Canales populares
  1. Entretenimiento
  2. »
  3. Taringa!

Se burlaban de ella por sus 120 kilos de peso.

Fíjate en el diseño de su vestido.


Les presentamos a Josie Desgrand, una chica de 17 años oriunda de Hervey Bay, Queensland, Australia. Ya en su último año de la secundaria, Josie tenía la ilusión de ser una de las mejor vestidas de su fiesta de fin de año. Pero había una gran limitante para ella, y esa era su peso: a principios de este año, Josie pesaba 120 kilos. Así que decidió poner en marcha un estricto plan de dietapara lograr su objetivo.



 
 
Y vaya que lo logró: bajó la mitad de su peso total.






Después de una vida siendo víctima de un bullying descarnado por sus kilos de más, Josie decidió que no quería calzarse un vestido de talla grande para el baile de fin de año. Y a medida que se acercaba la fecha del evento, se mostró determinada a adelgazar a un peso acorde a su estatura y salud de manera natural, es decir, haciendo ejercicio y cortando de raíz los azúcares, carbohidratos y comidas procesadas.



 

 
Antes de bajar de peso, comía constantemente pan y fajitas, aparte de servirme porciones gigantes de comida hasta con dos repeticiones.Josie Desgrand a Daily Mail Australia



Después de un año de sacrificios, Josie logró su objetivo. Los 60 kilos que perdió con su dieta la hicieron reducir muchos talles de vestido, y decidió que se iba a comprar el más bonito de todos. Tan decidida estaba, que incluso voló a la ciudad de Brisbane para visitar la tienda Miss Savage, donde encontró un ajustado vestido rojo strapless. Una vez que se lo probó, supo de inmediato que era el indicado: “Me lo puse y me sentí como si valiera un millón de dólares, era como si estuviese en la alfombra roja”, cuenta Josie.




Y en las fotos previas a la gran fiesta, su maravillosa sonrisa lo demuestra:






¡El diseño del vestido le favorece demasiado! 

 En todo caso, si bien el objetivo ya fue cumplido, Josie tomó la determinación de seguir con su alimentación saludable. “He sido muy estricta al respecto. No hay ‘días libres’, y después del baile no me serví postre. Ya no lo veo como una dieta, sino que como un estilo de vida”, comenta orgullosa.Así que si estás desesperado/a por perder esos kilos de más, después de leer este caso está claro que todo, absolutamente todo es posible.


0No hay comentarios