Check the new version here

Popular channels

¿Por qué no critico a Israel?



Por Sam Harris (transcripción del podcast, con aclaraciones a modo de notas hechas después de que sacaran sus palabras de contexto):


Iba a hacer un podcast sobre una serie de preguntas, pero tengo tantas preguntas sobre el mismo tema que creo que simplemente voy a dar una sola respuesta aquí, y haremos un podcast de pregúntame lo que quieras una próxima vez.

La pregunta que ahora he recibido en muchas formas es algo como esto: ¿Por qué es que nunca critica a Israel? ¿Por qué nunca critica el judaísmo? ¿Por qué siempre se pone del lado de los israelíes por encima del de los palestinos?

Ahora, esta es una pregunta muy aburrida y deprimente por una variedad de razones. La primera, es que he criticado tanto a Israel como al judaísmo. Lo que parece haber alterado a muchas personas es que he mantenido un cierto sentido de la proporción. Hay algo así como 15 millones de judíos en la tierra en este momento; hay cien veces más musulmanes. He debatido con rabinos que, cuando he asumido que creen en un Dios que puede escuchar nuestras oraciones, me detienen a la mitad de la frase y me dicen: "¿Por qué piensas que creo en un Dios que puede escuchar las oraciones?" Así que hay rabinos —rabinos conservadores— que creen en un Dios tan elástico como para excluir toda afirmación concreta sobre Él — y por lo tanto, casi todas las exigencias concretas sobre el comportamiento humano. Y hay millones de judíos, literalmente, millones entre los pocos millones que existen, para quienes el judaísmo es muy importante, y sin embargo son ateos. Ellos no creen en Dios en absoluto. Esto es realmente una posición que puedes mantener en el judaísmo, pero es un total non sequitur en el islam o el cristianismo.

Así pues, cuando hablamos de las consecuencias de las creencias irracionales basadas en las Escrituras, los judíos son los menores de los menos culpables. Pero he dicho muchas cosas críticas sobre el judaísmo. Permítanme que les recuerde que algunas partes de la Biblia hebrea —libros como el Levítico y el Éxodo y Deuteronomio— son los documentos más asquerosamente inmorales y repelentes que se encuentren en cualquier religión. Son peores que el Corán. Son peores que cualquier parte del Nuevo Testamento. Pero la verdad es que la mayoría de los judíos reconoce esto y no se toman en serio estos textos. Es simplemente un hecho que la mayoría de los judíos y la mayoría de los israelíes no están guiados por la escritura — y eso es algo muy bueno.

Por supuesto, hay algunos que lo están. Hay extremistas religiosos entre judíos. Ahora, considero que estas personas son verdaderamente peligrosas, y sus creencias religiosas son tan divisivas y tan injustificadas como las creencias de los musulmanes devotos. Pero hay muchas menos personas.

Para aquellos de ustedes que se preocupan de que nunca dije nada crítico sobre Israel: Mi posición sobre Israel es un tanto paradójica. Hay preguntas sobre las cuales estoy genuinamente indeciso. Y me parece que hay algo en mi posición para ofenderlos a todos. Así, reconociendo lo imprudente que es decir cualquier cosa sobre este tema, sin embargo, voy a pensar en voz alta sobre él durante unos minutos.

No creo que Israel deba existir como un estado judío. Creo que es obsceno, irracional e injustificable tener un estado organizado en torno a una religión. Así que no celebro la idea de que haya una patria judía en Medio Oriente. Desde luego, no apoyo las afirmaciones judías sobre bienes inmuebles basadas en la Biblia. [Nota: Lean este párrafo otra vez.]

A pesar de que acabo de decir que no creo que Israel deba existir como un estado judío, la justificación de tal estado es bastante fácil de encontrar. Tenemos que mirar más allá del hecho de que el resto del mundo se ha mostrado deseoso de matar a los judíos en casi todas las oportunidades. Así que, si iba a haber un estado organizado en torno a la protección de los miembros de una religión única, sin duda debe ser un estado judío. Ahora, los amigos de Israel podrían considerar esto una defensa más bien tibia, pero es la más fuerte que tengo. Creo que la idea de un estado religioso es, en última instancia insostenible. [Nota: Vale la pena observar, sin embargo, que Israel no es "judío" en el sentido en que Arabia Saudita y Pakistán son "musulmanes". Como señala mi amigo Jerry Coyne, Israel es en realidad menos religioso que EEUU, y garantiza la libertad de religión a sus ciudadanos. Israel no es una teocracia, y uno podría argumentar fácilmente que su identidad judía es más cultural que religiosa. Sin embargo, si nos preguntamos por qué los judíos no se trasladarían hasta la Columbia Británica si se le ofreciera una casa allí, podemos ver el papel que la religión sigue jugando en su pensamiento.]

