Check the new version here

Popular channels

Se fue de parranda y se despertó con unos Rayban TATUADOS



La insólita historia le ocurrió a un hombre en Swansea, en Gales, quien pasó un fin de semana de fiesta en Blackpool.

Al despertar, notó que tenía algo pintado en la cara pero al principio pensó que se trataba de algún dibujo con marcador.



Enseguida, parado frente al espejo, cayó en la cuenta que las línea formaban unos anteojos y hasta tenían el nombre de una famosa marca del rubro.



Sin embargo, lo peor llegó cuando comenzó a lavarse con insistencia y el dibujo no desaparecía, lo que terminó de confirmar que se trataba de un tatuaje.

"No recordaba haberme hecho el tatuaje porque había salido de festejos y, cuando sucedió, estaba borracho", contó el hombre al Mirror.



"Al volver a casa, obviamente, fui objeto de un montón de miradas, pero como que me acostumbré al tatuaje y decidí no deshacerme de él", añadió.



Sin embargo, tras recibir varias burlas, el individuo cambió de opinión. "No quería avergonzar a mi familia cuando salía conmigo", señaló.



Entonces, concurrió a una clínica del sur de Gales para el procedimiento a pesar del miedo a terminar peor. "Algunos amigos tienen cicatrices en el lugar en el que le removieron tatuajes", admitió el hombre.



Al final se sometió durante dos años a seis tratamientos láser para lograr que las líneas en su cara sean imperceptibles a la vista.

"Los tatuajes se fueron haciendo cada vez más populares en los últimos años, pero investigaciones muestran que uno de cada seis personas los odian y más de la mitad se arrepienten de habérselo puesto", aseguran los dueños de la clínica que atendieron a este señor.


0
0
0
0
0No comments yet