Check the new version here

Popular channels

¿Que es un bug de software?

Un “bug de software” es un error que afecta el comportamiento de un determinado programa. Odiados por los programadores, los “bugs” suelen ser bastante difíciles de eliminar. Para poder lidiar con ellos, los especialistas los han divididos en grupos según su comportamiento, y así es como ha surgido toda una clasificación zoológica de estos bichos. En esta ocasión, te presentamos a los más inusuales: Heisenbugs, Bohrbug, Mandelbugs, Schroedinbugs y demás integrantes de este nutrido grupo de errores.



Cualquier persona que haya intentado programar un ordenador sabe lo que es un “bug”. La palabra en inglés significa “bicho" (insecto), y se la utiliza para referirse a los fallos que aparecen a lo largo del proceso de creación de programas de ordenador. Si bien pueden aparecer en cualquiera de las etapas del ciclo de vida del software, son más frecuentes durante la fase de desarrollo y programación. El origen de este término es tan viejo como la programación misma, e incluso hay quienes afirman que el término “bug” se utilizaba en la “era pre-ordenador”, cuando alguna polilla atascaba los delicados mecanismos de alguna máquina. En la informática comenzó a utilizarse en 1947, cuando Grace Murray Hopper (una licenciada en física y destacada matemática llamada), que trabajaba programando el ordenador Mark II, pegó en su cuaderno el nombre del bicho que había bloqueado uno de sus relés electromagnéticos.



El bug descubierto por Grace Murray Hopper fue el primero en ser famoso, pero no el único. La industria del software, aunque no tenga componentes físicos que puedan ser bloqueados por un bicho, suele tener problemas de funcionamiento que -siguiendo la tradición- también se denominan “bugs”. El software generalmente contiene errores. Esto es más evidente durante las etapas de desarrollo del mismo, ya que muchas personas se encuentran trabajando en diferentes partes del sistema, y varias de esas rutinas y subprogramas aún no están completamente terminadas. Tantos son los fallos que pueden aparecer, que los informáticos los han clasificado según su “comportamiento”.





Heisenbug es el nombre de uno de estos bichos y tiene su origen en el conocido “Principio de Incertidumbre de Heisenberg”. Heisenberg estableció limites, más allá de los cuales los conceptos de la física clásica no pueden ser empleados. Este principio afirma, por ejemplo, que no se puede determinar simultáneamente la posición y la cantidad de movimiento de una partícula. A veces se expresa esto como que el mismo acto de observar un experimento altera los resultados. Los programadores utilizan el término “heisenbug” para denominar a los errores que desaparecen o alteran su comportamiento al tratar de depurarlos. Esto ocurre por que cuando se intenta encontrar un error dentro de un programa se suele utilizar alguna herramienta -otro programa- o un estado de memoria diferente al habitual, lo que hace que el entorno en que se ejecuta el software bajo prueba no sea el mismo y el error desaparezca como por arte de magia, o “mute”, provocando efectos diferentes.



Los “Bohrbug”, denominados así por el modelo atómico de Bohr, es un tipo de error que se encuentra en las antípodas del anterior. Los informáticos utilizan esta denominación para aquellos errores que, no importa lo que se haga, mantienen un comportamiento constante. Otra variedad bastante frecuente es el “Mandelbug”, fallos con causas tan complejas que su comportamiento parece ser completamente caótico. La denominación se debe al conocido conjunto fractal descubierto por Benoit Mandelbrot, un monstruo matemático de enorme complejidad. Si estás programando, seguramente no querrás encontrarte con uno de estos.



0
0
0
0No comments yet