Sobra decir que, en la defensa de su territorio como un Estado judío, el gobierno israelí y los israelíes mismos han tenido que hacer cosas terribles. Han, como lo hacen ahora, peleado guerras contra los palestinos, que han causado pérdidas masivas de vidas inocentes. En Gaza han muerto más civiles en las últimas semanas que militantes. Eso no es una sorpresa, ya que Gaza es uno de los lugares más densamente poblados de la Tierra. Al ocuparlo y luchar guerras ahí, está garantizada la muerte de la mujer y los niños y otros no combatientes. Y probablemente hay pocas dudas sobre el curso haber luchado múltiples guerras que los israelíes han hecho cosas que constituyen crímenes de guerra. Ellos han sido brutalizados por este proceso — es decir, se volvieron brutales por él. Pero eso es en gran parte por el carácter de sus enemigos. [Nota: Yo no estaba justificando que Israel cometa crímenes de guerra. Estaba haciendo una observación sobre la realidad de vivir bajo la amenaza constante del terrorismo y de luchar múltiples guerras en un espacio confinado.]

Cualquier cosa terrible que hayan hecho los israelíes, también es cierto que han utilizado más moderación en su lucha contra los palestinos que la que nosotros —los americanos, o los europeos occidentales— hemos usado en cualquiera de nuestras guerras. Ellos han soportado el escrutinio público en todo el mundo más de lo que cualquier otra sociedad ha tenido que hacerlo nunca mientras que se defienden contra sus agresores. A los israelíes simplemente se les juzga a un nivel diferente. Y la condena hecha contra ellos por el resto del mundo está completamente fuera de proporción con lo que realmente han hecho. [Nota: Yo no estaba diciendo que debido a que son más cuidadosos de lo que hemos sido nosotros en nuestros momentos más descuidados, los israelíes estén por encima de la crítica. Crímenes de guerra son crímenes de guerra.]

Está claro que Israel está perdiendo la guerra de relaciones públicas, y lo ha hecho desde hace años. Una de las cosas más chocantes para los observadores externos sobre la guerra actual en Gaza es la pérdida desproporcionada de vidas en el lado palestino. Esto no tiene mucho sentido moral. Israel construyó refugios antiaéreos para proteger a sus ciudadanos. Los palestinos construyen túneles a través de los cuales podrían llevar a cabo ataques terroristas y secuestrar israelíes. ¿Debería Israel ser culpado por proteger con éxito a su población en una guerra defensiva? No lo creo. [Nota: Yo no estaba sugiriendo que las muertes de no combatientes palestinos sean algo menos que trágico. Pero si tomar represalias contra Hamás está ligado necesariamente a que mueran inocentes, y los israelíes se las arreglan para proteger a sus propios civiles, mientras tanto, está garantizado que la pérdida de vidas inocentes en el lado palestino sea desproporcionada.]

Pero no hay manera de mirar las imágenes que nos llegan de Gaza —en especial de los lactantes y niños pequeños acribillados por esquirlas— y pensar que esto no es nada más que un mal monstruoso. En la medida en que los israelíes son los agentes de este mal, parece imposible apoyarlos. Y no hay duda de que los palestinos han sufrido terriblemente durante décadas bajo la ocupación. Aquí es donde parece que se han quedado la mayoría de los críticos de Israel. Ven estas imágenes, y culpan a Israel de matar y mutilar a los bebés. Ellos ven la ocupación, y culpan a Israel por hacer de Gaza un campo de concentración. Yo diría que esto es una especie de ilusión moral, nacida de la incapacidad de mirar a las causas reales de este conflicto, así como de una falta de comprensión de las intenciones de la gente a ambos lados de él. [Nota: Yo no estaba diciendo que el horror de los niños muertos sea una ilusión moral; ni estaba minimizando el sufrimiento de los palestinos bajo la ocupación. Estaba afirmando que Israel no es el culpable primordial de todo este sufrimiento.]

