Check the new version here

Popular channels

¿Por qué nos da vergüenza estar desnudos?



¿Por qué nos da vergüenza estar desnudos?




Montaje de Spencer Tunick en NY. Imagen de Madrid-Mesa (Flickr, CC).



El Génesis nos habla sobre el momento en el que los humanos se dieron cuenta de que estaban desnudos y, un momento después, avergonzarse de estar desnudos. Lo que no explica es por qué nos avergonzamos. Un grupo de investigadores británicos ha intentado responder esta pregunta.

Su teoría es que la vergüenza ante el desnudo está codificada en la mayoría de las sociedades humanas para proteger nuestras parejas de apareamiento. Tal vez no sea una coincidencia que los humanos se encuentren entre los pocos mamíferos que se emparejan de por vida. El razonamiento es que el gregarismo connatural a los humanos y su necesidad de interactuar fuera de su círculo familiar, sumado a la desnudez, genera demasiadas tentaciones para apartarse de la pareja habitual.

Aquí es donde aparece nuestro pudor ante la desnudez. Tras miles de generaciones hemos aprendido que mostrar nuestro cuerpo desnudo envía señales sexuales que amenazan la seguridad de nuestras parejas de apareamiento. Y hemos acordado que eso es algo malo. La vergüenza es la emoción ideal para codificar esa conducta; en tanto nos sentimos mal, tratamos de evitarlo a toda costa.

El estudio lo realizaron un grupo de psicólogos para el programa de la BBC Horizon, con objeto de romper las prohibiciones sociales de una serie de ingleses comunes. Según la propia cadena:

Ocho personas –ninguno de ellos nudistas- fueron reunidos para intentar descifrar por qué la desnudez nos hace sentir incómodos. Entre ellos estaba Phil, de 39 años, y Kath, de 40. La mayor preocupación de Kath era que la gente se riera de ella. Algunos de los hombres estaban más preocupados de mostrar una excitación inapropiada.

Después de una serie de experimentos, Phil y Kath, que habían sido tan autoconscientes al principio, se enfrentaron cara a cara con un nuevo voluntario desnudo. Fueron invitados a pintar su cuerpo, señalando con colores su nivel de incomodidad en las distintas partes: rojo para “de ningún modo”, amarillo para “vergüencilla” y verde para “no hay problema”.

Phil marcó la línea de color en torno a los genitales del modelo pero Kath había perdido todas sus inhibiciones. En un momento pintó a su modelo completamente de verde. Cada centímetro. En uno par de días, los voluntarios habían desaprendido muchas de las convenciones sociales que habitualmente gobiernan su vida, y alcanzado un nuevo consenso que les permitía estar desnudos en compañía de otras personas.

Coincide con la teoría de los psicólogos de que no nacemos con la vergüenza del desnudo sino que es un importante código de comportamiento que nos permite operar en la sociedad humana.







0
0
0
0No comments yet