Polémica: buitres integran la entidad que votó a favor

ECONOMÍA • Fondos buitre • Viernes 01 de Agosto de 2014 | 15:00
Polémica: buitres integran la entidad que votó a favor de pagar el seguro a los holdouts



El fondo buitre Elliott es uno de los 15 miembros que participó de la reunión de la ISDA y que votó la activación de un seguro de 1.000 millones de dólares. También lo hicieron el JP Morgan y el Goldman Sachs, que además negocian una posible compra de deuda a los fondos buitre.



NOTICIAS RELACIONADAS
Se deberá pagar un seguro de 1.000 millones de dólares
Este mediodía, el Comité de Determinación para América de la International Swaps and Derivatives Association (ISDA, por sus siglas en inglés) determinó que se deben pagar los seguros por incumplimiento de pagos en el caso de los bonos argentinos. Según la decisión de la compañía aseguradora, será de 1.000 millones de dólares y los encargados de pagarlos serán los bancos emisores del seguro correspondiente.



Sin embargo, un dato despertó la polémica: el fondo buitre Elliott es uno de los 15 miembros del comité que votó la activación del seguro.

Controlado por Paul Singer y dueño de NML, Elliott forma parte desde abril del organismo creado en 1985 bajo el lema "mercados seguros y eficientes".

En la reunión, que tuvo lugar la sede de ISDA en el 360 de Madison Avenue, se definió que la Argentina entró en situación de cesación de pago de sus obligaciones por lo que habilitó que se dispararan los seguros.

Es decir, los mismos fondos buitre que rechazaron el stay son los que aprobaron que se dispararan los seguros
Es decir, los mismos fondos buitre que rechazaron la reposición del stay que hubiese habilitado el pago a los bonistas reestructurados tienen en su poder los seguros cuyo cobro ahora habilitó la ISDA. De esta manera estos fondos especulativos cuentan con un fallo de Griesa que los habilita a cobrar el 100% del valor nominal de los bonos defaulteados en 2001 y además cobrarán los seguros por el default que ellos mismos provocaron.

De la misma, participaron los bancos Bank of America, Barclays, BNP Paribas, Citibank, Credit Suisse International, Deutsche Bank, Goldman Sachs International, JP Morgan Chase Bank, Morgan Stanley y Nomura international, así como también cinco fondos de inversión: Elliot Management, Blue Mountain Capital Management, D.E. Shaw, Eaton Vance Management y Pacific Investment Management.