La verdad es que hay una diferencia moral evidente, innegable, y enormemente consecuencial entre Israel y sus enemigos. Los israelíes están rodeados de personas que tienen intenciones explícitamente genocidas hacia ellos. La constitución de Hamás es explícitamente genocida. Aguarda al momento, sobre la base de la profecía coránica, cuando la tierra misma clame por sangre judía, donde los árboles y las piedras digan "Ohh, musulmán, hay un judío escondido detrás de mí. Ven y mátalo". Este es un documento político. Estamos hablando de un gobierno que fue elegido al poder por una mayoría de palestinos. [Nota: Sí, ya sé que no todos los palestinos apoyan a Hamás, pero los suficientes lo hacen como para haberlos llevado al poder. Hamás no es un grupo marginal.]

El discurso en el mundo musulmán sobre los judíos es absolutamente impactante. No sólo existe la negación del Holocausto — hay negación del Holocausto, que luego afirma que vamos a hacerlo de verdad, si se da la oportunidad. La única cosa más odiosa que la negación del Holocausto es decir que debería haber ocurrido; que no sucedió, pero si tenemos la oportunidad, vamos a conseguirlo. Hay programas de televisión para niños en los territorios palestinos y en otros lugares que le enseñan a los menores de cinco años acerca de las glorias del martirio y sobre la necesidad de matar judíos.

Y esto nos lleva al corazón de la diferencia moral entre Israel y sus enemigos. Y esto es algo que discutí en El fin de la fe. Para ver la diferencia moral, tienes que preguntarte qué haría cada parte si tuviera el poder para hacerlo.

¿Qué le harían los judíos hacen a los palestinos si ellos pudieran hacer lo que quisieran? Bueno, ya sabemos la respuesta a esa pregunta, ya que ellos pueden hacer más o menos lo que quieren. El ejército israelí podría matarlos a todos en Gaza mañana. Entonces, ¿qué significa eso? Bueno, significa que, cuando sueltan una bomba en una playa y matan a cuatro niños palestinos, como ocurrió la semana pasada, esto es casi seguro que un accidente. Ellos no están apuntando a los niños. Ellos podrían apuntar a tantos niños como quisieran. Cada vez que un niño palestino muere, Israel se acerca cada vez más a convertirse en un paria internacional. Así que los israelíes hacen grandes esfuerzos por no matar a los niños y otros no combatientes. [Nota: La palabra "así" en la frase anterior fue lamentable y engañosa. No pretendo sugerir que salvaguardar su reputación en el extranjero sería el único (o incluso el primordial) motivo de Israel para evitar la muerte de los niños. Sin embargo, el punto se mantiene: incluso si quieres atribuirle los motivos más viles a Israel, es claro que está en su propio interés no matar niños palestinos.]

Ahora, ¿es posible que algunos soldados israelíes se vuelvan locos bajo presión y terminen disparando contra multitudes de niños que lanzan piedras? Por supuesto. Siempre encontrarás algunos soldados actuando de esta manera en medio de una guerra. Pero sabemos que esta no es la intención general de Israel. Sabemos que los israelíes no quieren matar a no combatientes, ya que podrían matar a tantos como quisieran, y no lo están haciendo.

¿Qué sabemos de los palestinos? ¿Qué le harían los palestinos a los judíos en Israel si el desequilibrio de poder fuera al revés? Bueno, ellos nos han dicho lo que harían. Por alguna razón, los críticos de Israel simplemente no quieren creer lo peor sobre un grupo como Hamás, aun cuando declara lo peor de sí mismo. Ya hemos tenido un Holocausto y varios otros genocidios en el siglo 20. La gente es capaz de cometer genocidio. Cuando nos dicen que tienen la intención de cometer genocidio, deberíamos escucharlos. Hay muchas razones para creer que los palestinos matarían a todos los judíos en Israel si pudieran. ¿Apoyarían el genocidio todos los palestinos? Por supuesto que no. Pero un gran número de ellos —y de musulmanes en todo el mundo— lo haría. Sobra decir que los palestinos en general, no sólo Hamás, tienen una historia de atacar no combatientes inocentes de las maneras más impactantes posibles. Ellos se han inmolado en autobuses y restaurantes. Han masacrado adolescentes. Han asesinado atletas olímpicos. Ahora disparan cohetes indiscriminadamente contra áreas civiles. Y, de nuevo, la constitución de su gobierno en Gaza nos dice explícitamente que quieren aniquilar a los judíos — no sólo en Israel, sino en todas partes. [Nota: Una vez más, me doy cuenta de que no todos los palestinos apoyan a Hamás. Tampoco estoy descontando el grado en que la ocupación, junto con los daños colaterales sufridos en la guerra, han alimentado la ira palestina. Pero el terrorismo palestino (y el antisemitismo musulmán) es lo que ha hecho imposible hasta ahora de la coexistencia pacífica.]

