Check the new version here

Popular channels

Roca: Un homenaje que sí rindieron Illia y Perón



El 19 de octubre de 1964, un gran presidente radical que fue Arturo H. Illia, presidía frente al monumento a Julio Argentino Roca en la Diagonal Sur, el acto en su homenaje con motivo del cincuentenario de su muerte.

Diecisiete años antes de esa fecha, el Presidente que fue el político más destacado en la Argentina del siglo XX, Juan Domingo Perón, ponía el nombre de Roca al Ferrocarril del Sur, que había nacionalizado.

Para el Radicalismo, Roca era la figura más característica del "régimen" que Yrigoyen había cuestionado sin concesiones exigiendo el voto universal, secreto y obligatorio. En el caso del Peronismo, se trataba de una figura que representaba la Argentina conservadora que se estaba cambiando para permitir el pleno protagonismo y participación popular.

En alguna medida, los tres líderes políticos que dieron origen a las tres fuerzas que han gobernado la Argentina desde la Organización Nacional, - conservadores, radicales y peronistas,- cumplieron roles políticos sucesivos y complementarios. Roca, consolidó el poder nacional, ocupó plenamente el territorio y estableció el sistema educativo con la sanción de la ley 1420. Yrigoyen significó la llegada de las clases medias al poder y la democratización de la política. Perón, la concesión de los derechos sociales y la incorporación de los sectores populares a través del protagonismo de los sindicatos.

Por esta razón, historiadores del "campo popular", como Abelardo Ramos y Arturo Jaurechte lo consideraban una versión "atenuada o imperfecta" de la "línea nacional".

Pero sobre Roca, en los últimos años se ha tendido un suerte de estigma, que lo sindica como el protagonista más negativo de la historia. Ello es pese a que como estadista, quizás sea el que tuvo una visión de largo plazo más clara y efectiva. Que fue quien mejor concretó en los hechos, las ideas de Alberdi que animaron a la Generación del Ochenta. El único argentino que ejerció el cargo de Presidente dos períodos completos de seis años, con un intermedio de doce, aceptando siempre el límite que impedía la reelección inmediata. Antes de Roca, el territorio ocupado por el estado argentino, era el 40% del actual, o el 25% si incorporamos la Antártida, en cuya segunda Presidencia, Argentina fue el primer país del mundo en tener presencia soberana en el llamado continente blanco.

Roca en su primera Presidencia concentró el poder militar en manos del gobierno nacional y también unificó la moneda. En la segunda, modernizó las Fuerzas Armadas y también ocupó los espacios marítimos. Su doble condición de político y militar le permitió durante sus dos Presidencias, evitar las revoluciones que tuvieron sus dos predecesores (Sarmiento y Avellaneda) y dos sucesores en la primera Presidencia (Juárez Celman y Luis Sáenz Peña) y también quien lo sucedió en la segunda (Quintana).

En política exterior, evitó la guerra con Chile en dos oportunidades, llevó la relación con Brasil al mejor momento en medio siglo y con los EEUU, supo marcar diferencias como fue la doctrina fijada en 1903 contra el cobro de deudas soberanas mediante la fuerza (Doctrina Drago), sin que ello implicara conflictos ni alteración alguna en la relación bilateral entre los dos países.

Separó la Iglesia del Estado, impulsó los ferrocarriles estatales- en su primera presidencia lo eran 7 de los 10 que existían en el país,- promovió la inmigración.

En cuanto a sus "asignaturas pendientes", sancionó en 1902 una ley que estableció el voto universal y voluntario con el sistema de circunscripciones, tomando el modelo británico. Fue un intento reformista frente al cual la dirigencia conservadora sobrereaccionó, derogándolo al poco tiempo del fin de su segunda Presidencia. Dicha ley, fue un intento frustrado de corregir un déficit de su régimen.

Otro fue el "Código del Trabajo", que con más de 600 artículos redactó su ministro del Interior, Joaquín V. González, y que el Congreso no llegó a tratar. En su primera Presidencia, corrigió el desorden el régimen de distribución de la tierra pública, que había ocurrido en los finales del gobierno de Avellaneda.

La acusación de "genocida" por su campaña contra las tribus indígenas que no aceptaban la jurisdicción del estado nacional, no puede juzgarse con los parámetros culturales de hoy. La Argentina mestiza que hoy puebla el interior del país, es una evidencia de la integración social que ha predominado, aunque sea invisible en las calles de la Ciudad de Buenos Aires. Muchos de quienes atacan a Roca por esta campaña, reivindican a Rosas, quien en una campaña casi medio siglo antes, no para ocupar el territorio sino de tipo punitivo, dio muerte a tres veces más indígenas que Roca, sin que ello genere cuestionamiento alguno.

Como cualquier figura pública no fue un hombre perfecto ni carente de errores, como tampoco lo fueron Yrigoyen y Perón, pero el saldo de sus acciones como estadista, no justifican su olvido ni condena. Cabe señalar que el estado nacional, que decidió no conmemorar el Centenario de Roca, lo mismo hizo con el de Roque Sáenz Peña que fue el pasado 9 de agosto de este año.

(*) Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría

Fuente: http://www.clarin.com/politica/Julio_Argentino_Roca-Rosendro_Fraga-Arturo_Illia-Juan_Domingo_Peron-Yrigoyen_0_1232876768.html
0
0
0
0No comments yet