Check the new version here

Popular channels

Puro humo. Te prohíben la marihuana por capricho.

¿Por qué está prohibida marihuana? Las verdaderas razones de la prohibición son peores de lo que piensa la gente.


En todo el mundo, más y más gente se pregunta: ¿Por qué está prohibida marihuana? ¿Por qué la gente todavía es enviada a la cárcel por usarla para consumo propio o por vender la hierba?
La mayoría de nosotros suponemos que es porque un grupo importante de científicos, en algún momento se reunió con la evidencia, datos científicos muy serios, elaborados, sostenido por riguroso método y descubrió que el cannabis es más perjudicial que otros fármacos que utilizamos todo el tiempo y que se pueden comprar en la farmacia o el quiosco de la esquina. Demostrando que ´´la María´´ es mucho más dañina que el alcohol o los cigarrillos. Digamos que, como con las grandes pestes u otras enfermedades terribles que han asolado a la humanidad, todos pensamos que alguien basado en la ciencia, la lógica y el conocimiento, resolvió todo para bien, en nuestro mejor interés y el de la sociedad demostrando que fumar mariguana era nocivo y absolutamente pernicioso para nuestra salud.

Pues no!! No hubo nada de eso. El cannabis fue prohibido en los años 1930 en los Estados Unidos y otros países del mundo por el capricho y la voluntad de un solo hombre.
En 1929, un individuo llamado Harry Anslinger fue puesto a cargo del Departamento de la Prohibición del Alcohol en Washington. Su función principal era hacer respetar la famosa Ley Seca. Esta prohibición, promulgada por razones meramente religiosas, había sido un completo desastre.


Al igual que hoy en día con la prohibición de las drogas peligrosas, esto género y organizo Gánsteres y sindicatos del crimen en una proporción nunca vista antes. Miles de delincuentes de toda laya y color se habían hecho cargo de barrios enteros, ciudades, de países completos, corrompiendo al igual que ahora, policías, jueces y políticos. El alcohol, al igual que la mariguana, controlado por criminales, se había vuelto aún más venenoso y dañino que cuando era de libre consumo.
Así que la prohibición del alcohol finalmente terminó, se calló por su propio peso de hipocresía y negación social.

Cuando termino la Ley Seca, Harry Anslinger tenía miedo. Se encontró a cargo de un gran departamento gubernamental, sin ningún trabajo que ejecutar, nada que justificara su existencia. Hasta ese momento, había dicho que el cannabis no era un problema. No daña a las personas, explicó, y "no hay error más absurdo" que la idea que tiene la gente que el fumar cannabis induce a la gente a la violencia.
Pero quien era este Harry Anslinger . Harry J. Anslinger, fue comisionado de la Oficina Federal de Narcóticos del Departamento del Tesoro en septiembre de 1930. Pero luego - de repente, cuando su departamento necesitaba desesperadamente un nuevo propósito - anunció que había cambiado de opinión. Explicó al público sin ninguna vergüenza lo que sucedería si fumaba cannabis.
En primer lugar, después de las primeras pitadas usted va a caer en "una rabia delirante". Luego tendrá "sueños y pesadillas de carácter erótico." A continuación, usted "perderá el poder del pensamiento conectado." Por último, se llega al inevitable punto final: "La locura desenfrenada y homicida".

Fumar marihuana lo convierte en un hombre " bestia salvaje. " Si la marihuana se topara con el monstruo de Frankenstein en la escalera, advirtió Anslinger, el monstruo saldría corriendo muerto de miedo´´. Harry Anslinger se obsesionó tanto con un caso en particular ocurrido en el estado de Florida, donde un chico de 21 años llamado Victor Licata, el 16 de octubre de 1933 golpeo a su familia con un hacha destrozando luego los cadáveres y esparciéndolos por toda la granja donde Vivian. Anslinger explicó a toda Norte América: ´´Esto es lo que sucederá cuando se fuma "la mala hierba del demonio llamada Marihuana." El caso llegó a ser notorio. La gente en los EE.UU. estaba aterrorizada.
¿Qué pruebas tenía Harry Anslinger? Ninguna, no figura en toda la causa de estos homicidios que el asesino fuera adicto a algo. Pero Harry no se amilano y en ese momento les escribió a los 30 más destacados científicos de Estados Unidos sobre el tema, incluido un médico amigo personal suyo y asesor del Departamento de la Prohibición del Alcohol. En la carta Anslinger preguntaba si el cannabis era peligroso, y si debería haber una prohibición oficial. Veintinueve especialistas contestaron que no había ninguna prueba científica que sustentara que fumar Mariguana era perjudicial para la salud que el tabaco y que por lo tanto no habría ninguna razón para prohibirla. O casualidad, su amigo personal y asesor del Departamento dijo que el cannabis era muy peligroso y que si debería haber una prohibición oficial inmediata sobre su consumo y tenencia.

Anslinger por supuesto escogió la opinión de su amigo científico que dijo que sí, y lo presentó al mundo. La prensa, obsesionada con el hacha de Victor Licata tomo esta farsa como una verdad y nadie pudo decir nada al respecto.
Fue una situación de pánico la que se apoderó de Norte América y en este contexto se prohibió la marihuana. Los EE.UU. dijeron a los otros países que tenían que hacer lo mismo. Muchos países dijeron que era una idea tonta, y se negaron a hacerlo. Por ejemplo, México, que decidió que su política de drogas debe ser ejecutada por los médicos mexicanos. Su consejo médico era que el cannabis no causa de estos problemas, y se negaron a prohibirlo.

Los EE.UU. estaban furiosos. Anslinger salía todos los días en los medios diciendo que México quería ´´robar el alma de Norte América con la mariguana´´. Los mexicanos resistieron - hasta que, al final, los EE.UU. amenazaron con cortar el suministro de todos los analgésicos legales que exportaban a México. La gente empezó a morir en agonía en los hospitales por la eventual prohibición. Así que con pesar, unos meses después, México se desdijo de su informe médico primario y lanzó su propia guerra contra las drogas incluida la Marihuana en 1934.
La evidencia científica sugiere que el cannabis es más segura que el alcohol. El alcohol mata a 40.000 personas cada año solo en los EE.UU. "
Hoy en día, la mayor parte del mundo sigue viviendo con la prohibición del cannabis que Harry Anslinger introdujo con el pánico en todo el país que siguió matanza de Victor Licata.
El cannabis como cualquier otra adicción que consumamos en exceso es perjudicial para la salud, el asado o las milanesas a la Napolitana comidos en exceso te llevan a la obesidad, te llenan de colesterol y te pueden producir la muerte. Uruguay recientemente decidió romper un poco el molde de Harry Aslinger y liberar la marihuana, es un paso adelante.

Desde septiembre del 2014, los clubes de marihuana son legales en Uruguay, así como el autocultivo para aquellos que cumplan con un sencillo trámite de registro en las oficinas de correos. Por lo menos los yoruguas se atreven a discutir el tema como individuos adultos, que no se dejan asustar por locos homicidas armados con hacha ni por ´´bultos que se menean´´. Sigamos el ejemplo.
0
0
0
0No comments yet