La verdad es que todo lo que necesitas saber sobre el desequilibrio moral entre Israel y sus enemigos puede ser entendido en el tema de escudos humanos. ¿Quién utiliza escudos humanos? Bueno, ciertamente lo hace Hamás. Ellos disparan sus cohetes desde zonas residenciales, al lado de escuelas, y hospitales y mezquitas. Los musulmanes en otros conflictos recientes, en Irak y en otros lugares, también han utilizado escudos humanos. Ellos han puesto sus rifles en los hombros de sus propios hijos y disparado desde detrás de sus cuerpos.

Considera la diferencia moral entre el uso de escudos humanos y ser disuadidos por ellos. Esa es la diferencia de la que estamos hablando. Los israelíes y otras potencias occidentales desisten, aunque de manera imperfecta, por el uso musulmán de escudos humanos en estos conflictos, como debe ser. Es moralmente aborrecible matar no combatientes, si puedes evitarlo. Es sin duda aborrecible disparar a través de los cuerpos de niños para darle a tu adversario. Pero tómate un momento para reflexionar sobre cómo este comportamiento es despreciable. Y entiende lo cínico que es. Los musulmanes están actuando bajo el supuesto —el conocimiento, de hecho— de que los infieles con los que luchan, las personas a quienes su religión no hace más que difamar, serán disuadidos por el uso de escudos humanos musulmanes. Consideran a los judíos la descendencia de monos y cerdos — y sin embargo, confían en el hecho de que ellos no quieren matar a los musulmanes no combatientes. [Nota: El término "musulmanes" en este párrafo significa "combatientes musulmanes" de la clase con la que las fuerzas occidentales han tropezado en Irak, Afganistán y otros lugares. El término "yihadistas" habría sido demasiado estrecho, pero yo no estaba sugiriendo que todos los musulmanes apoyen el uso de escudos humanos o sean antisemitas, o estén en guerra con Occidente, etc.]

Ahora imagina invertir los papeles aquí. Imagínate lo fatuo —de hecho cómico que sería— que los israelíes que trataran de utilizar escudos humanos para disuadir a los palestinos. Algunos afirman que ellos ya lo han hecho. Hay informes de que los soldados israelíes han puesto en ocasiones a civiles palestinos adelante suyo, cuando han avanzado en áreas peligrosas. Ese no es el uso de escudos humanos del que estamos hablando. Es un comportamiento egregio. Sin duda, constituye un crimen de guerra. Pero imagina que los israelíes usaran a sus propias mujeres y niños como escudos humanos. Por supuesto, eso sería ridículo. Los palestinos están tratando de matarlos a todos. Matar a las mujeres y los niños es parte del plan. Invertir los papeles aquí produce una grotesca parodia de Monty Python.

Si vas a hablar sobre el conflicto en Medio Oriente, hay que reconocer esta diferencia. Yo no creo que se pueda encontrar ninguna disparidad ética que sea más chocante o consecuencial que esta.

Y la verdad es que esto ni siquiera es lo peor que los yihadistas hacen. Hamás es prácticamente una organización moderada, en comparación con otros grupos yihadistas. Hay musulmanes que se han inmolado en multitudes de niños —de nuevo, niños musulmanes— sólo para herir soldados estadounidenses que les repartían dulces. Han cometido atentados suicidas, sólo para enviar otro atacante al hospital a esperar a las víctimas — donde luego vuelan a todos los heridos, junto con los médicos y enfermeras que tratan de salvar sus vidas.

Cada día que podrías leer sobre un cohete israelí extraviado o soldados israelíes golpeando a un adolescente inocente, podrías haber leído sobre elEI en Irak crucificando gente al lado de la carretera, a cristianos y musulmanes. ¿Dónde está la indignación en el mundo musulmán y en la izquierda sobre estos crímenes? ¿Dónde están las manifestaciones de 10.000 o 100.000 personas, en las capitales de Europa contra el EI? Si Israel mata a una docena de palestinos por accidente, todo el mundo musulmán se inflama. Dios no quiera quemes un Corán, o escribas una novela vagamente crítica de la fe. Y, sin embargo, los musulmanes pueden destruir sus propias sociedades —y buscar destruir a Occidente— y no escuchamos nada. [Nota: Por supuesto, soy consciente de que muchos musulmanes condenan grupos como el EI. Mi punto es que no vemos protestas masivas contra el yihadismo mundial — a pesar de que afecta principalmente a musulmanes más que a nadie — y sí vemos este tipo de protestas sobre cosas como las caricaturas danesas.]

