About Taringa!

Popular channels

¿Qué hay detrás del 666?

La fecha encierra una significación que no pasará inadvertida para nadie. Hoy, 6 de junio del 2006- no será un día más en la Argentina ni en el resto del mundo.

"Aquí está la sabiduría. El que tenga inteligencia calcule la cifra de la Bestia, un número de hombre. Su número es 666..."

El pequeño fragmento corresponde al versículo 18 del capítulo 13 del Apocalipsis, un libro escrito por Juan (que algunos adjudican al apóstol) a fines del siglo I, bajo el dominio del emperador Domiciano. Pero más allá del texto y su interpretación religiosa, el número de la Bestia se transformó en una buena estrategia de marketing para vender y recaudar, ya que películas, libros, discos y todo tipo de merchandising serán lanzados al mercado este mismo día.

Sin embargo, en un plano más esotérico y nutrido de simbolismos (en especial los satánicos), el 666 es una manera de eludir el nombre que encarna al mal supremo, y muchos utilizan el código para sugerirlo o evocarlo. "Pero nada dice el Apocalipsis del anticristo, el diablo o el poder satánico, y está escrito en clave por la sencilla razón de que la Iglesia era duramente perseguida en esa época. En realidad, su mensaje es de esperanza", asegura el padre Ricardo Román, licenciado en Teología y Sagradas Escrituras.

En un mundo terrenal y capitalista, y al igual que otras celebraciones especiales como Halloween o el Día de los Enamorados -que ponen rápidamente en acción la caja registradora de muchas empresas-, el Día de la Bestia también se suma al calendario marketinero.

Como "La profecía"

En Hollywood, y en coincidencia con su lanzamiento a nivel mundial, la 20th Century Fox estrenará el 6/6/06 la película "The Omen", una remake del clásico film de terror de los años 70 que acá se conoció como "La profecía". Ese día también aparecerá en cartel en la Argentina. Es el martes próximo, día no habitual para estrenos cinematográficos.

El eje de la nueva versión de Richard Donner cuenta la historia del nacimiento del anticristo en el seno de una familia involucrada con el poder político y económico. Y Damien es el nombre del niño que lleva la marca de la Bestia en su cabeza: el triple seis.

Con esta dosis extra de superstición, una nota publicada en el diario londinense The Sunday Times revela que un grupo de mujeres británicas embarazadas, con fecha de parto para el próximo 6 de junio, participa de un animado debate en el website Madre & Bebe, de una revista de educación infantil.

Algunas proponen llamar a sus hijos Damien, y para las niñas optan por Regan, como la pequeña actriz que protagonizó "El exorcista", otro clásico del género. Otras primerizas, en cambio, manifiestan una gran preocupación y pretenden evitar que el nacimiento coincida con esa temida fecha, un número que asocian nada menos que con el mismísimo diablo.

En Buenos Aires, aunque con un poco menos de euforia, también se realizarán algunas acciones de marketing. La editorial Planeta, por ejemplo, consideró que se trata de un momento oportuno para el lanzamiento de su nuevo libro Diabolus, las mil caras del diablo a lo largo de la historia . "Por razones obvias nos pareció el día perfecto -dice Fernando de Leonardis, editor del sello Zenith que forma parte de la editorial-. Es un libro del autor holandés Simon Pieters, que centró su trabajo en un estudio comparativo de las religiones y, en especial, en las manifestaciones más oscuras del sentimiento religioso."

Un nombre en números

El que tenga inteligencia, calcule la cifra de la Bestia, desafía Juan en el Apocalipsis. Pero, en realidad, ¿qué significa el 666? "Primero hay que aclarar que no se trata de una fecha, sino de un nombre expresado en números, lo que se denomina gematría -precisa el padre Román-.

"En los alfabetos hebreo y griego cada letra tiene un valor en números, y con esa picardía Juan escribió el código. Así sabemos que 666 significa Nerón César, lo cual representa el poder y el dominio político de la época. Aunque en tiempos de Domiciano el emperador ya estaba muerto, Juan menciona su nombre de manera simbólica, otra vuelta de tuerca más para que el escrito pudiera circular sin que ningún pagano lograra entenderlo."

Con un poco de ingenio, el código 666 se presenta en muchas áreas de la vida cotidiana. La marca de la Bestia, que para Juan imponía control y dominaba la vida de los hombres, se puede aplicar a infinidad de mensajes, nombres propios o claves.

"Nadie puede discutir que una de las herramientas más poderosas de la sociedad moderna es Internet, al extremo tal que hoy parecería que el que no tiene acceso está fuera del sistema. Y vaya casualidad que la clave de identificación sea www, lo cual expresado en números según el alfabeto hebreo da como resultado 666", vaticinó a modo de conclusión el padre Román.

Y seguramente usted también se quedará pensando...
32Comments