Check the new version here

Popular channels

Se hace el gracioso pero cae en el ridículo

Ricardo Espalter y Raimundo Soto —dos cómicos uruguayos casi inigualables—, llevaban adelante hace años un sketch televisado en el que Espalter le explicaba decenas de veces a Soto la razón de ser de un asunto y recibía invariablemente, luego de múltiples aclaraciones, la respuesta “no entiendo” de parte de Soto, que hacía el papel de ignorante poniendo cara de bobo.



Por Carlos Berro Madero

El programa se llamó primero “Jaujarana” y luego “Telecataplum”.

El verborrágico ministro de economía del gobierno, Axel Kicillof, acaba de designar la secreta y embrionaria gestión de ADEBA (Asociación de Bancos Argentinos) para crear un fondo que permitiera detener el default, como “una joda para Telecataplum”; agregando además despectivamente que con el tiempo se recordaría esta intermediación como algo relativo a la historia de los “buitres nacionales”.

Aún en el supuesto caso de que tuviera razón, ¿no podría haber sido más diplomático y menos agresivo? ¿O es la desesperación por la falta de ideas la que le provoca estas salidas descalificadoras y poco oportunas? ¿O parte del libreto de “furia y llanto” en el que oscila su gobierno denostando buitres y celebrando nietos reaparecidos en el mismo reportaje?

Parecería que al “genio” (Cristina dixit), no le duele en lo más mínimo el daño que nos causa con sus incongruencias e intenta aumentar el diapasón de sus descalificaciones para hacernos sufrir aún más con expresiones de “desolación” frente a lo que juzga una injusticia (que nos quieran cobrar lo que debemos).

Deseamos responderle con su mismo ejemplo: a pesar de no considerarnos ignorantes, nos sentimos francamente identificados con el ya finado Soto. No entendemos las explicaciones “espalterianas” del ministro. Y lo notamos cada día más nervioso, manoteando argumentos de guerra ideológica que no llevan a ninguna parte, frente a una seria crisis producto de la ineficiencia e improvisación del gobierno en el que presta funciones.

Le recordamos al ministro que el “héroe” de una situación cualquiera no debería ser considerado nunca como un valiente cuando no ha sabido ver un peligro, careciendo de estrategias para prevenirlo a tiempo, como decía Nietzsche. ¿No podría haber explorado alternativas, hace dos años y medio cuando se veía venir el final de este malhadado asunto frente a una sentencia adversa?

¿Quién redactó los contratos con sus limitaciones y jurisdicción sino Néstor Kirchner? ¿Quién cerró toda posibilidad de reabrir el canje luego de 2010 sino el kirchnerismo?

¿En la crítica descalificatoria al Presidente de ADEBA Jorge Brito, no subyace el irrefrenable sentimiento de “sacarlo de la cancha” ahora que éste ha demostrado sus preferencias por otro candidato político para el futuro?

Al observar ciertas similitudes con conductas semejantes a su comportamiento “destemplado”, nos preguntamos ¿quién influencia a quién? ¿El “genio” a la “señora”? ¿O viceversa?

En cualquier caso, ¿no será que algunos hechos irracionales y milagrosos que le permitieron acertar esporádicamente al kirchnerismo han halagado demasiado su autoestima haciéndolos sentir que están más allá del bien y del mal y pueden decir y hacer cualquier cosa?

Les dedicamos unas sabias y humorísticas palabras de Nietzsche, aplicables a este evento: “La ventaja de la mala memoria es que se disfruta en varias ocasiones de las mismas cosas como si fuera la primera vez”. En este caso, comportándose casi como colegiales.

¡Pobres Soto y Espalter! Fueron dos uruguayos sencillos, que probablemente jamás imaginaron se verían mezclados algún día en una metáfora de confrontación política tan despectiva.

Finalmente nuestra opinión: estamos convencidos que el gobierno de Cristina Fernández (que es Kirchner), no tiene la menor intención de pagar la deuda en default. No solamente ahora, sino después de enero de 2015.

Su ceguera ideológica, las encuestas que indican la “transpiración nacionalista” de una mayoría de argentinos que le tienen inquina a los Estados Unidos (sin explicación plausible y a pesar de viajar de Shopping a este país todos los años), una vocación irrefrenable del “mundo K” por salir de caza y pesca “aventurera” a probar suerte por carecer de estrategias racionales “académicas” para gobernar y un profundo resentimiento porque el mundo no les reconoce sus excelsas virtudes, parecen abonar nuestra sospecha.

Sería casi un milagro que se lograra el “nihil obstat” de Cristina, Axel y su “troika” de fieles para que prosperara una negociación “privada” a la que se le reconociera luego el crédito en caso de comprárselo hoy a Singer y compañía.

Estamos gobernados por personas muy afectadas psicológicamente, cuyo único disfrute en este mundo parece ser su aspiración a figurar en la historia como parte de la corte de Su Majestad Cristina I, por lo que el futuro pende primordialmente del hilo de los humores diarios de Cristina Fernández, quien ha dado pruebas suficientes todos estos años de su inestabilidad emocional.

Ojala no acertemos con este sombrío pronóstico. Por ahora, es todo lo que se ve, por las razones que hemos apuntado.


Fuente
0No comments yet