Así que, me parece que aquí tienes que ponerte del lado de Israel. Tienes un lado que si realmente pudiera lograr sus objetivos simplemente viviría en paz con sus vecinos, y tienes otro lado que está tratando de implementar una teocracia del siglo VII en Tierra Santa. No hay paz que pueda hallarse entre esas ideas incompatibles. Eso no quiere decir que no se pueda condenar acciones específicas por parte de los israelíes. Y, por supuesto, reconocer la disparidad moral entre Israel y sus enemigos no nos da ninguna solución al problema de la existencia de Israel en Medio Oriente. [Nota: Yo no estaba sugiriendo que las acciones de Israel estén por encima de la crítica o que su reciente incursión en Gaza sea necesariamente justificada. Tampoco estaba diciendo que el statu quo, en el cual los palestinos siguen sin estado, deba mantenerse. Y ciertamente no estaba expresando apoyo a la construcción de asentamientos en tierras en disputa (como dejé claro más adelante). Por "ponerse del lado de Israel", simplemente estoy reconociendo que ellos no son los agresores principales en este conflicto. Lo son, más bien, en respuesta a la agresión — y a un terrible costo].

Una vez más, es cierto, hay un porcentaje de judíos que están animados por su propia histeria religiosa y sus propias profecías. Algunos esperan al Mesías en la tierra en disputa. Sí, estas personas están dispuestas a sacrificar la sangre de sus propios hijos para la gloria de Dios. Pero, en su mayor parte, no son representativos de la situación actual del judaísmo o de las acciones del gobierno israelí. Y cómo se ocupe Israel de estas personas —sus propios lunáticos religiosos— será lo que determine si realmente pueden mantener la superioridad moral. E Israel puede hacer mucho más de lo que ha hecho para desempoderarlos. Puede dejar de subsidiar los delirios de los ultraortodoxos, y puede dejar de construir asentamientos sobre la tierra disputada. [Nota: Lean eso de nuevo. Y, sí, entiendo que no todos los colonos son ultra-ortodoxos.]

Estos apegos religiosos incompatibles hacia esta tierra han hecho imposible que los musulmanes y los judíos negocien como seres humanos racionales, y han hecho imposible que ellos mismos vivan en paz. Pero aquí la responsabilidad sigue estando aún más del lado de los musulmanes. Incluso en sus peores días, los israelíes actúan con mayor cuidado, y compasión, y autocrítica de lo que jamás lo han hecho nunca los combatientes musulmanes.

Y, de nuevo, tienes que preguntarte: ¿qué quieren estos grupos? ¿Qué harían si pudieran hacer cualquier cosa? ¿Qué harían los israelíes si pudieran hacer lo que quisieran? Vivirían en paz con sus vecinos, si tuvieran vecinos dispuestos a vivir en paz con ellos. Simplemente seguirían construyendo su sector de alta tecnología y prosperarían. [Nota: Algunos podrían argumentar que harían más que esto — por ejemplo, robar más tierras palestinas. Pero aparte de la influencia del extremismo judío (que condeno), la continua apropiación de tierra por parte de Israel tiene más que un poco que ver con sus problemas de seguridad. terrorismo palestino Sin ni antisemitismo musulmán, podríamos estar hablando de una "solución de un Estado", y los asentamientos serían discutibles.]

¿Qué quieren los grupos como el EI y al-Qaeda, e incluso Hamás? Quieren imponer sus puntos de vista religiosos al resto de la humanidad. Quieren ahogar cualquier libertad por la que la gente decente, educada y secular se preocupa. Esta no es una diferencia trivial. Y sin embargo, a juzgar por el nivel de condena que Israel recibe ahora, uno pensaría que la diferencia sería inversa.

Este tipo de confusión nos pone a todos en peligro. Esta es la gran historia de nuestro tiempo. Durante el resto de nuestras vidas, y las vidas de nuestros hijos, vamos a ser confrontados por personas que no quieren vivir en paz en un mundo pluralista, secular, porque están desesperados por llegar al Paraíso, y están dispuestos a destruir la posibilidad misma de la felicidad humana en el camino. La verdad es que todos estamos viviendo en Israel. Es sólo que algunos de nosotros no se han dado cuenta todavía.
0
0
0
0No comments yet