Check the new version here

Popular channels

referendum. mi postura y recordatorio

¿De qué hablamos cuándo hablamos de referendum?




Bueno Camaradas, los lunes todo es una mierda, así que vamos directo al grano:

En Argentina hay unos ñatos que hablan en inglés y desayunan chorizo con porotos y huevo frito. Hasta ahí ningún problema, no me voy a meter en las preferencias lingüísticas y gastronómicas de nadie.
Resulta que estos muchachos, los “Kelpers”, padecen el viejo y conocido “Síndrome del Porteño”, es decir, viven en territorio Americano pero sueñan con ser Europeos. A mi realmente no me molesta. Si Miguel del Sel cree que puede ser Gobernador de una Provincia, estos pibes tienen todo el derecho a pensar que pueden ser ingleses, rusos, uruguayos o lo que quieran.
El tema es que en esta cruzada quijotesca para resolver su crisis de identidad, en lugar de hacer terapia los Kelpers decidieron hacer un “Referendum” en cual someterán su nacionalidad al voto popular. ¿Algún problema con eso? La verdad que no, por mí, que voten lo quieran.
El problema es que estos pibes, los Kelpers, exigen que nosotros, los Argentinos, “respetemos” su decisión y no alteremos la “autodeterminación de los pueblos”.
¿Alguien está en contra de la “autodeterminación de los pueblos? ¡Claro que no!, al contrario, a mi me encanta. Si hasta tengo un póster en mi cuarto que dice “Aguante la Autodeterminación de los pueblos”. El problema, amigos, es que estos gurises quieren autodeterminarse ingleses en territorio argentino y como hicieron un referendum, pretenden que nosotros “los respetemos”.
¿Se entiende hasta acá? Imaginate que mañana De la Sota se levanta cruzado y dice que va a luchar por la “autodeterminación” de los cordobeses. Y los cordobeses, como quién no quiere la cosa, votan que son italianos. Qué se yo...sería raro.

Ahora, lo que a mí realmente me revuelve el estómago es que estos muchachos, los Kelpers, tejieron en nuestro país una red de alianzas surrealista. ¿Surrealista? Sí Ricardito, surrealista. Los mismos que se quejan de la “inmigración descontrolada” y que exigen que se vuelvan a su país los Bolivianos, Paraguayos y Peruanos, también exigen que se respete a los inmigrantes Kelpers y que se los reconozca como Ingleses en suelo argentino. Es polémico, no me digas que no. Si un Paraguayo se atiende en un hospital público es una barbaridad porque “está usando nuestros recursos”. Ahora, si un británico explota los pozos petroleros que hay en las Malvinas, ningún problema. Un bisturí vale más que un barril de petróleo para estos muchachos. Y un inglés vale más que un Boliviano, obvio.

No se, a mi todo este tema del referéndum me hace mucho ruido. ¿Te acordás cuando Daniel Vila salió a decir era el nuevo Presidente de la AFA porque lo habían votado tres amigos suyos? Bueno, esto sería algo así pero llevado al plano diplomático.

Entonces:
¿Algún problema con que los kelpers se sientan ingleses? ninguno.
¿Algún problema con que los kelpers quieran seguir viviendo en las Malvinas? Tampoco, no pretendemos echar a nadie.
¿Algún problema con que los kelpers hagan referendums y voten lo que quieran? Tampoco, aguante la Democracia, ¡Viva la Democracia! qué linda que es, urnas y votos para todos. Qué belleza.

Ahora, si piensan que porque son ingleses, viven en Malvinas y arman elecciones nosotros vamos a decirles “tenés razón macho, las Malvinas son inglesas, mala mía” se equivocan. Encontrarán algunos cómplices argentinos con capacidades patrióticas diferentes, pero no mucho más que eso.

Así que, en resumen, lo que quería hacer era recordarle a los kelpers dos cosas que no se discuten:
1-Las Malvinas son Argentinas.
2-Pelé debutó con un pibe.




PATRIA O SUERTE
VENCEREMOS.
0
0
0
0
0No comments yet