Canales populares

Raro caso del niño árabe de 3 años que aprendió inglés solo

El protagonista de nuestra historia de hoy es un niño de apenas 3 años de edad, nacido en Israel y que se ha hecho famoso por una cosa que, a falta de más datos y pruebas que demuestren lo contrario, es casi un milagro. De un día para otro y sin haber mostrado ningún tipo de antecedente al respecto (con tan solo tres años, pocos antecedentes puedes tener), empezó a hacer algo que, a otras personas, les costaría años de estudio.

Su familia es drusa árabe parlante, pero él, de la nada, empezó a hablar en inglés fluido con acento británico… casi nada. Así como estáis leyendo. Según sus padres (que no hablan más que su idioma natal), el niño no recibió ningún tipo de clase al respecto. Un día su lengua se empezó a mover y a pronunciar algo que, para ellos, era incompresible.



En Israel este caso ha causado una gran sensación y, en muy poco tiempo, el niño se convirtió en poco menos que una estrella nacional, acaparando todos los noticieros, tanto nacionales como internacionales.

Desde un punto de vista científico, la verdad es que este caso despierta bastantes dudas. Es fácil pensar que, de forma obvia y notoria, no se trate más que de un montaje relativamente bien hecho.



El niño solo balbucea ligeramente algunas palabras en inglés y es verdad que el acento es muy británico, pero es imposible saber cómo han conseguido, sus padres, que el niño reproduzca estas palabras exactas para luego grabarlo y hacer todo este montaje (en caso de que este lo sea, claro está).

Para empezar, el niño ya tiene un nombre de lo más particular: O’Neal Mahmud y sí, sus padres se lo pusieron en honor al famoso jugador de la NBA (qué cosas). Según relataban sus padres, el niño no había dicho ni ‘mu’ hasta los dos años de edad.



Al principio, solo emitía sonidos guturales completamente incompresibles. Pero, poco a poco, en sus palabras se fueron escuchando, de forma cada vez más clara, palabras en un inglés con un claro acento británico.

La familia es natural de Majdal Shams, en los Altos del Golán, una zona que le fue arrebatada a los sirios hace ya más de media década. “No entiendo todo lo que dice, y a veces le contesto: ‘yes, okey’ (sí, vale) sin comprenderle”, explicaba el abuelo de la criatura.



Según puede verse en el vídeo que os dejamos a continuación, el niño es capaz de identificar, de forma bastante exacta, algunos objetos tales como un ‘rectángulo’ o una ‘motocicleta’ cuando se los señalan en una cartulina.

Al principio, los padres no entendían por qué su hijo no emitía ni una sola palabra, por lo que acudieron a una enfermera. Después de que el pequeño manifestase ‘sus dotes’, estos volvieron al centro médico, pero esta vez para buscar una explicación a su ‘extraña conducta’.

Este fenómeno, en muchas culturas, se relaciona de forma directa con algo ‘milagroso’, obra de una fuerza superior que, de un momento a otro, dota a un ser con la capacidad de aprender un lenguaje de la noche a la mañana. A este fenómeno se le conoce como xenoglosia.

Desde un punto de vista más científico, podría tratarse de un problema neurológico en el cual la persona, después de pasar por algún tipo de trauma o accidente, recuerda un idioma que habían aprendido con anterioridad.



Pero es que O’Neal es un niño de tan solo 3 años de edad que nunca había estado expuesto al inglés y que, de hecho, no sabe ni hablar su propio idioma natal. Por tanto, las sospechas al respecto son muy amplias y no seremos nosotrxs lxs que sacaremos conclusiones sin más datos al respecto.

+12
25
0
25Comentarios