de apertura al respecto, en términos generales todavía son pocos los que pueden lucir sus tatuajes o piercings en espacios laborales, coincidieron expertos del área de recursos humanos.

En donde no genera problema es en rubros de actividad más descontracturados, como en diseño gráfico, tecnologías de la información o música, explicó Geraldine Delfino, gerenta de PwC.

Tanto en esa consultora como en KPMG señalaron que para sus organizaciones no es un tema que excluya un candidato, pero coinciden que en puestos como atención al público puede llegar a incidir. "Hoy no es una condición para no elegirlo, no nos ha pasado que algún cliente no considere un candidato por esto, pero puede suceder si tiene demasiados tatuajes o piercings en la cara o cuello", explicó María Laura Volpi, senior de reclutamiento y selección de KPMG.

Por su parte, desde Advice y Management confiesan que sí han recibido pedidos directos de empresas para que eviten enviar personas con estas características.

"Hemos tenido buenos candidatos, pero como de primera (para los casos de atención al público) nos solicitaban que tuvieran cierta `presencia`, la cual incluía no tener tatuajes o piercings visible, no los pudimos enviar a nuestro cliente", aseguró Gerardo Torres, experto en estrategia y capital humano de Management.

De todas formas, de acuerdo a los expertos, esta tendencia debería comenzar a revertirse, sobre todo porque los nuevos trabajadores ya crecieron con la cultura del tatuaje y el piercing. "Las empresas deben adaptarse; los que hoy están en cargos operativos y tienen tatuajes algún día serán los gerentes", afirmó Volpi.

De todas formas, y atendiendo a la realidad local, Muttoni es cauteloso y recomienda: "si alguien decide realizarse un tatuaje evite áreas como las manos, la cara o el cuello".

Alguna vez te pasó?
0
0
0
0
0No comments yet