About Taringa!

Popular channels

📌¿Por que Freddie Mercury no es un icono gay?

📌¿Por que Freddie Mercury no es un icono gay? published in Offtopic

Bohemian Rhapsody fue a finales de 2018 la película más taquillera del planeta. La condición de ídolo de masas de Freddie Mercury, la aprobación de su protagonista, Rami Malek, como “un actorazo” en las redes sociales y la aspiración comercial de la película (la crítica la ha despreciado por ser superficial, sensiblera y sencilla, exactamente las tres cualidades que están conquistando al público) funcionaron como pocos dramas adultos han funcionado en los últimos años.

Quien no se inmutó demasiado por Bohemian Rhapsody fue la comunidad gay, que estuvo demasiado ocupada con sus películas de la temporada: Ha nacido una estrella, La noche de Halloween y Mamma Mia, una y otra vez. Resulta curioso que estas tres obras formasen parte del canon gay desde su tráiler a diferencia de Bohemian Rhapsody, un drama musical (si hay un género estereotípicamente gay, es este) protagonizado por un personaje gay y dirigido por un homosexual, Bryan Singer. ¿Cómo puede ser que Freddie Mercury no sea un icono gay?

📌¿Por que Freddie Mercury no es un icono gay? published in Offtopic

El estatus de icono gay es un título tan abstracto como innegable y que una vez se concede jamás se expropia, porque la consecuencia más efusiva de ser icono gay, y la más rentable para el icono en cuestión, es la lealtad. El público gay jamás abandona a sus ídolos.

Freddie Mercury nunca necesitó que nadie salvase o reivindicase su carrera. El gran público (heterosexual) ha abrazado la música de Queen y la ha tratado como su himno. We Are The Champions es el clímax de toda competición futbolística, Who Wants To Live Forever fue la banda sonora de Los inmortales, Bohemian Rhapsody acompañaba el momento más memorable de Wayne's World ¡Qué desparrame! y luego está We Will Rock You. Eso es otro nivel. We Will Rock You es tan heterosexual que te hace bullying. Es tan heterosexual que hasta los gays sienten ganas de cantarla con “loroloro”.

Los ídolos gays, como todos los ídolos, no responden nunca a fórmulas matemáticas. Mercury, a priori, tendría varios rasgos para coronarse como tal: un estilo de vida excesivo, actuaciones fastuosas, vestuario de fantasía, una actitud permanente de mejor pasarse que quedarse corto, un sentido grandilocuente de la vida y, en definitiva, un despliegue artístico barroco, operístico, y sobredramatizado.

Por eso los iconos gays surgen de forma orgánica, colectiva e inesperada: operaciones descaradas de productos gays pueden ser abrazadas (Village People, con su iconografía homoerótica de albañil, policía, marinero, cowboy y lederona) o ignoradas (Como una flor, de Malú).

📌¿Por que Freddie Mercury no es un icono gay? published in Offtopic

Por supuesto, que algo pertenezca al canon de la cultura gay no significa que les guste a todos los gays ni que les disguste a los heterosexuales. Sólo significa que la comunidad gay lo ha hecho suyo, lo referencia hasta la extenuación incluso aunque no le interese especialmente y, si le gusta, lo idolatra con fervor. Toda comunidad necesita sus códigos culturales, aunque en el caso de los heterosexuales no siempre está tan claro porque a la cultura, la sociedad y la forma de vida heterosexuales se les suele llamar “cultura”, “sociedad” y “forma de vida”.

Por ejemplo, es probable que algunos heterosexuales desconozcan que los monólogos de humor o los espectáculos de magia son cosas que no interesan demasiado a los homosexuales. La cultura gay tiene sus propias reglas (expuestas en los párrafos anteriores), es hereditaria (Liza Minelli es icono gay desde el día que nació) y cuenta con sus propios universos expandidos: no solo El mago de Oz es cultura gay, sino que un musical que recrea las vidas de sus personajes secundarios (Wicked) lo es de forma automática.

La cultura gay es prescriptora (de ella surgieron el sarcasmo, la autocompasión y las aplicaciones de ligue mucho antes de que se volvieran mainstream) y no tuvo tiempo de adueñarse de Queen ni de Freddie Mercury.

Mercury, además, nunca habló de su condición sexual o de la relación que mantuvo con Jim Hutton durante sus últimos seis años de vida. No tenía por qué salir del armario ni ser activista, evidentemente, pero la comunidad gay está en su derecho de no idolatrar a aquellos que tendrían el poder de ayudarles y optan por el silencio. Y luego, aparte, está la actitud de algunos heterosexuales hacia la homosexualidad/bisexualidad de Mercury, que va de sorprenderse todas y cada una de las veces que alguien lo menciona (la sinopsis oficial de Bohemian Rhapsody se refería al sida como “una enfermedad que amenazaba su vida”) a alabarle con valoraciones en la línea de “Freddie era gay, pero no pasa nada”.

📌¿Por que Freddie Mercury no es un icono gay? published in Offtopic

Sin embargo, sí que hay un episodio de la carrera y la vida de Freddie Mercury atesorado por la cultura gay: The Show Must Go On. Porque si una canción pantagruélicamente melodramática (el género del melodrama no solo es excesivo por naturaleza, sino que se regodea en la tragedia de una mujer que empieza comunicándose mediante el dialecto del sarcasmo y acaba escaldada y estigmatizada por satisfacer sus propios instintos) sobre un hombre que decide refugiarse en la teatralidad del espectáculo durante sus últimos meses enfermo de sida no es un himno gay, nada podría serlo.

Esta canción supone quizá el relato más reconocible de los que cantó Mercury (desde luego, poco tiene un gay con lo que identificarse en Fat Bottomed Girls): “se me rompe el corazón, se me cuartea el maquillaje pero no pierdo la sonrisa” o “ahí fuera está amaneciendo, pero en esta oscuridad yo deseo ser libre” pueden leerse como confesiones de un hombre gay que lleva toda su vida sobreactuando para gestionar sus demonios mediante el espectáculo, la mordacidad o el sexo.

Y por supuesto, The Show Must Go On es también un himno para el público heterosexual. Porque lo que convierte a Freddie Mercury en un “ídolo a secas” es haber trascendido su propia sexualidad y su propia comunidad para embrujar a millones de personas de toda clase social, raza, género y condición sexual y ponerles a sus pies como ocurrió en el legendario concierto del Live Aid en 1985. Y todo ello comportándose como lo que en aquella época se denominaba “un mariconazo”. Si esa hazaña casi mesiánica le ha despojado del derecho de pasar la historia como un icono gay, que así sea. Seguro que a él no le importaría.

📌¿Por que Freddie Mercury no es un icono gay? published in Offtopic

OTROS POST QUE PUEDEN INTERESARTE

146Comments