Check the new version here

Popular channels

¿Que nos dice la “popo” de nuestra salud?





Todas las personas en este planeta, nos vemos en la necesidad de vaciar nuestro intestino de vez en cuando, ya sea una o más veces al día. No nos dejarás mentir, hacer popó es necesario.

Habrá quienes lo nieguen rotundamente, pero en general, todos, tanto hombres como mujeres, echamos un vistazo al retrete para ver como salió el asunto y aunque esto suene un poquitín asqueroso, hacerlo es importante. Y ya que hablamos de mirar, échale un ojo los siguientes datos, mismos que te orientarán, basándote en tus desechos, a determinar cómo andas de salud. Es algo así como la lectura del café o la de la mano, quien dice saber estas artes, nos puede decir mucho de la situación de una persona.

Una que se hunde y otra que flota

Hay popó que se hunde en el inodoro y otra que flota. Si la tuya es de las que se hunde, significa que no estás consumiendo suficiente fibra.

Otra situación que puede ocasionar que tu popó se hunda, puede ser porque no se bebe la cantidad de agua necesaria. Si tu popó no flota, entonces ya sabes qué cosas necesitas hacer para cambiar tu alimentación.

Flota y se resiste a irse por el retrete

Si tu popó, sin ser demasiado dura o blanda, flota en el inodoro y se resiste a irse una vez que le jalas, puedes estar sufriendo de un exceso de gas en tus intestinos, lo que puede darse por una dieta llena de comida flatulenta o una enfermedad que libere gases en tu intestino. Otra causa podría darse, debido al aumento en la cantidad de grasas presentes en las deposiciones.

Color amarillo

Una popó de color amarillo es señal de que la comida pasó muy rápido por el estómago e intestinos. Este color en las deposiciones suele darse en las personas que sufren de algún tipo de reflujo.

Otras cosas que pueden hacer que tu popó sea amarilla, son problemas de vesícula o hígado, ya que la bilis es la que le da ese color café clásico de las deposiciones. Si hay menos bilis, ese café se convierte en amarillo.

Pedazos de comida en las deposiciones

Más de una vez observaste tu popó y encontraste trozos pequeños de cosas que comiste. Eso se debe a que no las digeriste adecuadamente, ya que tu cuerpo no tenía las enzimas necesarias.

Si nunca te ha pasado o, te está ocurriendo con mayor frecuencia, acude al médico, ya que podrías estar teniendo un problema.

Cara pálida

Si tu popó adquirió un tono demasiado pálido y muy alejado del marrón normal, puede deberse una disminución en la cantidad de bilis que hay en tu cuerpo, ya que ésta le da ese tono café a las deposiciones.

Otra causa puede ir por el consumo de antiácidos y otras medicaciones. Si además de ser pálida, tu popó flota y tiene mal olor, la causa estaría en la presencia de grasas no digeridas.

Cara roja

Si después de defecar, miras el inodoro y ves tu popó roja o con sangre, no es razón para sobre alarmarse. Ciertos antibióticos como la Amoxicilina, pueden hacer que tu popó se vea roja.

La sangre puede venir de un sangrado menor en diferentes zonas del tracto digestivo y si el rojo es brillante, la causa puede ser el haber comido algo con colorantes fuertes de ese color.

¿Cuál es la forma perfecta?

Una popó perfecta, es aquella que tiene una forma de “S” y no se rompe en pedazos al salir de tu cuerpo. Eso se debe a que consumes suficiente fibra, lo que le da un pegamento que la mantiene junta. Popó demasiado delgada o que sale en varios pedazos pequeños, puede ser señal de problemas. Consulta a tu médico.

Con muy mal olor

El olor a popó no suele ser agradable, pero hay algunas deposiciones con un aroma muy fuerte y desagradable. Esto puede deberse a la presencia de una infección estomacal o intestinal.

Otras posibles causas, es la intolerancia al gluten (celiaquismo), enfermedad de Crohn o colitis ulcerante.

150 gramos de popó al día

La cantidad de veces que vamos al baño puede variar. Puedes ir una vez al día o varias, eso depende de tu dieta. Lo que no cambia, es la cantidad normal de deposiciones. Las personas, hacen 150 gramos de caca al día en promedio, lo que corresponde a casi 55 kilos al año.

Asqueroso pero interesante… ¿NO? Ahora que sabes estas cosas, ya puedes interpretar más cosas sobre tu salud, monitorearla y solucionar rápidamente algún tipo de complicaciones.
0
0
0
0No comments yet